Menu
  • 01
  • 02
  • 03
  • 04
  • 05
  • 06
  • 07
logo-circulo-ahumada
EL OPORTUNISTA

EL OPORTUNISTA

En cualquier ámbit...

El Director General de la Guardia Civil recibe la máxima distinción de la Asociación Circulo Ahumada

El Director General de la Guardia …

El pasado día 17 d...

CARTA DE UNA MUJER GUARDIA CIVIL AL MINISTRO DEL INTERIOR DEL GOBIERNO DE ESPAÑA

CARTA DE UNA MUJER GUARDIA CIVIL A…

España, 31 de octu...

LA demoledora carta del hijo de Tejero contra los golpistas catalanes

LA demoledora carta del hijo de Te…

Ramón Tejero Diez,...

EL SABIO REFRANERO ESPAÑOL

EL SABIO REFRANERO ESPAÑOL

¿Alguien se ha par...

Prev Next

NUEVOhospimedicalpatrocinador

Noticias Opinión

La falta de colaboración y coordinacion entre los Mossos, Policía Nacional y Guardia Civil

  • Escrito por Redacción

13285680w

¿Ha existido coordinación y colaboración entre cuerpos policiales catalanes y los cuerpos de seguridad del Estado? y ¿Entre las administraciones autonómica y estatal?, evidentemente NO, principalmente por parte de la cúpula de los Mossos, mas preocupados de la indepedencia que de la seguridad y así lo demuestra el seguimiento de los acontecimientos, donde tanto los responsables de interior del gobierno catalán, como los responsables políticos de los Mossos d’Esquadra han ido cambiando sus versiones según se iban sucediendo los hechos, lo que demostraría en principio, una gran incompetencia en la gestión que contrastaría con la eficacia que han demostrado los agentes de Mossos a pie de calle.

De hecho, esta mala gestión y el deseo de aparecer como excelentes gestores de una crisis, que comienza tras el atentado y que la primera salida de tono ya la observamos cuando el propio presidente Puigdemont comparece ante los medios de comunicación y evita citar a España en una primera declaración y que continúa con las diferentes intervenciones del consejero de interior catalán y del responsable de los Mossos d'Esquadra, mas radicalizados y mucho mas cercanos a la causa independentista que van dando informaciones que pocas horas después y según se van desarrollando los hechos tienen que rectificar.

Un ejemplo de esto es la protagonizada por el jefe de los Mossos, el Major Trapero, quien en una primera comparecencia rocambolesca, para enmarcar, intenta dar una versión de los hechos que es tan sorprendente por las formas, como por el fondo, además de confusa en toda la extensión de la misma, donde intenta repasar el relato de unos hechos acaecidos que a medida que se van sucediendo, se va demostrando como todo lo adelantado a los medios no coincide con la realidad de los hechos en sí, acabando el día y tras varias comparecencias, sin saberse a ciencia cierta si se había detenido, o no al terrorista que conducía el vehículo en las Ramblas, si este estaba atrincherado o no, si era uno solo el atacante o eran varios, si en realidad la explosión del chalet de Alcanar fue por acumulación de gases o por elaboración de sustancias estupefacientes y si tenía o no relación con el atentado, quién fue el conductor del coche que quiso saltarse los controles en la Diagonal, y si una vez localizado el vehículo el fallecido que había en su interior lo era por disparos de la policía o por arma blanca, y si el atentado en Cambrils, después que el portavoz de los Mossos declarase que no se esperaban más atentados y donde un agente del cuerpo autonómico abate a los ocupantes de un coche que intentaba repetir en las formas el atropello barcelonés, era el final del drama que había comenzado unas horas antes.

Es el relato de unos hechos que dejan a las autoridades catalanas muy lejos de la eficacia y buena gestión que han querido vender, este relato pormenorizado es el siguiente:

PRIMER DIA.- El miércoles 16 de Agosto se produce una gran explosión en un chalet ocupado en Alcanar, según manifiestan los vecinos “por un gran número de árabes”, explosión que fue escuchada a varios kilómetros de distancia. Dada la virulencia de la explosión y según confirman testigos presenciales, concretamente vecinos del chalet, una patrulla de la Guardia Civil de San Carlos de la Rápita llega al lugar tan sólo dos minutos después de que la primera patrulla de Mossos acceda al lugar.

Mientras los Mossos declararon y así lo filtraron a la prensa, TV3 informaba casi inmediatamente que se trataba de una explosión de gas, recordemos que los Mossos tildaron esa explosión como "accidentental", al parecer por "acumulación de gas", los vecinos certifican que tras la explosión existe en el lugar un fuerte olor, cómo a pólvora.

Por su parte, la patrulla de la Guardia Civil de San Carlos de la Rápita que acudió inmediatamente y a la que no se permitió acceder al lugar de la explosión, se mantiene en la zona, avisa dada la magnitud de la explosión al centro de control, que envía un equipo TEDAX para colaborar en la investigación y conocer las causas de la explosión, este equipo es nuevamente rechazado.

Horas más tarde, la información que desde Mossos llega a los medios es que la explosión pudiera deberse a la manipulación de sustancias para la fabricación y elaboración de sustancias estupefacientes. Todo ello a pesar de que en el chalet aparecieron más de cien bombonas de butano y varias de acetileno.

Desde primera hora los Mossos no consideraron otra hipótesis que no fuese la de una explosión accidental, primero por “acumulación de gas”, aunque después que pudiera deberse a la manipulación de sustancias para elaborar drogas, no permitiendo investigar a Guardia Civil ni pasaron información a Policía Nacional este incidente. Una pauta que se va a seguir utilizando durante toda la investigación en el caso de Policía Nacional que llega incluso a manifestar su malestar por ser apartada de la investigación.

Al llegar la primera patrulla de Mossos al lugar de la explosión, encuentran a una persona herida e inmediatamente es trasladado al hospital, esta persona no fue interrogada en un principio sobre lo ocurrido, ni siquiera detenida.

La presencia de Técnicos en Desactivación de Explosivos de la Guardia Civil en el lugar de la explosión hubiera impedido un desescombro precipitado e imprudente y hubiera evitado una nueva explosión que causó 9 heridos entre bomberos y Mossos, así como la destrucción de pruebas relevantes para la investigación.

SEGUNDO DIA.- Sobre las cinco de la tarde del jueves 17 se produce un atropello masivo en Las Ramblas, cuando una furgoneta irrumpe a gran velocidad en la zona peatonal, donde mueren 13 personas y son heridas cerca de 130, algo que es posible por no existir barreras que impidan el acceso de vehículos a esa zona peatonal a pesar de que un año antes tanto Generalidad catalana como Ayuntamiento de Barcelona recibieron indicaciones del Ministerio de Interior que aconsejaban este tipo de medidas y de que tanto desde Policía Nacional como desde la propia CIA se comunicase de que Las Ramblas eran objetivo principal de los yihadistas junto a la Sagrada Familia. En ese momento tanto desde la dirección de los Mossos como desde el Ayuntamiento de la ciudad condal, se negaron a la instalación de bolardos, maceteros u otros obstáculos, hoy tras los atentados la alcaldesa de Barcelona reitera su negativa a colocar esas barreras en puntos estratégicos de la ciudad o con mucha afluencia de personas porque "coartan nuestra libertad". Habría que investigar ahora, las posibles responsabilidades de las administraciones que decidieron obviar esta advertencia.

Es después del atentado de Barcelona y de las 13 muertes en Las Ramblas, cuando se “descubre” entre los escombros del chalet de Alcanar, restos de triperóxido de triacetona (TATP), La 'madre de Satán', el explosivo favorito de los yihadistas, el explosivo usado por las células del DAESH en otros atentados y cuya fórmula de fabricación difunden en sus páginas web, un explosivo muy volátil y peligroso. Un dato que pudieran haber descubierto los TEDAX de la Guardia Civil y que hubiese puesto inmediatamente a los cuerpos de seguridad en alerta máxima y catalogado a los ocupantes del chalet como supuestos terroristas. Es tras el hallazgo de trazas de un explosivo que suelen usar los yihadistas habitualmente, cuando la cúpula de Mossos relacionan esta explosión con el atentado de Las Ramblas.

Tras el atentado se activa la “Operación Jaula” para cerrar la zona más cercana, así como las principales vías de acceso y de salida de Barcelona con la finalidad de dificultar el movimiento de huída de los terroristas, a las 20.04 una agente de los Mossos d'Esquadra resulta herida al ser embestida por un coche que se salta un control policial en la avenida de la Diagonal de Barcelona, los Mossos disparan contra el vehículo ignorando si el conductor del vehículo está relacionado con el atentado perpetrado esa misma tarde en Las Ramblas. Aunque en un primer momento se informa que el conductor ha sido abatido por los disparos del agente y ha muerto por impacto de bala, el consejero de Interior de la Generalidad catalana informa horas más tarde que el conductor fallecido tras saltarse un control en Sant Just Desvern (Barcelona) “no murió por disparos de los Mossos d'Esquadra, sino por otro motivo que se ignora pero se está investigando tal y como demuestra la autopsia”, lo cierto es que el cadáver del fallecido se encuentra en los asientos traseros del vehículo de su propiedad y muestra signos de apuñalamiento y ninguna herida de bala. El vehículo tampoco presenta impactos. Son diez horas después, a las 3.53 de la madrugada, cuando se llega a la conclusión de que este fallecido no tenía nada que ver con el atentado y que el conductor está huido. Durante la gestión de este incidente, nuevamente niegan información al resto de Fuerzas de Seguridad y estas se enteran a través de medios de comunicación catalanes.

Sobre las 22:46 horas del jueves 17, Joaquim Forn, el consejero de Interior de la Generalitat, asegura que “Se está trabajando con todos los recursos que tenemos para intentar desarticular este grupo que ha atentado”. Aunque es a las 22.58 la Generalitat confirma que se trata de un atentado terrorista y que la investigación apunta a que, el atentado de Barcelona, podría estar relacionado con una explosión ocurrida esta mañana en la localidad de Alcanar.

El portavoz de los Mossos, Trapero, a su vez informa en esa comparecencia que descartan más atentados, y que todos los esfuerzos ahora van dirigidos a localizar a los sospechosos del atentado de Las Ramblas.

TERCER DIA.- A las 2:26 del viernes 18, cinco terroristas tratan nuevamente de atropellar a una multitud en Cambrils, cuatro son abatidos por un mosso, trasciende que este agente había sido militar destinado en La Legión, aunque las autoridades catalanes informan que en realidad habría sido una agente de este cuerpo la que habría abatido a los terroristas y que se le habría dado permiso para preservar su intimidad, un día después se confirma la primera versión y sale a la luz la manipulación desde la cúpula de Mossos. El quinto terrorista sale huyendo y tras degollar a una mujer y herir a varios transeúntes es interceptado y abatido por una pareja de Mossos que se desplazaban en un coche camuflado.

La trama de Ripoll en la ya no se descarta la presencia de una celua yihadista y en la que actuaba como líder un iman un marroquí, Abdelbaqui Es Satti, que había estado internado en la cárcel de Castellón por tráfico de drogas, y que se sabe que había tenido relación con los terroristas del 11-S, va tomando cuerpo. Se desconoce si este personaje se encuentra entre los fallecidos en Alcanar, donde ya se han localizado tres tipos de ADN diferentes.

CUARTO DIA.- EL MISTERIO DEL NIÑO DESAPARECIDO. La familia de un niño australiano, Julian Cadman, de siete años, cuya madre resultó herida en el atentado yihadista, denuncia en redes sociales y medios de comunicación de su país su desaparición.

El día 19 de agosto, los Mossos d'Esquadra afirman haber localizado al menor desaparecido tras el atentado de La Rambla de Barcelona, y que el mismo se encuentra ingresado en un hospital de Barcelona, aunque no dicen el nombre del hospital y manifiestan que se desconoce su estado de salud.

Los portavoces de la policía catalana sostienen que en ningún momento se dio al menor por desaparecido y que, desde el momento del atentado, se conocía su localización. También que se pusieron en contacto con su padre, residente en Australia, y que se encuentra de camino hacia Barcelona.

Medio día más tarde los Mossos vuelven a informar el menor de siete años, Julian Cadman, en realidad falleció en el atentado del día 17 de agosto en Las Ramblas.

Todo el afán de las autoridades catalanas, cúpula política de Mossos incluida, ha sido tratar de hacer creer que la gestión de la crisis de este atentado ha dependido de forma exclusiva del Gobierno autonómico catalán, para lo cual se ha excluido de forma voluntaria de la investigación a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado desde el primer momento, la explosión de Alcanar, y demostrar ante la opinión pública una eficacia muy lejos de la que en realidad, tratando de politizar el atentado y demostrando desde el primer momento un único objetivo en estos momentos de dolor, y así se ha confirmado en cada una de las comparecencias de estas autoridades, la independencia por encima de los 14 fallecidos y cerca de 130 heridos, un ejemplo es la comparecencia del consejero de interior catalán, Forn, de padre español nacido en Cataluña y madre ecuatoriana, cuando distinguía entre fallecidos españoles y catalanes al dar la cifra total de víctimas.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

WEBS RECOMENDADAS

Benemérita al día

Actualidad

Cultura y Sociedad

Otras Secciones

Boletín de Noticias

SUSCRÍBETE >> Recibe gratis todas las noticias en tu correo
Términos y Condiciones