Menu
  • 01
  • 02
  • 03
  • 04
  • 05
  • 06
  • 07
logo-circulo-ahumada
DOMINGOS BENEMÉRITOS

DOMINGOS BENEMÉRITOS

SUMARIO: DOMINGO 04 ...

Sábados culturales en Benemérita al Día

Sábados culturales en Benemérita a…

SUMARIO SÁBADO 03 de...

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

Miles de personas ...

Los majaderos de Alsasua

Los majaderos de Alsasua

Tras el acto terro...

POR SUS HECHOS LOS CONOCEREIS

POR SUS HECHOS LOS CONOCEREIS

A cada uno por los...

Prev Next

hospimedicalpatrocinador

Noticias Opinión

OTEGUI SE BURLA DE LA LEY Y HUMILLA A LAS VICTIMAS DEL TERRORISMO

  • Escrito por Redacción

otegi-2

Otegui asegura que "No hay tribunal, ni Estado, ni Guardia Civil, ni Ejército español, que vaya a impedir que sea candidato a lehendakari"

El exmiembro de ETA, que nunca condenó la actividad de la banda asesina ETA, que justifica el asesinato selectivo de 856 seres humanos, que nunca ha respetado y no quiere respetar las reglas de la democracia hoy, de forma interesada, apela a la democracia y a “la obediencia al pueblo”, lo que le hace ser un hipócrita y mentir, porque en realidad quien le apoya y a quien obedece es a un grupúsculo minoritario y violento en el País Vasco, cercano a ETA, -su última condena lo fue por querer reconstruir el aparato político de la banda-, además si hoy al hablar de "obediencia al pueblo" apela a la “democracia” como sistema político del gobierno «de la multitud», como lo definió Platón, o «de los más» como aseguraba Aristóteles, se erige como la representación de la verdadera aberración moral, pervierte la democracia y miente nuevamente, porque quienes le apoyan son minoría, como pudimos ver en la última manifestación de los proetarras a favor de los presos terroristas de ETA, donde apenas 300 personas la secundaron.

Quien apela hoy, de forma interesada a la democracia del pueblo, quien dice “deber obediencia al pueblo”, pero no abandona la obediencia a la banda asesina, unas veces como miembro activo de la misma -y condenado por esta actividad-, otras como instrumento de ETA para llegar a las instituciones democráticas, -condenado también por ello-, quien ha utilizado, ha propiciado, ha justificado el uso sistemático del terror para coaccionar durante más de 40 años a nuestra sociedad y a gobiernos democráticos, elegidos estos sí, por la voluntad de una mayoría popular, quien quiere pervertir la verdadera democracia, utilizándola, cuando le interesa, para su propio beneficio y para blanquear la acción asesina y terrorista de ETA a través de las propias instituciones democráticas, cuando pretende apelar a la democracia como "obediencia al pueblo" apoyado por una gama de pseudoorganizaciones políticas, culturales o sindicales, independentistas o nacionalistas, principalmente de izquierda radical y extremista, todas ellas cercanas a la banda asesina y a sus postulados violentos que representan a una minoria de la sociedad y de la ciudadanía, quien apela a la democracia, al gobierno “del pueblo” para promocionar y conseguir sus propios objetivos politicos y los de la banda terrorista, además de mentir, de ser una aberración moral y política, es un verdadero monstruo social que humilla a las víctimas de ETA en particular y a las del terrorismo en general.

Otegui, está inhabilitado por sentencia firme para el ejercicio de sufragio pasivo y para ocupar cargos públicos, es decir inhabilitado por sentencia firme para presentarse tanto como candidato a las elecciones, como para ocupar cargos públicos hasta 2021, y lo está porque fue condenado por intentar reconstruir Batasuna, a las órdenes de la banda asesina y terrorista ETA, Otegui por tanto, no puede presentarse a las elecciones autonómicas del próximo 25 de septiembre.

Su "No hay tribunal, ni Estado, ni Guardia Civil, ni Ejército español, que vaya a impedir que sea candidato a lehendakari", es un ataque a la democracia, al Estado de Derecho, a los Tribunales de Justicia y una burla y una humillación para las víctimas, pero es más, es una verdadera aberración política, moral y ética para el conjunto de la sociedad y de la auténtica democracia a la que ha atacado perteneciendo a una banda terrorista y justificando el terrorismo como fin para conseguir sus metas.

Otegui, nunca fue un preso político, ni siquiera un hombre de paz como algunos pretenden, fue miembro de ETA y fue condenado por ello, justificó la actividad de ETA, justificó el asesinato de cerca de más de 850 personas, nunca condenó los asesinatos e intentó propiciar la presencia de ETA en las instituciones democráticas, intentando reconstruir Batasuna, el brazo político de ETA, y fue condenado por ello.

El debate de la improbable candidatura de Otegui como candidato a las elecciones autonómicas democráticas del País Vasco, el debate de su inhabilitación, nunca se hubiese dado en cualquier país democrático de nuestro entorno, nunca en un país donde la democracia, donde la titularidad del poder, lo ejerza la mayoria representativa del conjunto de la ciudadanía, en la verdadera democracía nunca se hubiese consentido la presencia de terroristas y asesinos en las instituciones.

Tras las declaraciones del líder abertzale, han tenido que ser, nuevamente, las víctimas de la banda asesina las que, ante la burla, ante la humillación que suponen las afirmaciones de Otegui, las que pidan que se tomen las medidas oportunas para que la amenaza de las palabras de Otegui al Estado de Derecho, a las leyes, al conjunto de la sociedad y a nuestra convivencia pacífica no sean más que eso, una amenaza de un fanfarrón, de un desecho moral, que no entiende de principios, valores o normas, de un degenerado social, que no respeta las normas de convivencia pacífica que rigen y regulan nuestra sociedad, que no respeta la ley, alguien moralmente enfermo que tras su inhabilitación se presenta ante los violentos, ante los suyos, como un mártir perseguido por el Estado y sus instituciones políticas, judiciales y policiales.

Y mientras las víctimas exigen justicia, exigen que Otegui cumpla la Ley y acate las resoluciones de los tribunales, la postura del PNV, como siempre jugando en política a la ambigüedad, contrasta dramáticamente con la de las víctimas del terrorismo y desde el partido nacionalista manifiestan esperar que Arnaldo Otegi pueda ser candidato a lendakari por EH Bildu en las próximas autonómicas del 25 de septiembre, según cree Itxaso Atutxa, presidenta del BBB del PNV porque, «ha cumplido con la Ley», y miente también, en la condena de Otegui también se establece y se deja claro que está inhabilitado para el sufragio pasivo y para ostentar cargo público hasta 2021, y es por tanto, diga lo que diga Itxaso Atutxa, en 2021 cuando el condenado por terrorismo primero y por pretender reorganizar Batasuna por órdenes de la banda asesina ETA después, en todo caso, habría "cumplido con la Ley", y no antes.

Desde COVITE nos recuerdan seis cosas, aunque hay muchas más, que deberíamos conocer y recordar del inhabilitado Otegui

  1. - Justifica el asesinato selectivo de 856 seres humanos.
  2. - Ingresó en ETA político militar en 1977 y en ETA Militar en 1981.
  3. - Fue condenado a 6 años de prisión por secuestrar al empresario Luis Abatua.
  4. - Cumplió 15 meses de prisión por dar las “gracias a todos los gudaris” que han muerto cometiendo atentados contra civiles inocentes.
  5. - En 2009 el Tribunal Europeo de Derechos Humanos sentenció que los líderes de Batasuna, él entre ellos, proponían un proyecto “que no respeta las reglas de la democracia”.
  6. - En 2011 fue condenado por la Audiencia Nacional a 10 años como dirigente de organización terrorista

Antonio Mancera Cárdenas

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Benemérita al día

Actualidad

Cultura y Sociedad

Otras Secciones

Boletín de Noticias

SUSCRÍBETE >> Recibe gratis todas las noticias en tu correo
Términos y Condiciones