Menu
  • 01
  • 02
  • 03
  • 04
  • 05
  • 06
  • 07
logo-circulo-ahumada
¡¡Enhorabuena, papá!!

¡¡Enhorabuena, papá!!

Felicidades, te me...

Tentar y tocar

Tentar y tocar

Tu piel, blanca y ...

EL HONOR ES SU DIVISA, NO LA NUESTRA

EL HONOR ES SU DIVISA, NO LA NUEST…

Por su interés rep...

ETA sustituye a ETA

ETA sustituye a ETA

Ante el anuncio tr...

LOS OCHO "VALIENTES" DE ALSASUA

LOS OCHO "VALIENTES" DE …

Llegó el juicio y ...

Prev Next

NUEVOhospimedicalpatrocinador

Noticias Opinión

LA VERDAD DE AGAMENON Y EL SILENCIO DEL PORQUERO

  • Escrito por Redacción

58598f1ac5092.r 1482264384811.0 0 1352 696

Juan de Mairena de Antonio Machado, hace una  afirmación que se ha hecho famosa: "La verdad es la verdad dígala Agamenón o su porquero".  Al oír la frase, Agamenón  asiente y dice: "Estoy conforme", mientras que el porquero, que piensa que no es lo mismo contar una verdad siendo un rey o un plebeyo, vestido de turco tradicional que vestido de occidental, declara: "no me convence".

Contrariamente a lo que se mantiene habitualmente con dicha aseveración, la verdad es otra, y lo que viene a demostrar es que se puede disentir, al menos por principios, de la opinión del rey siendo un simple porquero, aunque te cueste la vida, o el cargo.

Hoy encontramos algunos “agamenones” en política, líderes de partidos políticos que se convierten en reyes absolutistas en reinos de pensamiento unico, que no permiten que se cuestione su liderazgo, su poder ni su "verdad" y hay porqueros, políticos, diputados y senadores que siguen sin rechistar las directrices del líder, de su Agamenón particular.

Nuestra historia hoy no es la que narra Juan de Mairena, en nuestra historia, uno de esos porqueros mantiene a sabiendas de la falacia de la verdad un “reyezuelo absolutista”, al que le disgusta que le disputen “su trono”, la acata, guarda silencio, en nuestra historia Agamenón y sus porqueros piensan, actúan y dicen lo mismo, mantienen una misma “verdad”, en nuestra historia podemos afirmar que PODEMOS afirma, valga la “rebuznancia” -y como se lo que he escrito lo entrecomillo para que algún listo no me diga que me he equivocado-, que “nuestra verdad es nuestra verdad la diga Agamenón Pablo Manuel Iglesias y la calle alguno de sus porqueros ”.

Y la verdad, de Agamenón y de uno de sus porqueros es, que en el reino del sátrapa se apoya a las “fuerzas del mal”, que apoyando a los violentos, apoyando a los proetarras, paseando a sus familias por el Congreso, se quiere enmendar a la Justicia y atacar a la Guardia Civil, la verdad es que este último se desmarca de la “verdad” de su líder solo cuando la visita de los familiares de los proetarras que agredieron a dos guardias civiles en Alsasua, se hace viral en las  redes sociales y revoluciona y enfada a los internautas que cargan, sobre todo y principalmente, contra el porquero, la verdad es, que la visita se programó hace tiempo y que el porquero se baja a última hora de la firma de un manifiesto de apoyo a los agresores proetarras, un manifiesto con el que el porquero no dice que no esté de acuerdo, el mismo manifiesta que no firma porque no está de acuerdo al 100%, es decir está de acuerdo en algo, un manifiesto que desde PODEMOS han lanzado a bombo y platillo y nos ha vendido que se iba a firmar por UNANIMIDAD.

No es la primera vez que el porquero carga contra sus antiguos y seguramente sus futuros compañeros, porque amenaza con volver al acabar su aventura política.

Le hemos visto apoyando y esgrimiendo pasquines con foto de condenados en sentencia firme por agresiones, le hemos visto aplaudir cuando en sede parlamentaria la portavoz de EH Bildu menospreciaba y cargaba contra la Guardia Civil, le hemos visto mostrando fotos de inmigrantes criminalizando ahora a los mismos guardias civiles a los que antes defendió siendo portavoz de una de nuestras asociaciones, también es verdad que es cierto que nadie dijo que el porquero de Agamenón tuviese que ser coherente, cuando ni siquiera lo es nuestro actual Agamenón.

La verdad es, que el porquero se desmarca, pero lo hace hoy, no ayer, no cuando Podemos organizó la visita, no cuando Podemos redactó el manifiesto, hoy, cuando todo el mundo ha cargado contra él por lo que su Agamenón ha ordenado un desmarque, un tanto pactado, posiblemente por el revuelo mediático.

La verdad es, que esa gente a la que se le llena la boca para pedir justicia, que nos piden que respetemos las decisiones judiciales cuando le son favorables, ataca a la justicia cuando no le convienen, habría que recordar, a Agamenón y a su porquero, pero sobre todo a este último, que Bódalo es un agresor, violento, condenado en sentencia firme, un delincuente, por mucho que nos pongamos todos en pie en el Congreso con la foto del agresor en alto, pidiendo su libertad, ¡lo que nos gusta el circo mediático y salir en la foto!, recordarle que por mucho que aparezcamos en la escalinata del Congreso pidiendo justicia para los inmigrantes y culpabilizando a los guardias civiles por el caso de El Tarajal, estos ya fueron absueltos en sentencia firme,  aunque ONGs., que manipulan videos e informes, los denuncien nuevamente, y que aplaudir a quien apoya a los etarras y arremete verbal o físicamente contra los guardias civiles es menospreciar y atacar a la Guardia Civil

En estos tres casos, tomó parte nuestro “compañero”, el porquero de Agamenón que apela al uniforme cuando le interesa pedirnos el voto y que después se viste de paisano y olvida quien es, de donde viene, y para que fue, la voz que denunciaba los abusos en la Guardia Civil y que guarda silencio ante los ataques, los insultos y el menosprecio constante de su líder hacia sus compañeros en activo, y la humillación y el menosprecio, también constante, hacia esos otros compañeros, víctimas del terrorismo de ETA, de esa ETA que defiende el líder, que defienden los grupos proetarras a los que aplaude en el Congreso, la misma ETA a la que emularon los terroristas de Alsasua al atacar a dos guardias civiles, organización terrorista para cuyos presos pide Agamenón Pablo Manuel Iglesias su acercamiento al País Vasco, la verdad es que a Agamenón le gusta mezclarse entre los cerdos mientras el porquero a sus pies, se sigue revolcando en los excrementos porcinos de los que atacan a los guardias civiles y apoyan a los terroristas y  guarda silencio llenandose cada vez más de mierda.

En el Juan de Mairena escrito por Antonio Machado se decía que “la verdad es la verdad, la diga Agamenón o su porquero”, y me pregunto si se podrá en ese reino del nuevo Agamenón, viendo el resultado de quien discrepó en algún momento, estar en desacuerdo con Agamenón Pablo al 100% en alguna ocasión, me pregunto si podrán negarse a ponerse al lado del agresor, del violento, del delincuente o del terrorista, si se podrá por lo tanto no estar de acuerdo con el rey aunque seas un porquero y en ello te vaya el cargo o el sillón, nos preguntamos si por una cuestión de principios, los porqueros de Agamenón Pablo pueden decir o pensar otra verdad distinta que la que dice su señor, me pregunto si los porqueros seguirán aguantando la verdad de un rey que apoya y defiende a quienes dejan excrementos porcinos por donde pasan mientras pervierte la verdad y arremete contra el honor de una institución que se ha ganado el respeto y el cariño del pueblo. 

También decía Juan de Mairena con acierto que: "Nada os importe ser inactuales..., huid de los novedosos..., de cada diez novedades que pretenden descubrirnos, nueve son tonterías. La décima y última, que no es una necedad, pero resulta a última hora que tampoco es nueva".

Antonio Mancera Cárdenas

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

WEBS RECOMENDADAS

logo gc copia22  logo policia logoministeriodefensa logodiaper

grandes batallas

pronunciamimnetos militares2

LOGO BLOG

soy Radio 2018         beneméritaaldía

     OPF Investigation        Logo

logo-graciela e-mas

 

 

 

    EscudoRegulares     logo aispc     thumbnail LogoIPAMadrid

cabecera web 2      LOGO FINAL 1       

Benemérita al día

Actualidad

Cultura y Sociedad

Otras Secciones

Boletín de Noticias

SUSCRÍBETE >> Recibe gratis todas las noticias en tu correo
Términos y Condiciones