Menu
  • 01
  • 02
  • 03
  • 04
  • 05
  • 06
  • 07
logo-circulo-ahumada
Sábados culturales en Benemérita al Día

Sábados culturales en Benemérita a…

SUMARIO SÁBADO 03 de...

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

Miles de personas ...

Los majaderos de Alsasua

Los majaderos de Alsasua

Tras el acto terro...

POR SUS HECHOS LOS CONOCEREIS

POR SUS HECHOS LOS CONOCEREIS

A cada uno por los...

DOMINGOS BENEMÉRITOS

DOMINGOS BENEMÉRITOS

SUMARIO: DOMINGO 13 ...

Prev Next

hospimedicalpatrocinador

Noticias Opinión

ETA SIGUE ACTIVA

  • Escrito por Redacción

eta-sigue-activa-pese-a-la-tregua-233615 470 348 1

La actividad de ETA no cesa, pese a lo que desde algunos sectores de la política, de círculos o medios de comunicación cercanos no solo a ETA, en algunos casos cercanos a partidos y formaciones que se nos presentan como democráticas o moderadas, nos quieren hacer creer.

ETA sigue activa y siguiendo una hoja de ruta que sus dirigentes maquinaron para poder introducir a la banda terrorista, responsable directa de cerca de 1000 asesinados, en la vida política de España y que la misma se perpetuase como agente político y social valido a pesar de su pasado y presente violento y antidemocrático.

Lo que desde los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad, responsables de la lucha antiterrorista y especialistas en el terrorismo de ETA en particular, nos venían manifestando, que ETA no se ha disuelto y sigue activa, ha venido a ser corroborado por la propia Fiscalía.

Según la Fiscalía, lo que la organización asesina y terrorista ETA pretende realmente es perpetuarse como un “agente político” más en el País Vasco, pero manteniendo sus estructuras clandestinas, totalmente operativas, en Francia, para ello y desde que anunciaron el cese de lo que los terroristas vienen llamando “acciones armadas” y que no dejan de ser atentados indiscriminados contra la sociedad española, han remodelado la organización terrorista, en principio dando la impresión de desmantelar su aparato “militar”, el responsable de idear, organizar, planificar y ejecutar los atentados, transformándolo simplemente en una rama “técnico-logística”, encargada del cometido que asumía el aparato militar, además de custodiar y mantener sus depósitos de armas y explosivos operativos.

En esta actividad criminal de ETA, demostrando que la organización terrorista no ha cesado su actividad a pesar de su propio comunicado del cese de la violencia, destacan las últimas operaciones policiales contra la nueva estructura “técnico-logística” creada por ETA en julio de 2014, la “operación Pardines” desarrollada en Saint Étienne de Baïgorry en Francia, donde se detuvieron a dos de sus dirigentes en septiembre de 2015 y otra desarrollada en mayo de 2015, donde se detuvo entre otros, a un miembro de ETA encargado de la preparación y traslado del material que se incauto en la misma, entre otras cosas 25 armas cortas y 750 cartuchos.

Esos cambios en el “aparato militar”, no son los únicos que ha venido asumiendo ETA, también ha reformado el aparato político, en una hoja de ruta en la que ha involucrado a partidos, organizaciones y medios de comunicación afines o cercanos a la banda asesina. Estos serían los encargados, desde sus propios espacios e incluso desde las instituciones, de blanquear el pasado más violento de ETA, los encargados de llevar a la práctica la DAMNATIO MEMORIAE romana, una verdadera 'condena a la memoria', que consistía en condenar el recuerdo de un enemigo del Estado tras su muerte, entonces el Senado Romano decretaba oficialmente la damnatio memoriae, y se procedía a eliminar todo cuanto recordara al condenado y eso es lo que pretende ETA y su entorno, relegar al olvido la actividad de ETA y sus consecuencias, relegar al olvido a las cerca de 1000 asesinados de la banda asesina, pretenden desde ETA y su entorno crear su propia damnatio memoriae.

Es este cambio político, el que causa más repugnancia entre aquellos que conocen y no olvidan la actividad terrorista de ETA y entre las víctimas de la banda asesina, el intento de la banda asesina de llegar a la política, y para ello, al nacionalismo más fanático, el de los excluyentes, el de los terroristas de ETA y de su entorno, el de la izquierda abertzale, se une el de los antisistema, pero también el de la izquierda radical que les apoya.

Para lograr sus objetivos tienen que acabar con todo aquello que les molesta, todo aquello que no es o no sigue sus principios, y les molesta quién no piensa como ellos, o no permiten que el pasado de ETA se olvide y se blanquee o que se relegue al olvido a las víctimas causadas durante más de cincuenta años de actividad terrorista por los asesinos de ETA, es precisamente la ideología que asume ETA, una ideología intransigente y totalitaria el que determina ese paso a la política, y es en ese preciso momento, en el que ETA intenta entrar en el panorama político y la sociedad calla, soporta, se inhibe y mira hacia otro lado, cuando el fanatismo se hace fuerte dentro de la sociedad, hiriéndola moralmente.

Hoy sabemos que ETA no se disolverá, que sigue activa, con la pretensión de perpetuarse, y lo hace mediante la acción corrosiva de su propio fanatismo, en su intento de destruir el pensamiento racional y deshacer el más robusto vínculo moral y ético de la sociedad, reclama a la sociedad sumisión y olvido a sus años de terror y sangre, intenta con el olvido, dividir y fracturar la sociedad, no es más que el ejercicio de consentir una maldad conocida haciendola pasar por un movimiento político, es utilizar la voz de los verdugos y el silencio cómplice de una parte de la sociedad enferma para no oír y callar a las víctimas, es hacer valer la falta de moral y sentimientos de quienes alentaron los crímenes y quienes los ejecutaron, es promocionar como válida la violencia abertzale y la violencia de ETA, es ensalzar a los asesinos mientras se rechaza de forma perversa a las propias víctimas de ETA y a sus familiares, es querer renunciar y huir de la equidistancia y dejar de distinguir con claridad entre verdugos y víctimas, entre quien pone la bomba, quien detona los explosivos, quien dispara por la espalda y quien ha perdido su vida a manos de los asesinos etarras.

Hoy en el plan urdido por ETA, se exige desde plataformas, asociaciones, organizaciones y partidos políticos, siguiendo las directrices de la banda asesina, la vuelta de los presos y huidos de ETA al País Vasco, y se criminaliza a las familias de las víctimas de los asesinos, que amenazadas por ETA y su entorno, tuvieron que abandonar el País Vasco para conservar la vida, dejando vivienda, familia y amigos; se intenta criminalizar a las víctimas, como si estas fueran culpables de algún delito, mientras se homenajea como héroes a los asesinos, es la aberración de aquellos que reclaman su Patria, Euskal Herria, pero le niegan su Patria, su tierra, el País Vasco, a quienes no piensan como ellos.

Por poner un ejemplo, la red ciudadana Sare “emplazará” a los partidos vascos y a sus candidatos a las elecciones autonómicas del 25 de septiembre a defender los derechos de los presos de ETA y a integrar esta reivindicación en su "agenda de prioridades", y ese “emplazamiento” a los partidos que se presentan a las elecciones para que asuman la agencia de prioridades de los presos de ETA, viniendo del entorno del que vienen, suena, una vez más, a extorsión y amenaza.

Otro ejemplo de la hoja de ruta perseguida por ETA, es el que nos da el periodista Xabier Laipitz, cercano al PNV, que no hace mucho escribía sobre la inhabilitación de Otegui, exculpando a EH Bildu de su inclusión en la candidatura aun conociendo la inhabilitación del terrorista, justificando la actividad del propio Otegui en el caso Bateragune y culpando y poniendo en duda al propio Tribunal Constitucional, [http://www.noticiasdegipuzkoa.com/2016/09/07/politica/otegi-deciden-por-nosotros], son las nuevas directrices, exculpar a ETA y a sus miembros, justificar su actividad, blanquear a los asesinos, puesta en boca de los voceros, y este vocero en concreto, a pesar de la defensa que hace de Otegui, mantiene una verdad, “Otegui no es hoy mejor ni peor que mañana. Es el mismo al que conocemos...” y tiene razón Xabier, pero habría que añadir que “Otegui no es mejor ni peor hoy, que ayer y que mañana, porque precisamente es el mismo al que conocemos, integrante durante años de la banda asesina y hoy a las órdenes directas de ETA”. 

ETA sigue activa, su actividad nunca ha cesado, pero ahora además con la pretensión de perpetuarse como agente político y social en nuestra sociedad, lo que no deja de ser una verdadera aberración del sistema y de la democracia.

Antonio Mancera Cárdenas

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Benemérita al día

Actualidad

Cultura y Sociedad

Otras Secciones

Boletín de Noticias

SUSCRÍBETE >> Recibe gratis todas las noticias en tu correo
Términos y Condiciones