hospimedica2

No es falta de democracia, es delincuencia

1506075882906

No señores políticos, no se trata de democracia, ni de libertad, no se trata de derechos perdidos, hoy se trata simplemente de acatar la legalidad, hoy se trata de delincuencia.

Y no “compañero” Delgado (sin que yo te tenga como tal), no se trata ya de un problema político, nadie está utilizando a la Guardia Civil en Cataluña para solucionar un problema político, porque hoy no lo es, y ya que dices en Twitter que “vosotros” respetáis la profesionalidad de los compañeros que están en Cataluña y “os” solidarizáis con ellos, hacedlo de verdad y dejad de mezclar la política en este caso con la Guardia Civil, ya no son problemas políticos, y por lo tanto “compañero” las soluciones no son políticas, son judiciales, y recuérdale a los “tuyos”, que nuestra misión, la de la Guardia Civil y la de Policía Nacional en estos momentos en Cataluña, como lo es en el resto de España, como lo es para el resto de policías en nuestro país, viene enmarcada en el artículo 104 de nuestra Constitución, la de todos los españoles y que dice que debemos "proteger el libre ejercicio de los derechos y libertades y garantizar la seguridad ciudadana", en eso están nuestros compañeros, y no bajo órdenes políticas, sino de la Justicia, dejad de hacer demagogia barata y política hoy con nuestros compañeros, hay veces que es preferible callar para no parecer estúpidos que hablar y demostrarlo, no lo hagáis cuando están siendo acosados, agredidos, insultados por quienes han decido saltarse las leyes, y cuando están realizando su trabajo bajo el amparo de la Ley. Ante un golpe a la legalidad, la Guardia Civil y Policía Nacional, con la fuerza que les da la Democracia, el Estado de Derecho y bajo el mandato de la Justicia, acabaran con seguridad con una situación de ilegalidad.

Teniendo en cuenta que delincuentes son quienes mantienen una conducta antijurídica e imputable sometida por la ley a una sanción penal. Que delincuente es quien comete una acción tipificada y penada por la ley. Ustedes señores, políticos independentistas catalanes, son delincuentes en el sentido más amplio de la palabra, porque han delinquido.

El Código Penal de España (Art. 10), nuestro código penal, el de todos los españoles, definen los "delitos" como las acciones y omisiones dolosas o imprudentes penadas por la ley, ustedes han delinquido, no les detiene la Guardia Civil o la Policía Nacional por sus ideas, sino por sus actos contrarios a la ley, ustedes no son presos políticos, son delincuentes.

Dejen de mentir, no es la Guardia Civil o la Policía Nacional quienes están vulnerando sus derechos, los derechos de los catalanes, son ustedes, quienes han decidido acabar, delinquiendo, con los derechos y las libertades de millones de catalanes, son ustedes los únicos responsables de sus actos delictivos, como lo son quienes les apoyan y les secundan, quienes siguiendo sus directrices deciden vulnerar a su vez la ley.

No es la Guardia Civil, ni la Policía Nacional quienes están acabando con la democracia en Cataluña, son ustedes quienes saltándose la ley, quienes vulnerando los derechos de quienes no piensan como ustedes, están contra el estado de derecho, porque la Democracia y el Estado de Derecho, señores políticos, se basan sobre todo en el respeto a las leyes y a las instituciones democráticas.

Ustedes no buscan democracia y libertades, ustedes inmersos ya en sus propias paranoias, en sus propios delirios y mentiras independentistas, lo único que buscan es la impunidad a sus delitos, porque saben que ninguna Constitución europea reconoce el derecho a desgajarse de ningún territorio y para ello lanzan a las turbas radicales a intimidar y coaccionar no solo a quienes tienen que defender la legalidad de nuestro Estado de Derecho, también a la propia Justicia, que es la que ha determinado que ustedes han delinquido.

No son los guardias civiles ni los policías nacionales quienes se saltan la ley, ninguna ley, no son los guardias civiles ni los policías nacionales quienes se ponen al lado de los delincuentes, no pertenecen ni actúan bajo las directrices de ningún partido político, actúan bajo las órdenes de la Justicia, en sus competencias de policía judicial, no son los guardias civiles ni los policías nacionales fuerzas de ocupación, porque están realizando su trabajo en España, no han entrado en ningún estado extranjero, siguen ejerciendo sus funciones en nuestro país, en Cataluña.

Ustedes podrán engañar a todos poco tiempo, podrán engañar a algunos todo el tiempo, pero no podrán engañar a todos todo el tiempo, ustedes hoy insultan, agreden, acosan e incitan a hacerlo hasta a los menores en sus escuelas, únicamente para librarse de la justicia, posiblemente de estar en cualquier otro país democrático, de la cárcel, dejen de engañar a los catalanes, porque no son tontos y seguro que no entienden los apoyos de terroristas a sus reivindicaciones, tampoco que homenajeen y se fotografíen ustedes con ellos a pocos días de sendos atentados en Barcelona y Cambrils y que lo hagan además con representantes de la banda terrorista que acabó con la vida de decenas de ciudadanos catalanes en la propia Cataluña, que poca memoria y que piel tan dura para algunas cosas y tan fina para otras.

Tampoco entienden la llamada, desde los partidos políticos que forman parte del Parlamento catalán y cuyos dirigentes hoy están delinquiendo, a los cachorros de ETA para que tomen de forma violenta las calles catalanas mientras ustedes se dedican a delinquir el próximo 1 de octubre, el llamar a los violentos, demuestra que ustedes no son pacíficos, porque fomentan la violencia, además de haber traido la discordia a la sociedad catalana, y no son pacifistas o gente de paz, como alguno se define, porque no se oponen a la violencia, la incitan, la utilizan. Ustedes son violentos. De hecho un terrorista de Terra Lliure junto al diputado Joan Tardá lideraron el acoso de la CUP en las protestas contra la Guardia Civil el pasado miércoles en la Consejeria de Hacienda en Barcelona.

No son los guardias civiles ni los policías nacionales, quienes han ejercido hasta ahora la violencia en Cataluña, han sido las victimas, tampocon son quienes han perdido la dignidad y el orgullo que supone ser y sentirse policías, otros no pueden decir lo mismo, estoy seguro, sin embargo, que la mayoría de los mossos tampoco, nadie debería olvidar, que todos, guardias, policías y mossos juramos o prometimos defender la Constitución Española y, que a nadie se le olvide tampoco, que todos tenemos las mismas misiones y metas, la misma dignidad, y ya no solo el hecho de haber jurado proteger el libre ejercicio de los derechos y libertades y garantizar la seguridad ciudadana, también lo que significa dedicar la vida al servicio de los demás, jugarse la vida si es necesario por salvar la de alguien a quien no conoces, la de aplicar con contundencia cuando sea necesario, pero sin excederte la ley.

Solo ustedes, con una actitud irresponsable, obligando a los mossos a que falten a los juramentos y promesas prestadas, obligando a buenos policías a dejar de ejercer sus funciones, a permitir y no castigar a aquellos que se unen y jalean a los violentos para que ejerzan la violencia contra los compañeros, harán que miles de mossos d’esquadra pierdan la dignidad que supone ser policía, esa cualidad del policía que se hace valer como primero como persona, que se comporta con responsabilidad, con seriedad y con respeto a las leyes, con respeto y responsabilidad hacia sí mismo y hacia los demás, que no permite que se humille y degrade a nadie, pero que tampoco permite que lo humillen, ni lo degraden, solo ustedes incitando en ocasiones, ordenando en otras a que los policías catalanes vulneren la ley, están degradando y humillando a los policías catalanes, solo ustedes harán que los mossos pierdan además el principio de autoridad, solo ustedes, mandos políticos y mandos policiales de Mossos d’Esquadra, instalados en la ilegalidad, intentando politizar la labor policial, serán responsables de convertir a lo que hasta ahora era una policía ejemplar y cercana, en una policía lejana al sentir de las personas de bien, dictatorial, sospechosa de saltarse las leyes para beneficiar a sus amos, una policía de partido de la que no fiarse.

No mientan al asegurar que los Mossos han sido intervenidos porque no es cierto tampoco, porque lo unico que hace la Fiscalía es instar al Ministerio de Interior a que cumpla la ley, ante la actitud de los Mossos a causa de sus órdenes ilegales, y que aplique la Ley Orgánica 2/1986, de 13 de marzo, de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, que en su artículo 1, dice que "La seguridad pública es competencia exclusiva del Estado. Su mantenimiento corresponde al Gobierno de la Nación, y en el articulo 46, mantiene que "Cuando concurran, simultáneamente, miembros o Unidades de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y de la Policía de la Comunidad Autónoma, serán los mandos de los primeros los que asuman la dirección de la operación".

Los Mossos siguen manteniendo sus competencias, no engañen más a la sociedad, porque esta medida es unicamente para que ustedes dejen de delinquir y hasta que ustedes lo hagan.

Antonio Mancera Cárdenas


Imprimir   Correo electrónico

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Comentarios   

0 #1 Nicolas Forero Bonil 26-09-2017 10:14
Esto es algo que nadie con un mínimo de moralidad hubiera permitido, pero ha sido consentido por el gobierno, por los altos mandos, por el ministro del interior y sobre todo y desde siempre por Rajoy y su Majestad el Rey. Si tan solo uno de ellos hubiera pensado en lo que hace este glorioso Cuerpo, esto nunca hubiera sucedido, nunca se habría permitido la posibilidad de que unos desalmados, inmortales y apatridas acorralaran a unos hombres de Ley que estaban cumpliendo, como siempre, las órdenes recibidas por un juez. Y no se hubieran permitido el lujo, unos policías autónomos y al mando de un trapero dejar tirados a estas personas que deberían adorar como compsñeros y como autoridad muy superior en conocimientos y honor que ellos han demostrado.
Citar | Reportar al moderador