Menu
  • 01
  • 02
  • 03
  • 04
  • 05
  • 06
  • 07
logo-circulo-ahumada
Cartas al Director

Cartas al Director

Envíe su carta...

CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA. ARTÍCULO 2 (CUIDADO CON LAS COCES)

CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA. ARTÍCULO 2 …

‹‹La Constitución ...

El gran encierro

El gran encierro

No, no me refiero ...

DOMINGOS BENEMÉRITOS

DOMINGOS BENEMÉRITOS

SUMARIO: DOMINGO 04 ...

Sábados culturales en Benemérita al Día

Sábados culturales en Benemérita a…

SUMARIO SÁBADO 03 de...

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

Miles de personas ...

Los majaderos de Alsasua

Los majaderos de Alsasua

Tras el acto terro...

Prev Next

hospimedicalpatrocinador

Noticias Opinión

LA DEMOCRACIA SEGUN ETA

  • Escrito por Redacción

manifestacion-ETA

ETA entiende la democracia de una manera un tanto especial, para los terroristas y su entorno político y mediático ser demócratas hoy, es olvidar a las víctimas, menospreciarlas y humillarlas, es olvidar el dolor que han provocado conscientemente y es apoyar a la banda terroristas, a sus asesinos y a sus brazos políticos, tanto es así que aquellos que se nos presentan hoy con la etiqueta de "auténticos y únicos demócratas" entienden y quieren hacernos creer que ETA ha sido y es un movimiento político, y que sus miembros son "hombres de paz".

Si tenemos que hacer balance sobre nuestros mas de 35 años de democracia, no podemos hacerlo sin tener presente y mencionar el terror de ETA, siempre presente en los grandes acontecimientos democráticos, atacando y atentando a la verdadera esencia de la democracia, al pueblo y su soberanía, no ha habido acontecimiento social, político o deportivo de cierta envergadura, no ha habido votación democrática en la que ETA no haya querido estar y haya estado presente, bien en forma de comunicados amenazantes o directamente mediante el atentado y el asesinato.

ETA desde su postura intransigente, intolerante y violenta, desde su visión democrática particular, ha querido manipular y maniatar nuestra democracia en su beneficio y para eso ha extorsionado, mutilado y asesinado en nombre de una pretendida libertad de una minoría, negándosela a la mayoría del pueblo español.

La mayor parte de la actividad de ETA ha sido en democracia y contra la democracia, su mayor actividad terrorista, sus años más crueles, cuando la banda asesina cometió mas asesinatos ha sido durante el periodo democrático, a ETA no le gusta la democracia, como no le gusta el Estado de Derecho.

Hoy ETA sigue presente, esta vez disfrazada de demócrata, intentando acabar con la democracia utilizándola en su beneficio, ETA sigue presente, ahora en las instituciones democráticas, pero con las mismas pretensiones que en los peores años de plomo y sangre que antaño, con la amenaza, la extorsión, la intransigencia y el totalitarismo político. Pensar que ETA o sus firmas políticas son demócratas, es pensar que Hitler lo era por haberse presentado a unas elecciones libres bajo las siglas de un partido supuestamente democrático, ETA hoy pretende lo que el genocida hizo antes en Alemania, servirse de la democracia para acabar con ella y con sus supuestos enemigos.

Utilizan la democracia como utilizan y han utilizado la justicia, primero atentan contra sus representantes, más tarde no la reconocen cuando tienen que hacerlo, pero cuando les interesa recurren y se valen de ellas. Es la perversión más siniestra de la justicia y de la democracia.

Y en eso están, en acabar con nuestra democracia desde dentro, como independentistas y nacionalistas intentan acabar con España desde dentro de las instituciones españolas y para entrar en las instituciones y hacernos creer que son verdaderos demócratas necesitan el blanqueo de ETA, comparar a ETA y a sus asesinos con quienes luchan y protegen la democracia, es equiparar a los verdugos con las víctimas, lo peor es que hoy, se apoyan, recurren y se valen de partidos políticos demócratas, emergentes o no, para conseguir sus propósitos.

Hace tan solo unos días, una manifestación, otra más a favor de los asesinos de ETA, nuevamente pancartas pidiendo la excarcelación y la amnistía de los etarras condenados y en prisión por sus crímenes y no por sus ideas, otra muestra más del apoyo a los asesinos, autorizado por la Justicia para escarnio y ofensa de las víctimas de ETA y del conjunto de la sociedad. Son minoría, pero son y se valen de la desidia de las instituciones, para subyugar a la mayoría.

En la manifestación el grito enfervorizado de quienes no respetan las instituciones democráticas ni la Justicia y apoyan a quienes no respetan la vida, el grito de “No son terroristas, son soldados”,  ETA y su entorno nuevamente intentando blanquear su pasado de sangre, atentados y muerte, con el beneplácito de una Justicia que al permitir que los asesinos sean aclamados como héroes, que a los asesinos se les intente quitar el cartel de terroristas, deja de ser justa.

Llamar soldados a los terroristas es un atentado y una ofensa, otra más, contra los miembros de las Fuerzas Armadas y contra la sociedad que sabe del compromiso de los servidores públicos, militares, policías y guardias civiles para con ella, es dotar a los asesinos de unos valores que nunca han tenido, que nunca han demostrado, es querer mostrarles ante la sociedad como garantes de algo, y no como lo que son, asesinos y terroristas autores de cerca de mil asesinatos, trescientos de los cuales están aún sin resolver.

Los asesinos de ETA no son portadores de valores ni de principios, simplemente porque los monstruos carecen de cualquier valor y de cualquier principio, que sí demuestran día a día los verdaderos soldados, los verdaderos servidores públicos, los de verdad, los que arriesgan su vida y llegan a perderla por el bien común, por el bien de la sociedad, de toda la sociedad, y no de una parte de ella, por la defensa de la Constitución y de la Unidad de nuestro país, del Estado de Derecho, y de la Democracia; servidores públicos, soldados, policías, guardias, a los que la izquierda más radical y la izquierda abertzale insulta, menosprecia, odia y denuncia, servidores públicos a los que ETA en época no tan lejana asesinaba, pero a los que no les importa acudir y llamar cuando se sienten vulnerables y no son capaces de asumir sus propias responsabilidades sin ayuda; ¿dónde estaban los asesinos, los soldados, los “gudaris” de ETA durante las inundaciones en el País Vasco en la década de los 80, donde los guardias civiles a los que estaba masacrando ETA, salieron a la calle y murieron ayudando y salvando a la población, sabiendo que una parte de esa población les odiaba?, ¿dónde estaban los asesinos, los soldados, los “gudaris de ETA durante los recientes incendios en Navarra, cuando el partido proetarra Bildu tuvo que pedir ayuda urgente al Gobierno y a la UME?.

Principios como Valor, Honor, Compañerismo, Lealtad, Solidaridad, Igualdad, Caridad, nunca han sido patrimonio de ETA, los terroristas de ETA son cobardes, deshonestos, no miran por el compañero al que dejan tirado cuando hay que huir de la Guardia Civil o de la Policía y al que delatan en cuanto son detenidos, no son solidarios, son totalitarios y no sienten ninguna empatía por sus víctimas ni por aquellos que no piensan como ellos o no pertenecen a su entorno violento.

Los terroristas no son soldados, no pertenecen a ningún ejército, pertenecen a una organización terrorista, del mismo modo que Otegui no es un hombre de paz, los terroristas son asesinos, secuestradores, extorsionadores, verdaderos monstruos de nuestra sociedad, y Otegui es un terrorista,  convencido, sabiendo que lo es y demostrándolo incluso con la palabra, sabiendo cuáles eran las prioridades, los objetivos y las metas que perseguía la banda terrorista con sus acciones y asumiéndolas.

Algunos llaman a Otegui “hombre de paz” y él a su vez se presenta con un halo de “buenísimo”, dicen que Otegui no ha matado, pero porque no ha podido, lo intentó  en el año 1979, disparando contra Gabriel Cisneros, diputado nacional de UCD cuando intentaba secuestrarlo, y dejándolo gravemente herido antes de huir, el hombre de paz, el autoproclamado por él mismo y por su entorno como el Gandhi vasco, sabe lo que es empuñar un arma y disparar contra una persona con intención de matarla, el hombre bueno de ETA sabe lo que es llevar y utilizar una Browing FN de 9mm parabellum, su arma.

Pedir la amnistía y el perdón de los terroristas de ETA, es una ignominia, una sinrazón, un menosprecio y una humillación para las víctimas de ETA, es querer intentar corregir a la Justicia y saltarse las leyes, llamar soldados a los terroristas de ETA es querer dotar de entidad de ejército a la banda asesina para legitimar sus acciones, es querer enmascarar el terror, los asesinatos, los atentados como un conflicto bélico, cuando la realidad es otra, ETA y sus asesinos son delincuentes que han asesinado a cerca de mil personas, entre ellas mujeres y niños, la inmensa mayoría por medio del coche bomba, del tiro en la nuca y por la espalda, de forma cobarde, como lo que son, porque cuando estos "gudaris" tenían que enfrentarse directamente con la Guardia Civil o con la Policía, huían o se entregaban, alguno incluso se meaba literalmente encima cuando era detenido, así de valientes son.

El permitir que ETA, sus asociaciones y partidos afines, sus miembros pasados, presentes o futuros entren en las instituciones democráticas, es legitimar a la banda asesina, permitir manifestaciones de apoyo a los asesinos, es un insulto a la democracia, una humillación a las víctimas, es permitir que el fanatismo, el fascismo, el terrorismo y la intolerancia se valgan de la democracia, para acabar con ella y conseguir al fin sus metas, utilizándola, como hizo Hitler, permitirlo es el mayor peligro al que hoy se enfrenta la democracia y el estado de derecho, es legitimar la intolerancia y el desprecio a las normas y a las leyes, es menospreciar a quienes dieron su vida asesinados a manos de los carniceros de ETA, lo estamos viendo cada día allí donde las marcas etarras están gobernando, homenajeando a los asesinos y humillando a las víctimas.

Antonio Mancera Cárdenas

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Benemérita al día

Actualidad

Cultura y Sociedad

Otras Secciones

Boletín de Noticias

SUSCRÍBETE >> Recibe gratis todas las noticias en tu correo
Términos y Condiciones