Menu
  • 01
  • 02
  • 03
  • 04
  • 05
  • 06
  • 07
logo-circulo-ahumada

NUEVOhospimedicalpatrocinador

Noticias Opinión

Cataluña, 83 años después

  • Escrito por Redacción

IMG 20170904 WA0014

El 7 de octubre de 1934, hará  83 años, que el Diario Oficial del Ministerio de la Guerra publicaba un decreto firmado por el Presidente del Consejo de Ministros, Alejandro Lerroux, y por el presidente de la República Española, Niceto Alcalá Zamora, declarando el estado de Guerra.

El decreto se promulgó en respuesta a la insensata locura del presidente de la Generalidad, Lluís Companys, quien con olvido de todos los deberes que le imponía su cargo, proclamó el Estat Catalá el día 6 de octubre de 1934.

Ante esta situación, el Gobierno de la República acordó proclamar el estado de guerra en todo el territorio de la República Española. En el parte oficial se aclara que con esta declaración, el Gobierno "da por agotados todos los medios que la ley pone en sus manos, sin humillación ni quebranto de la autoridad. Declarado el estado de guerra, aplicará sin debilidad ni crueldad, pero enérgicamente, la ley marcial". Añade que "en las horas de paz no ha escatimado en transigencia"

Lerroux escribe que el resto de las regiones españolas están al lado del Gobierno para restablecer con el imperio de la Constitución, del Estatuto y de todas las leyes de la República, la unidad moral y política de España.

El presidente de la Generalidad fue detenido, juzgado en Madrid por rebelión contra la República y condenado a 30 años de prisión. El Estatuto de Autonomía de Cataluña de 1932 quedó suspendido, se detuvo al Presidente de la Generalitart y se asumió el control y se desarmó a los Mossos.

Hoy, 83 años después, la insensata locura del presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, emulando a Companys, vuelve a olvidar todos los deberes que le impone su cargo e intenta mediante un referendum ilegal, proclamar una República Catalana.

Hace 83 años el Gobierno de la República, el Gobierno de España, acordó, tras agotar todos los medios que la ley ponía en sus manos para impedir un acto ilegal perpetrado desde la Generalitat aplicar sin humillación, sin debilidad y sin crueldad, pero energicamente, la ley para impedir un acto de rebeldía perpetrado contra el Estado español, en 1934, fue la ley marcial.

Hoy aún estamos a la espera, de que el Gobierno de España, actúe y aplique sin humillación, sin debilidad y sin crueldad, pero energicamente la ley, en este caso el articulo 155 de nuestra Constitución, que detenga a quienes están delinquiendo y asuma el control de la Consejería de Interior de la Generalitat y de los Mossos d'Esquadra.

Nada es diferente entre lo ocurrido en 1934 y lo que está sucediendo hoy en 2017 en Cataluña, tan solo la voluntad del gobierno español de 1934 en hacer cumplir las leyes, tan solo vemos la supuesta carencia del gobierno español de 2017 de un liderazgo fuerte y aglutinador para mantener la unidad moral y política de España, que hoy, más que nunca, sufre de un buenismo político, de un exceso de descentralización que descompone el Estado.

Hoy volvemos a estar en 1934, con la unica diferencia en que al parecer hoy el Gobierno español no tiene tan claro, como en 1934, la aplicación de las leyes.

Antonio Mancera Cárdenas

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

WEBS RECOMENDADAS

Benemérita al día

Actualidad

Cultura y Sociedad

Otras Secciones

Boletín de Noticias

SUSCRÍBETE >> Recibe gratis todas las noticias en tu correo
Términos y Condiciones