hospimedica2

MI RESPETO A LA GUARDIA CIVIL

Luis-Anguita-volvera-

Quiero hablaros sobre los sentimientos que ha transmitido a lo largo de mi vida la Guardia Civil.

Cuando era niño, siempre me infundió respeto y hasta un cierto temor por sus uniformes, la jerarquía que tenían y aún así, algo había que me hacia admirar este Cuerpo y el sentido del deber y de amor a su profesión que había en ellos.

Con los años, cuando crees que lo sabes todo, y realmente desconoces todo de la vida, consideraba que era un error, incluso un gasto, tener dos cuerpos encargados de la Seguridad del Estado, el Cuerpo Nacional de Policía y el de la Guardia Civil, que lo mejor sería unificarlos.

Tenía la falsa idea sobre modernizar y avanzar en una policía judicial unificada, sin tener en cuenta la eficiencia en su función y lo que significa ser Guardia Civil, sólo me planteaba que lo que había que hacer, era salvar las diferencias entre ellos, y en especial, en que uno era civil y el otro militar, porque sería más operativo unificarlos y hacer una sola policía.

Esa era mi idea cuando aún no conocía de cerca a la Guardia Civil y como desempeñan su labor.

Todo cambió cuando comencé a trabajar en mi profesión y descubrí su entrega, el amor que tienen por formar parte del Cuerpo y el orgullo que sienten en su interior.

No tendrán tantos medios como las demás Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, ya sean estatales, autonómicas e incluso municipales, pero ello no les importa en su trabajo diario, incluso les sirve de aliciente.

He tenido la ocasión de conocer a Guardias Civiles que han estado trabajando cuarenta y ocho horas sin dormir, incluso poniendo en riesgo su vida, cuando están llevando una investigación y su predisposición al hablar con ellos, es de cumplir su misión, de conseguir que la investigación sea un éxito.

Han demostrado en su trabajo diario que su eficacia, es inversamente proporcional a la falta de medios.

Con su labor han contribuido a que en el Estado español, no sólo haya más seguridad, sino a salvaguardar los derechos y libertades de las personas.

A pesar de todo lo que han sufrido en tantos años y de los caídos en el cumplimiento de su deber, su sentido de la responsabilidad, de formar parte de la Guardia Civil, han contribuido a que este país sea más grande, más seguro, más libre y no les ha importado que tantas veces sean incomprendidos y criticados de manera injusta e interesada. Simplemente tienen una función que cumplir y hay que llevarla a cabo.

Donde han desempeñado su función, han dejado huella, la huella del respeto, incluso admiración, porque donde existe un cuartel cerca, las personas del lugar sienten que viven más seguras y más libres.

En mis veintiséis años de ejercicio de mi profesión, he sido consciente de que la Guardia Civil, no sólo es necesaria, sino que es imprescindible, porque sé, que cuando, como tantas veces en mi trabajo, es la Guardia Civil la que lleva una investigación y actúa como Policía Judicial, da igual la diligencia de investigación que se les pida, ellos, no valorarán si tienen medios o no, simplemente la harán, porque saben que ese es su deber.

Autor Luis Anguita Juega

Fiscal y escritor


Imprimir   Correo electrónico

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar