Menu
  • 01
  • 02
  • 03
  • 04
  • 05
  • 06
  • 07
logo-circulo-ahumada

NUEVOhospimedicalpatrocinador

Noticias Opinión

Uxue Barkos: preclara integrante de “la casta”. Y por sentencia judicial

  • Escrito por Redacción

img 11891

Al igual que tantos otros eventos judiciales o políticos de gran calado, la resolución judicial por la que el Tribunal de Cuentas absolvía a Uxue Barkos, en el chusco tema de las dietas, recayó en verano. Un clásico en este país. Y, para más inri, cuando los sanfermines quemaban sus últimos cartuchos; el día 13.

Podríamos pensar en una operativa “solidaridad de género” de las protagonistas del evento; jueza y política. También en una afinidad ideológica entre ambas. Pero, líbrenos Dios de caer en tamañas disquisiciones que a nada conducen. Incluso es posible otra tercera interpretación, un poquitín conspiranoica, no en vano -¡casualidad!- la sentencia se emite y publica en un momento “dulce” de las relaciones entre PP y PNV. Así, también en pleno verano, van conociéndose más desgloses, y otros “detallitos” muy jugosos, del acuerdo entre ambas formaciones para el apoyo a los presupuestos de 2017. De hecho fue el pasado 19 de julio cuando la Comisión Mixta del Concierto Económico firmó tan estratégica Ley Quinquenal 2017-2021 y la modificación de más de una veintena de artículos de la Ley de Concierto Económico.

Casualidades de la vida… y en verano. ¿Casualidades?

Podríamos retorcer un poquito, la perspectiva, y afirmar que el Gobierno de Rajoy estaría vendiendo Navarra, pero apoyándonos en casualidades (¿causalidades?) no es posible realizar una crítica política decisiva; si bien la intuición política, que también existe, es una forma de conocimiento muy veraz, aunque no poco despreciada en el masculino mundo de la alta política, por basarse más en el sentido común, que en exclusivistas prácticas consuetudinarias.

Lo cierto es que la absolución recae en pleno verano; es decir, cuando la población, si ya está de vuelta de la política el resto del año, en estas fechas lo está todavía mucho más. De vuelta, aburrida y harta.

La lectura de la sentencia, especialmente de los párrafos que contienen las valoraciones más libres y discutibles de Su Señoría, deja perplejo a cualquier “ciudadano corriente”. Su Señoría, ¿mostraría tamaña sensibilidad, semejante capacidad de discriminación material, tal extensión de escritura… de tratarse de cualquier otro mortal? Todo el embrollo de las extraterrestres dietas percibidas y “acreditadas” por Barkos queda en la libre apreciación de la prueba de Su Señoría, aunque para los legos en la materia, desde el sentido común, no se pueda exclamar menos que… ¡¿será posible?! Plenos indemostrables en lugares amparados por el olor del hogar, firmas de segundos o terceros (no se sabe si autorizadas, o firmadas a posteriori o directamente falsas), teletransportes materialmente imposibles para cualquier mortal, explicaciones burocráticas propias de leguleyos y aprovechateguis de las lagunas y los resquicios más oscuros del sistema…

Si algo tiene el sistema del Derecho Administrativo español -el navarro no es una excepción- es una extensión farragosa ad nauseam y ad infinitum únicamente navegable por juristas expertos en tan rápidas y traicioneras aguas. Accesible, pues, para los ricos, los poderosos… y los políticos que elaboran tamañas selvas inextricables ¿a propósito? Para cualquier otro, alcanzar fortuna en tamaña selva es cuestión de suerte; en algunos casos, incluso dependiendo del humor y del día del Sr. Juez. Para los privilegiados, cuestión de información y acceso a los recursos del sistema.

Me dirán que esta reflexión le resulta un tanto “podemita”: los poderosos y los demás, la casta político-financiero-mediática versus la gente, etc., etc.

Pues, la verdad, ¿cómo verlo de otra manera? Uxue Barkos, ¿es política? Sí. ¿Disfruta de un status que le permite acceder a recursos, privilegios, informaciones y decisiones que no son posibles a los demás ciudadanos? También. ¿Cuenta con el apoyo de los medios de comunicación, y no nos referimos únicamente al Menticias? Por supuesto. Entonces, ¿es casta o no? ¿Es menos casta que Mariano Rajoy, Pedro Sánchez, Pablo Iglesias, Rodrigo Rato o Jordi Pujol?

Y, por si alguien todavía lo dudaba, desde el 13 de julio pasado, Uxue Barkos es definitivamente “casta” por sentencia judicial. Es una de las lecturas de la sentencia y del momento. Tan legítima como otras. Guste o no -evidentemente no- a los chicos/as del PNV, perdón, de Geroa Bai. No en vano, llegaron a decir (el guipuchi Koldo Martínez) que si fueron un poquitín corruptos lo fue por culpa de la derecha cunetera, que había redactado pero que muy mal las normas de tramitación de las dietas… Mucho morro, ¿no?

La propia Uxue, en una entrevista en su medio favorito, el Menticias -¿o acaso ustedes pensaban en otro- publicada el 16 de julio (domingo después de sanfermines), respondió a la pregunta de Ibai Fernández “¿Y por qué decidió Geroa Bai denunciar a Maya y a Barcina ante el Tribunal de Cuentas?»” de una manera un tanto inquietante: “Porque vimos un riesgo de que lo que se condenara fuera el sistema de justificación de las dietas, y que solo me obligaran a devolverlas a mí porque era la única denunciada. Que es en definitiva lo que buscaba la acusación para acabar de hacer ruido y confundir a los ciudadanos. Así que Geroa Bai pidió que, si se va a investigar el sistema, que se investigue a quien lo instauró y lo mantuvo”. Es decir: “la culpa la tienen otros”, más la técnica del ventilador; otro recurso característico de “la casta”. ¿O es una amenaza? ¿O una venganza…? En cualquier caso, nada bonito. Y, por supuesto, jamás de los jamases renunciará a tan pingues beneficios, o privilegios. Porque ella lo vale.

Después de este memorable episodio, también debieran reflexionar al respecto, y que se lo hagan mirar de paso, los/as chicos/as de Podemos y los/as neo-bolcheviques de IU-IE; no en vano, caer en las “trampas” y los “truquillos” de “la casta” se nos antoja “demasiado fácil” y oportunista.

Y, por lo que respecta a los/as de EH Bilbu, todo esto les importa un bledo: si sirve para la “construcción nacional” es apropiado. Y si de rebote recogen algunos votos desencantados, pues dabuten.

La situación es compleja, pues. Y mucho. Pero algo se va aclarando. Uxue Barkos, definitivamente, por si alguien todavía no se lo creía, ya es casta.

Aupa, Barkos: a por el Club Bilderberg.

Sila Félix

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

WEBS RECOMENDADAS

Benemérita al día

Actualidad

Cultura y Sociedad

Otras Secciones

Boletín de Noticias

SUSCRÍBETE >> Recibe gratis todas las noticias en tu correo
Términos y Condiciones