hospimedica2

UN GUARDIA MAS

ZARZA

Me asomo a esta ventana de un cuartel de pueblo en una aldea no perdida y segura de nuestra geografía, una vista única me hace sentir los valores que durante 20 años he vivido, no soy hijo ni sobrino ni parentesco del cuerpo, pero gane la familia mas grande que uno puede desear.

Este cuerpo no entiende de colores pero si de valores, no entiende de idiomas pero si de mensajes, no entiende de gritos y si de ordenes. En un cuartel cualquiera de nuestra geografía duerme un Guardia más, retirado eso si , pero un guardia más.

Mi retiro no fue voluntario, fue como consecuencia del servicio, no es una herida que marca, es mi sello de valores lo que me arrastro a seguir trabajando en otro lado de la orilla, solo, sin mis compañeros de unidad que me respalden, pero con la seguridad que solo se persigue a quién perjudica desde la retaguardia de la vida los principios fundamentales de nuestro sistema de convivencia.

Los detectives somos exploradores solitarios, marcan las posiciones y descubren los hechos para que actúe con firmeza el brazo de la ley que en muchos casos esta encarnado por la GUARDIA CIVIL. Desde mi ventana de la habitación de transeúnte miro con discreción y respeto la convivencia vecinal de las familias que arropadas constituyen la comunidad de este Cuartel humilde que no resulta sobresaliente en su construcción ni destaca en su localización, porque lo bueno esta dentro, camisas colgadas, y ropa al sol secándose de la exposición durante horas en un servicio que por rutinario no resulto en blanco.

Me retiro de mi habitación, saludando al servicio de puertas con una estrechada de manos y deseo de buen servicio, porque yo continuo el mío en solitario como explorador en tierra hostil ya que fui GUARDIA CIVIL pero la vida me condujo a ser DETECTIVE.

Me llamo TONY y el honor es mi principal divisa.


Imprimir   Correo electrónico

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar