hospimedica2

La Jerarquía Católica

angel boya

Observo que noche tras noche se proyectan por televisión repulsivas escenas en las que dos descerebrados (probablemente hartos de sufrir hambre), hombre contra hombre o mujer contra mujer, se destrozan físicamente con piernas y brazos, dejando en su cabeza y cuerpo visibles huellas de la brutalidad de sus golpes.

Esto podría pertenecer a la infinita bazofia con que las empresas audiovisuales pretenden embrutecer a los españoles y me callaría resignadamente de no ser porque la cadena que proyecta “ese amor fraternal propio de cristianos” es nada más y nada menos que 13 TV.

Y ¿Qué es 13TV? Pues esto es lo que la Wikipedia dice de ella.

13 TV es una cadena de televisión de TDT en España. La empresa editora afirma que su programación se basa en la difusión de los valores y credo de la Iglesia Católica, y se centra en contenidos para todos los miembros de la familia. Sus principales contenidos pasan por el cine clásico, las teleseries, los programas de producción propia y los de producción ajena religiosa de KW TV, Popular TV y CTV.

Así que tal vez por la influencia del Papa Francisco se hayan ampliado los valores y credo de la Iglesia Católica y se hayan incorporado los brutales ataques físicos o éstos deben ser una producción ajena religiosa.

Esta es una gota más sobre la cobardía de la Jerarquía Católica ignorando la defensa de los valores cristianos.

Otras dejaciones de esta cuadrilla de cobardes.

Son diarias en estos días las agresiones que la Iglesia Católica y sus símbolos reciben de organizaciones que se califican de izquierdas. Sorprendentemente la defensa de los valores cristianos no la ejerce la Jerarquía Católica (obispos y párrocos) sino organizaciones privadas de laicos católicos.

Es notorio que algunas mujeres visten deshonestamente y así van a misa y hasta comulgan ante el silencio culpable de obispos y párrocos que no se atreven a decir que el SEXTO Mandamiento de la Ley de Dios prohíbe cometer actos impuros. Enseñar parte de los pechos lo es, porque éstos son, en la mujer, órganos sexuales. Y todavía es más grave que el mismo comportamiento se observe en las periodistas presentadoras de la Cope. O en los anuncios de bodas que se exponen en las parroquias.

Cierto que es una moda difundida inicialmente por series televisivas, y hoy por cada vez más numerosos medios, pero no es menos cierto que esta moda forma parte de una campaña del Nuevo Orden Mundial para suprimir las referencias de lo que está bien y mal y así poder explotar económicamente con mayor facilidad al ser humano.

Si la Jerarquía Católica ejerciese su magisterio enseñaría que la moda no justifica todo.

La exhibición de algunas partes del cuerpo femenino es por otra parte un acto de violencia contra los varones sanos porque ponen en marcha mecanismos instintivos que pueden llevar a la violencia física.

¿Qué pasaría con estos obispos y párrocos que padecemos si les amenazasen con los leones como a los primeros cristianos? ¿Cuánto tiempo estarían corriendo? ¿Hasta dónde huirían para resguardarse? ¿De qué renegarían?

Durante la Revolución Francesa el arzobispo de Paris monseñor Gobel, después de renegar de todo lo que un obispo puede renegar por complacer a las autoridades civiles, fue guillotinado en 1794.

Hace unos meses me permití informarle a Ilmo. Sr Obispo de Huesca, Don Julián Ruiz en una carta certificada con acuse de recibo de que unas monjas con convento en Almudévar (HUESCA) difundían durante la catequesis verdaderas herejías. A saber: que no existía el infierno y que daba igual rezar a un Dios que a otro. Pues bien, monseñor ni se molestó en contestarme. Probablemente la pastoral y el magisterio no están entre las prioridades de sus múltiples preocupaciones.

Puesto a sacar alguna explicación de este comportamiento, si no se debe a la cobardía, tal vez se deba a que quieren complacer a la masonería cuyas normas y fines encajan en este comportamiento.

Ángel R Boya Balet


Imprimir   Correo electrónico

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar