hospimedica2

Indignantes condiciones de alojamiento de la Guardia Civil en Barcelona

captura de eduardo garcia serrano

Acueden los guardias civiles desde toda España, muchos de ellos voluntarios, a Cataluña para combatir el bandolerismo separatista, que para eso se fundó la Benemérita: para luchar contra el bandolerismo.

El bandolerismo separatista no es de montura, trabuco y faca, es de acta de diputado, es un bandolerismo gubernamental que ha arriado las banderas de España y las leyes de España. A izarlas y a restaurar el orden y la ley frente a los bandoleros separatistas a ido la GC a Cataluña.

Pues bien, el Gobierno de España, que riega con inagotable financiación a los separatistas que insultan a España, trata a la GC como el avaro de Moliere, alojando a sus agentes en barcos ridículos, tuneados con monigotes cómicos que provocan el cachondeo patibulario de los separatistas, y les da una dieta limosnera de 40 euros diarios para que malvivan en Barcelona, la ciudad más cara de España.

Es una indecencia que el ministro de Interior envíe a la GC a Barcelona a pernoctar en un ferri a la sombra del pato Lucas y de Piolin, con una dieta de 40 euros en el bolsillo y que los estabule con calzador en camarotes de 4 metros cuadrados.

El mismo Gobierno que le ofrece una tarjeta black a los separatistas catalanes trata a la Cuardia Civil como si sus agentes fueran refugiados en el paso de Calé.

Es una vergüenza que el mismo Estado, el mismo Gobierno que derramaba una ayuda social de 2.000 euros al mes en los bolsillos del terrorista de Las Ramblas y le alojaba en una vivienda VPO gratuita, obligue a la GC a acuartelarse y pernoctar a la sombra del pato Lucas y de Piolín, con menos dinero para gastos en el bolsillo del que llevan en las faltriqueras los manteros de la Gran Vía.

Eduardo García Serrano


Imprimir   Correo electrónico

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar