Menu
  • 01
  • 02
  • 03
  • 04
  • 05
  • 06
  • 07
logo-circulo-ahumada

hospimedicalpatrocinador

Noticias Opinión

El ‘Brexit’ de España

  • Escrito por Redacción

hervas-ultima

Acabamos de asistir al horrible espectáculo de un asesinato por motivos ideológicos o políticos, que en cierto modo viene a ser lo mismo. Una diputada laborista británica ha sido asesinada por un intolerante, incapaz de razonar y malvado, sin duda. Estos débiles mentales son los que se dejan apacentar por los promotores del odio y la maldad. El resultado lo acabamos de ver.

img 9061El negocio del brexit

Es muy fácil decir que hay que echarlos en cal viva o profanar templos o insultar a los creyentes con toda suerte de aparatos propagandísticos anticatólicos. Porque lo que no tienen es redaños para meterse con el islam. Son muy cobardes y carecen de argumentación creíble. La última: "Zapatero ha sido el mejor presidente de la democracia", se descuelga el de la coleta podemita con eso. ¿Pero es que no se da cuenta de que eso no se lo cree ni él? Pero el insulto y la calumnia (calumnia, que algo queda, como dijera Francis Bacon, el filósofo y escritor inglés, quien desarrolla la frase latina "calumniare fortiter aliquid adhaerebit", la calumnia se adhiere fuertemente a cualquiera), esas dos villanías, tienen buena difusión entre los idiotas, por no llamarles cobardes. La persona valiente, la persona capaz, trata de trabajar o de esforzarse para mejorar una situación adversa. El cobarde y el idiota, simplemente destrozan lo que ellos piensan que la causa, con lo cual, como se equivocan, porque la vida no les alumbró con la luz del intelecto, tienen el problema anterior y un problema nuevo. Cfr.- Venezuela y Maduro. La mejor manera de arruinarse es ponerse en manos de gentes incapaces, como una y otra vez demuestran los podemitas y otros varios.

img 9062Stalin, el gran ídolo de los neocomunistas españoles

Son tan imbéciles que ya buscan el brexit; no de Cataluña o el País Vasco, que también, sino de toda España. Todo el tonto que quiera, que sea independiente, que tenga sus ejércitos, sus políticos y leyes, etc. Pero claro, eso hay que pagarlo. ¿Cómo? Pues muy fácil: robando al rico, saqueando los bancos y empresas rentables, apoderándose de los medios de comunicación y de todo lo que genere dinero. Como no saben una palabra de gestión y el tema es disparatado, lo que sucede es que viene más pronto que tarde la ruina, el hambre, el paro y la falta de gente capacitada para solucionar el tema, pues los que valen se largan a otros países más sensatos y sin coletas dirigentes. Los primeros dañados son los pensionistas, pero como ellos no lo son... ¡a la m... los viejos! Después vienen los enfermos, que habrán de soportar una sanidad infecta, pues no hay dinero para pagar una buena. Claro, ellos cuando se ponen malitos van a la privada o incluso a Suiza o Estados Unidos, como tienen dinero... En fin, que el diablo está muy ocupado, con su buena coalición electoral.

Hace poco regresé de Budapest, conocida como "la perla del Danubio". Allí tuve una charla muy esclarecedora con una mujer de cuarenta y pocos años, quien me contó algunas pinceladas de lo que allí fue el comunismo. Por ejemplo, si querías una mierda de coche (infinitamente peor que nuestro seiscientos), habías de pagarlo a tocateja (el coste de uno era como el de varios seiscientos juntos), esperar ocho años y al fin te llegaba el coche ese asqueroso. No podías criticar a nada que tuviera que ver con la administración, pues se buscaba una causa para echarte a la calle y se te apuntaba en una lista negra, de manera que jamás volvías a trabajar. En las empresas, centros públicos, etc., siempre había espías, delatores de conductas poco claras. Tampoco podías ir a una iglesia, pese a que "en teoría" estaba permitido, pues al día siguiente tenías el despido del trabajo e igualmente pasabas a engrosar la enorme y tremenda lista negra de los desafectos al régimen comunista. No había servicios públicos en la práctica, las calles estaban asquerosas y se vertían al Danubio toda suerte de inmundicias y contaminantes. Por supuesto, nadie se preocupaba del medio ambiente. Eso y muchas otras cosas más era lo que imperaba en la Hungría comunista. Bien, pues comunistas son quienes rigen Podemos y a eso nos llevarían.

img 9063Budapest, la perla del Danubio

Y mientras tanto, el pobre Pedro Sánchez en la inopia. No haber dejado el baloncesto, hombre, que tienen gente mucho más capacitada entre los socialistas de bien, que también los hay. Olvídense de los zapateriles, que con esos vamos a la mendicidad a galope. Y el Rivera más tierno que un tallo de flor recién cortada. Eso sí, con espinas, pues ya se está quitando la careta. De Podemos, que habría que cambiarle la P por otra letra que se baila en Aragón, no hay nada que decir, pues esos van a lo que van: dictadura del proletariado, que ha fracasado y fracasa también hoy en todos los lugares donde ha existido o existe.

Pero tenemos al bueno de Rajoy, el que siempre está distraído, incapaz de tomar decisiones. Eso sí, con un equipo magnífico y unas segundas filas muchísimo mejores. Pero no se va. Ahora no es momento, pero en breve lo será. Váyase usted, buen hombre, que se está cargando su partido y nuestro futuro. En fin, que para votarle hay que taparse la nariz. A los demás, ni con escafandra autónoma.

Esto se hunde, ¡qué pena de España!, avanzando a grandes pasos hacia su descomposición por obra y gracia de los políticos, de los que nos sobran más de la mitad. Pero voten y exijan. Si es preciso, ya formaremos un grupo que exija decencia y buenos modos. Yo, por si acaso, estoy viendo modelos de garrotes.

Francisco Hervás Maldonado. Coronel médico en la reserva

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Benemérita al día

Actualidad

Cultura y Sociedad

Otras Secciones

Boletín de Noticias

SUSCRÍBETE >> Recibe gratis todas las noticias en tu correo
Términos y Condiciones