Menu
  • 01
  • 02
  • 03
  • 04
  • 05
  • 06
  • 07
logo-circulo-ahumada
DOMINGOS BENEMÉRITOS

DOMINGOS BENEMÉRITOS

SUMARIO: DOMINGO 26 ...

Sábados culturales en Benemérita al Día

Sábados culturales en Benemérita a…

SUMARIO SÁBADO 25 de...

NUEVE MENTIRAS DEL ANUNCIO DE DESARME DE ETA

NUEVE MENTIRAS DEL ANUNCIO DE DESA…

El propósito de la...

The End

The End

Están acabados des...

Prev Next

NUEVOhospimedicalpatrocinador

Noticias Opinión

EL OLENTZERO NO CUMPLIÓ EN NOCHEBUENA, LA GUARDIA CIVIL CUMPLE SIEMPRE

  • Escrito por Redacción

noche buena en Navarra

Vivimos unas fiestas entrañables, donde afloran los buenos deseos, en los que la buena voluntad te hace pedir paz y felicidad para los tuyos, para tus seres queridos, tus amigos y compañeros, pero también para quienes te tienen por su enemigo, aunque tu no los tengas como tales, a pesar de las fechas, hay quien utiliza estas fechas para inculcar odio y jugar con la ilusión de los más pequeños, hay quien lejos de fomentar la ilusión de los más pequeños, de crear en estas fechas un entorno de felicidad, opta por lo contrario, opta por inculcar el odio en los más pequeños, y lo hace de la forma más ruin, aprovechándose precisamente de la felicidad y de la ilusión de los niños.

Poco antes de Navidad, una “carta” al Olentzero, por parte del entorno abertale, una carta dirigida a ese personaje navarro que a pesar de sus adiciones han elegido para tratar con los niños, comilón, bebedor, sucio y huraño, José Gonzalo Zulaika, Padre Donostia, (Aita Donostia) y no yo, lo califica como “cabezón sin inteligencia" (buruhandia, entendimendu gabea) y "puerco barrigudo" (urde tripaundia), repito que no lo digo yo, que ni siquiera le conozco, yo la ilusión de los niños siempre la pues en manos de personajes mas coherentes y nobles, los Reyes Magos, incluso acepto Papá Noel porque se que es bueno, bonachón mas bien, no conozco al "cabezón barrigudo" ny no quisiera que mis hijos se relacionasen con él, ni siquiera por carta, no con un personaje que bebe en demasía, que vive aislado de la sociedad, como muchos de los que hoy incitan al odio, aislado de la cordura, de la sociedad y de la convivencia pacífica, y que cada invierno baja de las montañas a los pueblos y desde no hace tanto trae los regalos a los niños navarros y vascos el día 24 por la noche, en sustitución de Papá Noel, quizás porque el Olentzero o quienes han decidido nombrarle repartidor oficial de regalos, teman lo que viene de fuera, tema injerencias externas que hagan ver a esos niños que hay otra vida, otra sociedad, incluso en el País Vasco y Navarra, donde se trasmite amor frente a odio, un mundo donde los intolerantes son minoría, donde existe seguridad y se celebra una Navidad entrañable con buenos deseos que destacan sobre los sentimientos de odio y de frustración a que los mayores, incluido el Olentzero quieren avocar a los más pequeños.

Esa “carta”, llena de odio, en la que supuestamente un niño navarro le pide al Olentzero lo que desea que le traiga este año en Nochebuena, dice textualmente:

Un año más los de verde siguen aquí!, controlándonos en las entradas al colegio como si fuesemos sospechosos.

Siguen aquí, haciéndonos pasar miedo en cualquier rotonda o cruze (sic) con sus pinchos, metralletas y caras tapadas a mi familia y a mi mientras vamos a casa”,

Siguen aquí, los que te detienen y multan por decirles que aquí donde vivimos “Lizarra” es Euskal Herria y mi idioma es el “Euskara”,

Siguen aquí, los que se llevaron de madrugada a mi vecino y amigo ensangrentado y con signos de tortura después de haberle revuelto toda su casa,

Siguen aquí, por eso este año te pido que les digas que se vayan a sus pueblos y dejen los nuestros en paz.”

¿Os imagináis a ese “niño”, al despertar el día 25?, ¿Os imaginais la decepción al levantarse?, sobre todo cuando comprobó que los de “verde” siguen en “Lizarra”.

Siguen allí, controlando las entradas de las escuelas para evitar que él y sus compañeros sufran cualquier daño por parte de cualquier pederasta, traficante o delincuente que pueda alterar su infancia, siguen allí para evitar que la intransigencia y el odio se generalicen o que cualquier terrorista decida llevarse por delante a alguno de sus compañeros, como ya ha ocurrido en numerosas ocasiones.

Siguen allí, controlando rotondas, cruces, campos, pueblos y ciudades, para que cuando se dirija con su familia a su casa lo haga con seguridad y tranquilidad, sabiendo que ningún conductor borracho o hasta las cejas de drogas, pueda acabar con su vida o con la de su familia, para que cuando salga a disfrutar de un día de campo sepa que siempre habrá alguien que velará para que pueda volver a casa sin contratiempos.

Siguen allí, para detener y multar a quien decide saltarse la Ley, delincuentes, terroristas o la Constitución, algo que debería haberle pedido al Olentzero, porque aprendería que los de “verde” respetan y protegen además de su vida, su lengua y su región autonómica, pero también protegen la lengua del resto de navarros y vascos y su región, ya que ni la lengua ni el concepto de tierra o de patria es patrimonio exclusivo suyo ni de sus padres.

Siguen allí, para que pueda dormir tranquilo al detener al delincuente, al pederasta, o al terrorista que vivía al lado de su casa, que por cierto, amigos y vecinos es lo que quieren que el niño crea que son.

Siguen en “Lizarra”, porque han sido muchos más los niños que le han pedido a Papá Noel, un ángel que les proteja para que puedan vivir en paz, que les de seguridad para que tengan y vivan con la felicidad en que deben vivir la infancia los niños, como se merecen vivir los mayores, también él, también los niños a los que sus padres llenan de un odio que no entienden y también los padres de esos niños que pretenden aislarlos y excluirlos de una sociedad que evoluciona, han sido más los niños que han pedido a los Reyes Magos “paz a los hombres de buena voluntad”, y Papá Noel sabe que los ángeles de “verde” son los mejores para garantizar esa paz, esa seguridad, esa convivencia y esa felicidad que necesitan y merecen los niños, y lo hacen no solo en Lizarra, lo hacen allí donde están y los Reyes Magos saben que los de “verde” son verdaderos “hombres de buena voluntad”, todo lo contrario a los que solo intentan generar y trasmitir odio e intransigencia.

Y si no os gusta esta explicación, o hay quien no la puede digerir, que los mayores expliquen y que esos niños navarros y vascos que esperabanela noche del 24 algo del Olentzero, les pidan a sus padres que les explique,n porque le han encargado a un “cabezón sin inteligencia" (buruhandia, entendimendu gabea) a un "puerco barrigudo" (urde tripaundia), algo tan importante como su ilusión, cuando existen en la tierra verdaderos ángeles que dan cada día y sin pedirlo, paz, tranquilidad y seguridad en colegios, carreteras, rotondas, cruces, campos, pueblos y ciudades.

Una sugerencia a esos padres que fomentan el odio entre los mas pequeños, para que el año que viene algunos niños no se queden sin sus "regalos", que no se les quite su ilusión y que no se sientan engañados, recordad que los Reyes Magos llevan mas de 2000 años y Papa Noel (Santa Claus o San Nicolás) mas o menos 1500 años, sin faltar y sin fallar a los niños ni una sola Navidad y que los guardias civiles de Navarra y del País Vasco, al contrario que el Olentzero, siempre están ahí, no fallan y no faltan a su deber nunca, aprended a elegir por el bien de vuestros hjos.

Antonio Mancera Cárdenas

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

WEBS RECOMENDADAS

Benemérita al día

Actualidad

Cultura y Sociedad

Otras Secciones

Boletín de Noticias

SUSCRÍBETE >> Recibe gratis todas las noticias en tu correo
Términos y Condiciones