Menu
  • 01
  • 02
  • 03
  • 04
  • 05
  • 06
  • 07
logo-circulo-ahumada
Sábados culturales en Benemérita al Día

Sábados culturales en Benemérita a…

SUMARIO SÁBADO 03 de...

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

Miles de personas ...

Los majaderos de Alsasua

Los majaderos de Alsasua

Tras el acto terro...

POR SUS HECHOS LOS CONOCEREIS

POR SUS HECHOS LOS CONOCEREIS

A cada uno por los...

DOMINGOS BENEMÉRITOS

DOMINGOS BENEMÉRITOS

SUMARIO: DOMINGO 13 ...

Prev Next

hospimedicalpatrocinador

Noticias Opinión

UN AÑO DESPUES

  • Escrito por Redacción

TCOL-AREA-SACRISTAN

UN AÑO DESPUES

Articulo de opinión de nuestro colaborador Enrique Area Sacristán, Teniente Coronel de Infantería, Doctor por la Universidad de Salamanca.

El pasado 18 de julio de 2013 daba a conocerse la noticia de mi cese por escribir un artículo apoyado en la Ley de Derechos y Deberes del Militar Profesional y en el artículo 8º de nuestra Constitución. Dicho cese fue, como ha demostrado el tiempo, a día de hoy sigo disponible, un castigo y un aviso a navegantes para que nadie se “atreviera a decir nada”, dadas las circunstancias en las que se produjo.

Pues bien, no solo no habéis conseguido que deje de escribir sobre España y los problemas de mi Patria, sino que aún os tengo que decir unas cuantas cosas basado en un libro de obligada lectura, “Estampa de Capitanes”.

A ti, inmisericorde, educa a tus hombres- aunque sea al final de tú meteórica carrera-, pero no caigas en el error de pretender imponer la disciplina, que esto que has hecho no lo es, por el temor al castigo; la disciplina coercitiva de tiempos ya muy pasados que tiene que ser sustituida hoy por una disciplina moral, una disciplina por consentimiento; a la represión material debe suceder la educación de los sentimientos nobles, que es preciso iniciar desde que ingresamos en los Ejércitos y entramos por la puerta del cuartel, es continuación de la que hemos recibido desde niños y adolescentes en la escuela y el hogar.

Porque mientras los métodos que utilizas son de una ineficacia que debiera de ser ejemplar, ya que quien por miedo cumple sus deberes, si esto que me has indicado lo es, dejará de cumplirlos tan pronto crea contar con la impunidad; la disciplina que es resultado de métodos de educación racionales, presenta a los ojos del subordinado un deber sagrado sometido a reglas inflexibles para todos y no para el capricho de unos pocos. Y esta disciplina, lejos de envilecer al hombre como aquélla que tú utilizas, lo dignifica y lo eleva a sus propios ojos.

¿Qué dices? ¿Que vivo fuera de la realidad? ¿Que esto no es factible?

Porque he vivido en la realidad; porque he tratado de conocer el alma de esa juventud que viene a los ejércitos y que, por la mayoría de los obligados a tratarla, es tan desconocida como la que se acoge a los rigores de los noviciados; porque he visto la inagotable fuente de virtudes de los jóvenes españoles que venían a filas cuando yo era un simple Teniente de Infantería, donde otros sólo han querido ver un impuro charco de cuyas salpicaduras hay que librarse; porque he querido llegar al fondo de esos espíritus ni simples ni insensibles como pretendéis los que no os tomáis la molestia de conocer a vuestros subordinados; el cuartel donde a los ciudadanos que ingresan se les enseña la disciplina militar y el ejercicio de las armas no es otra cosa que una escuela donde los alumnos reciben una enseñanza militar.

Esta idea de que el cuartel es escuela, de que la disciplina es una función de altísimo valor social, es preciso que se lleve al ánimo de todos los que formamos las Fuerzas Armadas, es labor de apostolado que requiere una constancia ejemplar y una inquebrantable fe en el porvenir.

En esta escuela, en la que dudo hayas aprendido algo, que para cada subordinado es el Mando de quien depende, se desarrollan armónica y completamente las energías físicas, intelectuales y morales, teniendo como objetivo su preparación para la guerra, guardando relación estrecha con la finalidad del Estado y sin perder de vista las exigencias actuales de la vida social civil.

Mucho se ha hablado y mucho se ha escrito de educación moral, y si tuviera que definírtela, para que aprendas lo que es, lo hago diciéndote que educación moral es conquistar el corazón de los hombres que tienes bajo tu mando; y a renglón seguido, decirte que es preciso no confundirla con la del afecto a tus subordinados que nunca puede ser objetivo de un jefe de buen seso.

Por todo esto que estoy sobre llevando, doy gracias a mis Capitanes que me hicieron tener fe en la misión de Ejército, del arma y de la propia Unidad; que me formaron apasionadamente en el amor a España teniendo fe en mi mismo que es foco de contagio mental, no lo dudes.

Enrique Area Sacristán, Teniente Coronel de Infantería, Doctor por la Universidad de Salamanca

Comentarios   

Yasmina
+1 #1 Yasmina 26-07-2014 15:51
Todo mi apoyo a don Enrique Area Sacristan!!! vi de cerca las injusticias que cometieron con el!!! Un hombre que solo habla de la unidad de España!!!
Citar

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Benemérita al día

Actualidad

Cultura y Sociedad

Otras Secciones

Boletín de Noticias

SUSCRÍBETE >> Recibe gratis todas las noticias en tu correo
Términos y Condiciones