Menu
  • 01
  • 02
  • 03
  • 04
  • 05
  • 06
  • 07
logo-circulo-ahumada
¡¡Enhorabuena, papá!!

¡¡Enhorabuena, papá!!

Felicidades, te me...

Tentar y tocar

Tentar y tocar

Tu piel, blanca y ...

EL HONOR ES SU DIVISA, NO LA NUESTRA

EL HONOR ES SU DIVISA, NO LA NUEST…

Por su interés rep...

ETA sustituye a ETA

ETA sustituye a ETA

Ante el anuncio tr...

LOS OCHO "VALIENTES" DE ALSASUA

LOS OCHO "VALIENTES" DE …

Llegó el juicio y ...

Prev Next

NUEVOhospimedicalpatrocinador

Noticias Opinión

Incapacidad permanente para Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. Informe Pericial

  • Escrito por Jose Maria Oliva de las Heras

convocatoria guardia civil

En lo que a incapacidad permanente en las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado (en adelante FCSE) se refiere hay mucha tela que cortar desde que el 4 de diciembre de 2015, no hace aún dos años, viera la luz el Real Decreto 107/2015.

Dicha norma, que se encarga de regular la incapacidad psicofísica del personal de la Guardia Civil, Cuerpo Nacional de Policía y Fuerzas Armadas, no ha estado exenta de polémica desde su inicio, ya que en ella muchos han creído estar asistiendo a un desmantelamiento efectivo del Régimen de Clases Pasivas (Real Decreto Legislativo 670/1987, de 30 de abril) y la incursión de las FCSE al Régimen General de la Seguridad Social.

Esta medida, no resultó del agrado de muchas voces autorizadas en el sector, ya que veían ante sí un futuro incierto, donde aquellos guardias civiles, militares, policías... que se viesen incapacitados para desarrollar su profesión verían muy reducidas sus pensiones con respecto a la anterior coyuntura.

Como ya analizan expertos como Javier Ortega, aquellos miembros de las FCSE que cursasen una baja por incapacidad permanente, fallecimiento en acto de servicio o por actos de terrorismo van a percibir una pensión propia del Régimen General de la Seguridad Social más un complemento extraordinario que se equipara a lo que hubiera correspondido por el Régimen de Clases Pasivas del Estado.

INCAPACIDAD PERMANENTE, FCSE Y PERITOS.

Las normas que indican cómo será la pensión que se asigne a un miembro de la policía, la guardia civil o el ejército por incapacidad permanente nos son dadas. Son las que son. Aquí poco podemos aportar. Donde sí podemos trabajar es en el proceso para el reconocimiento de una incapacidad permanente. Aquí es donde entra en juego nuestro papel como peritos, en este caso, actuando como peritos médicos valoradores, disciplina que Peritos Expertia ofrece desde sus comienzos.

Antes de entrar en más detalles, vamos a explicar que existe una tipología dentro de la incapacidad permanente que se establece en función de cuánto y cómo se ha mermado la funcionalidad del paciente con respecto a la tarea que se desempeña. Por lo tanto, en base a esta clasificación tendríamos:

     • Incapacidad Permanente Parcial. El trabajador sufre una disminución de al menos un 33% en su rendimiento normal para la profesión habitual, pero sin impedirle la realización de las tareas fundamentales de la misma.

     • Incapacidad Permanente Total. Inhabilita al trabajador para realizar las labores principales de dicha profesión, pero puede dedicarse a otra distinta.

     • Incapacidad Permanente Absoluta. El paciente/trabajador está incapacitado para el desempeño de cualquier actividad laboral.

     • Gran Invalidez. El paciente precisa de los cuidados de otra persona para los actos esenciales de su vida.

Obviamente, ninguna instancia judicial o administrativa puede decidir por sí sola qué grado de incapacidad tiene un determinado trabajador. Se necesita el criterio de un cuadro médico, un equipo de médicos valoradores del daño corporal. Son estos peritos médicos, los que tienen que evaluar en primer lugar las lesiones o enfermedad y en segundo lugar, el grado de incapacidad que ocasionan.

LA VALORACIÓN MÉDICA Y LA PRESTACIÓN ECONÓMICA.

La diferencia entre un perito médico valorador y un médico al uso, es que el médico va a evaluar al paciente en base a sus afecciones, dictaminar qué le sucede y cuál es el tratamiento más adecuado. El perito, además de todo esto, tiene un conocimiento de la normativa vigente en cuanto a incapacidad; una consideración del trabajo que desempeña el profesional (en este caso lo relativo a FCSE) y sus demandas a nivel físico, psíquico y emocional... Es decir, que el perito médico no va a considerar la lesión o enfermedad de forma aislada sino en balance con la actividad que desempeña el policía, militar, guardia civil... porque a efectos de una incapacidad laboral, no se trata únicamente de saber qué problema de salud tenemos y cómo abordarlo médicamente (eso se da por supuesto) sino de valorar cómo afecta funcionalmente al paciente, esto es, qué le permite y qué le impide hacer y cruzar el dato obtenido con el trabajo que desempeña habitualmente (qué tiene que hacer). De cara a percibir una u otra catalogación de incapacidad (permanente parcial, total, absoluta o gran invalidez) lo más importante es el criterio del perito médico, que es quien va a determinar la funcionalidad del trabajador. Dicho de forma vernácula: el perito médico es el que le dice a la administración con su informe, si puedes trabajar con normalidad, con poca, mucha o ninguna y por lo tanto cuánto te tienen que asignar de pensión. Casi nada.

Cuando el profesional de las FCSE aspira a una pensión por Incapacidad Permanente Parcial (porque ha sufrido una merma en sus capacidades pero aún puede seguir haciendo lo más fundamental de su labor) se tiene que acoger a la normativa propia del Régimen Especial de las Fuerzas Armadas. Pero cuando apunta hacia una incapacidad mayor, en el caso de las Fuerzas Armadas y la Guardia Civil el Ministerio de Defensa es competente para valorar la funcionalidad del trabajador a través de la Junta Médica Pericial.

ASISTENCIA AL PROFESIONAL DE LAS FCSE

Como ha podido comprobarse, el contar con un informe médico que avale con criterios clínicos solventes la situación de disfuncionalidad de un trabajador resulta determinante a la hora de obtener una prestación por incapacidad permanente en el caso de guardias civiles y otras FCSE. Quienes asignan las contraprestaciones no se fían del criterio propio ni de la palabra del trabajador, sino de la opinión del cuadro médico pericial.

En ese sentido, en Peritos Expertia somos muy conscientes de las grandes exigencias que tienen los trabajos relacionados con las FCSE. Por ello, ponemos a disposición de todos nuestros servicios como peritos médicos valoradores que velarán por entregarle el informe médico más fiel a su nivel de funcionalidad con el ánimo de ayudarles al mejor desempeño de su labor o, si fuese necesario, la obtención de la prestación merecida.

Jose Maria Oliva de las Heras

Puede contactar con nosotros a título informativo en:

Peritos Expertia

Tel: 91 112 62 53 | Paseo de la Castellana 95, Planta 16, 28046 Madrid

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

WEBS RECOMENDADAS

logo gc copia22  logo policia logoministeriodefensa logodiaper

grandes batallas

pronunciamimnetos militares2

LOGO BLOG

soy Radio 2018         beneméritaaldía

     OPF Investigation        Logo

logo-graciela e-mas

 

 

 

    EscudoRegulares     logo aispc     thumbnail LogoIPAMadrid

cabecera web 2      LOGO FINAL 1       

Benemérita al día

Actualidad

Cultura y Sociedad

Otras Secciones

Boletín de Noticias

SUSCRÍBETE >> Recibe gratis todas las noticias en tu correo
Términos y Condiciones