Menu
  • 01
  • 02
  • 03
  • 04
  • 05
  • 06
  • 07
logo-circulo-ahumada
Cartas al Director

Cartas al Director

Envíe su carta...

CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA. ARTÍCULO 2 (CUIDADO CON LAS COCES)

CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA. ARTÍCULO 2 …

‹‹La Constitución ...

El gran encierro

El gran encierro

No, no me refiero ...

DOMINGOS BENEMÉRITOS

DOMINGOS BENEMÉRITOS

SUMARIO: DOMINGO 04 ...

Sábados culturales en Benemérita al Día

Sábados culturales en Benemérita a…

SUMARIO SÁBADO 03 de...

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

Miles de personas ...

Los majaderos de Alsasua

Los majaderos de Alsasua

Tras el acto terro...

Prev Next

hospimedicalpatrocinador

Noticias Opinión

¿CUAL ES LA INTENCION DE PODEMOS HACIA LA GUARDIA CIVIL?

  • Escrito por Redacción

vicdeo rosell

¿Cual es la intención de Podemos?, ¿que la Guardia Civil o sus miembros aparezcan como poco profesionales?, ¿un intento de desprestigiarla para justificar en un futuro su eliminación o para una supuesta unificación?

Estas preguntas que parecen un tanto alarmistas, se las hacen más de un guardia civil y más de un ciudadano a la vista de las últimas actuaciones, mensajes, gestos, mentiras vertidas en entrevistas y silencios de algunos miembros de PODEMOS.

Aunque no sería la primera vez que alguien, sugiere la desaparición de la Guardia Civil o su unificación con otros cuerpos policiales y tras un tiempo en el Gobierno “descubren a la Guardia Civil”, le pasó a Franco en 1940 con la orden de disolución de la Benemérita sobre su mesa, lista para ser firmada, por su actuación a favor de la República, al comienzo de la Guerra Civil, para los incultos históricos solo decir que, dos tercios de su plantilla permaneció fiel al Gobierno, y le pasó también a Felipe González al llegar a la Moncloa.

Ahora es PODEMOS, con medidas nuevas para la Guardia Civil, por cierto nada revolucionarias, con el propósito firme de hacerla desaparecer,  o pensando en la unificación; la Guardia Civil es un Cuerpo ejemplar, que trabaja sin descanso, una maquinaria perfecta, que no permite injerencias en su trabajo, querido, con valores intachables que hacen como Institución que sea valorada y que ofrezca, gracias a los valores que atesora y que mantiene desde que fue creada, la mayor confianza a la sociedad a la que sirve.

Primero fue durante la campaña, el golpe de efecto, hace falta el engaño, un guardia civil en PODEMOS, una medida que no gustó en la Guardia Civil, pero no como algunos han querido vender, a la cúpula de la Institución, tampoco a la base, incluso llegó a molestar a muchos guardias afiliados a la asociación a la que pertenecía el guardia fichado, algunos se dieron de baja, y por supuesto tampoco agradó a un gran sector de la población que no llegó a entenderlo, pocos entendían que un guardia civil en activo se mezclase en política con un partido político del signo que fuese, pero mucho menos que lo hiciese con quien antes, durante y después de la campaña electoral, ha manifestado y manifesta por ejemplo su simpatía con ETA, con su entorno y con sus dirigentes.

Después vinieron otros indicios, para intentar infravalorar, menospreciar o silenciar el trabajo de la Guardia Civil, la diputada Rosell, protagoniza un altercado con un guardia civil en el aeropuerto de Gando, al que culpa de mala praxis, incluso envió un audio a los medios manifestando que el servidor público podría haber incurrido en una actuación dolosa contra ella, afortunadamente para el agente y para la propia Guardia Civil, las imágenes de las cámaras de seguridad del aeropuerto demuestran fehacientemente que quien comete o intenta cometer un atropello contra el agente, es la propia ex juez y diputada de PODEMOS; pensamos que quien ha ejercido como juez, ha impartido justicia y ha tenido que juzgar casos en los que se salta la legalidad vigente, debería saber al menos como identificarse, no vale el carnet de diputado, el carnet del partido, ni el del video club o el del bingo para identificarse, como no vale la TIM o la TIP para votar, ni siquiera para ir como testigo a un juicio, tan solo el DNI, el Pasaporte o el Permiso de Conducir son documentos validos para identificarse, y no hay más. Sabiendo esto y habiendo visto las imágenes tenemos claro la intencionalidad de quien intenta convencernos que la Guardia Civil comete con ella un atropello por ser de PODEMOS, es la historia de siempre, la persecución política para justificar sus propios desmanes.

Pero tenemos más indicios de algo que se nos antoja, cuanto menos chocante, el mal llamado guardia civil de PODEMOS, el diputado y número dos por Cádiz, el señor Delgado, y digo mal llamado, porque ahora y hasta que el tiempo le traiga nuevamente a la Guardia Civil, no deja de ser un político más y por supuesto se maneja como tal; primera intervención en su condición de diputado, felicitar a los compañeros por la operación contra la trama de corrupción del PP valenciano, ¡sorpresa!; pudimos constatar que no iba a ser la pauta habitual, otras operaciones de la propia Guardia Civil o de la Policía Nacional, más importantes o más peligrosas recibieron el silencio de quien se presentó como la panacea de los problemas de todos los guardias civiles y policías de España entera, de los problemas de los militares ya se encargará el ex JEMAD cuando sea nombrado Ministro de Defensa, cargo al que el diputado Delgado no podrá aspirar, el de ministro de Interior en su caso está reservado para la cúpula del partido, lo que demuestra que tan solo es una imagen, una estrategia, un golpe de efecto para el partido de Iglesias; operaciones de la UDEF, por ejemplo, se han silenciado y no ha sido felicitada la Policía por el diputado, posiblemente porque en algunas de ellas se identifica y se acusa al líder y a otros dirigentes de PODEMOS de conducta, digamos que al menos reprobable.

En otras ocasiones han sido las declaraciones del político lo que nos ha hecho agudizar el oído, en una entrevista en la Gaceta.es, mantiene que los valores que la Guardia Civil encarna, por los que es conocida y apreciada, por los que la sociedad tiene plena confianza en la Institución, han quedado obsoletos, valores como honor, honestidad, espíritu de sacrificio, espíritu benemérito, lealtad, confianza, dignidad, trabajo, constancia, perseverancia..., ya no son necesarios en la Guardia Civil, por viejos, no sabemos si desconoce el diputado, o aún peor, lo sabe y no le importa acabar con estos valores, que el sentido moral y ético que esos valores representan, es seguramente lo más importante para una persona, una institución o una nación, que si desaparece de una institución como la Guardia Civil se acaba con ella, porque pierde la confianza de la sociedad a la que sirve, pero cuando estos valores desaparecen de una nación, toda la estructura social se derrumba.

En la última entrevista en lainformacion.com, vuelve a reiterar algunas de las consideraciones que hacía en Gaceta.es, pero ahora un poco más matizadas, aprende pronto o le han dado un toque de atención por el revuelo que levantaron las primeras declaraciones. En esta entrevista ya no quiere, como en la otra, la unificación a ultranza entre Guardia Civil y Policía Nacional, "no lo llevan en el programa" dice ahora, pero miente para hacernos ver que el sistema policial en España es inadecuado y está duplicado, y miente porque da unos datos, para justificar su postura, que en principio no son del todo ciertos, o al menos no los explica suficientemente, con lo que crea duda, interesada eso sí, sobre esta cuestión.

Tenemos un ratio de policías de 5,1 por cada 1.000 habitantes”, esto es algo no del todo cierto a no ser que se matice. “Somos el país del mundo con el mayor ratio”, y esto en concreto es una falsedad.

Las cifras al no explicarlas parecen ciertas, pero no lo son, porque la media que habría que computar, para que al menos la comparación con los cuerpos policiales del resto de Europa sea real, son los de Guardia Civil y Policía Nacional exclusivamente, este ratio es del 3,10 por 1.000 habitantes, por debajo del 3,2 que pide y desea el diputado, el resto correspondería a las policías autonómicas que en ningún otro país europeo existen y a policías municipales, en ninguno de estos dos casos con actuación a nivel nacional, ni con competencias en temas tan trascendentales como  terrorismo, control de fronteras y de mercancias o control y tránsito de personas, pero aún incluyendo a todas las policías autónomas y municipales el ratio sería del 4,98, comparar nuestro ratio de policía por número de habitantes, como lo hace el diputado, es como comparar la velocidad con el tocino, la única forma de compararlos sería que el cerdo fuese un esprínter.

Prevé un ahorro con la unificación, medida esta "que no va en su programa" pero que ya ha determinado, por si acaso, un ahorro de 3.000 millones de euros, pero no dice, que según esta particular forma de contabilizar los policías que para llegar a ese ratio, y son los datos que el mismo aportó en 2013 cuando estaba en activo y era dirigente de una asociación profesional, sobrarían 73.000 policías y guardias civiles, a los que habría que echar a la calle.

Dice y aquí tiene razón, que “Siempre hemos sido los policías peor pagados, los policías con peores medios”, pero no dice que a pesar de eso siempre hemos obtenido los mejores resultados, nunca se ha dejado de dar protección y seguridad a la sociedad; demuestra con esa afirmación un poco o un mucho de hipocresía, porque sabiendo que son los peor pagados, no se ha sumado como la gran mayoría de sus compañeros y un gran número de políticos a la plataforma ciudadana que la gran mayoría de las asociaciones profesionales, por no decir todas menos una, han promovido para acabar con esa discriminación #NsMenos (No somos Menos).

Sabiendo que para el diputado, los valores tradicionales de la Guardia Civil están obsoletos, ni siquiera vamos a hablar de los comentarios sobre el poeta Bódalo, la tolerante Colau o de Otegi, el hombre de paz, allá cada cual con sus simpatías, sus amistades y sus valores; lo que si tenemos que decir es que olvida algo que ha comentado sobre ETA y los "años de plomo", y es que esta etapa de atentados, asesinatos y sangre protagonizada por ETA se circunscribe a la década de los 80, aunque abarcaría no obstante desde el 77 aproximadamente y hasta el año 90, donde la locura de ETA fue en aumento, etapa donde fueron asesinadas 642 personas; por otro lado, tras el ingreso del diputado en la Guardia Civil en el año 1992, como el mismo afirma, y hasta el año 2010 fueron asesinadas 151 personas, este hecho demuestra su demagogia, ya que no vivió los “años de plomo”, no vamos a quitarle como guardia civil que sienta empatía con sus compañeros asesinados, esperemos que no la ponga al mismo nivel que la que siente por Otegi, Bodalo o Colau, pero sí vamos a pedirle, en nombre de todos los que si sufrieron de verdad y sufrimos aquellos años, en nombre de los guardias civiles, policías, militares asesinados y de sus familias y de todas las víctimas de ETA en general, que no utilice ese discurso demagógico para hacer méritos ante compañeros, camaradas y votantes, y que deje de culpar a los demás de no reconocer la labor que entonces desarrollaban y por la que eran asesinados los compañeros en el País Vasco, no mientras pertenezca a un partido, que no solo no hace ahora ese reconocimiento a las Fuerzas de Seguridad, sino que las criminaliza, se alegra cuando atacan a sus agentes, que además apoya, defiende y se une para gobernar, a partidos pro etarras que nunca condenaron la violencia de ETA, no mientras pertenezca a un partido que no solo no condena ningún atentado, ni a ETA, que además no se suma, da igual la excusa que quiera darnos, al pacto antiyihadista, y en el que sus dirigentes manifiestan abiertamente que ETA es un movimiento político o que Otegi, que fue miembro de ETA, es un hombre de paz.

Lecciones las justas y engaños los menos, porque lo que tenemos claro es que al final todo esto, gestos, acciones, declaraciones de unos y de otros se circunscriben a intentar acabar, porque molesta, con algo que funciona, le guste a los diputados de PODEMOS o no les guste, pero que mientras los valores que definen a la Guardia Civil continúen siendo los mismos, que el trato sea el que siempre han tenido los hombres y mujeres de la Guardia Civil hacia los ciudadanos, que la confianza por parte de la sociedad, a la que sirven con ejemplaridad, hacia la Institución prevalezca, los intentos por desacreditarla, para acabar con ella, desde dentro o desde fuera, serán infructuosos.

Antonio Mancera Cárdenas, guardia civil retirado.

Comentarios   

Jose r.inghilterra n
0 #1 Jose r.inghilterra n 17-04-2016 10:03
Me parece un comentario perfecto desde todo punto de vista y con excelente fundamento
Citar

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Benemérita al día

Actualidad

Cultura y Sociedad

Otras Secciones

Boletín de Noticias

SUSCRÍBETE >> Recibe gratis todas las noticias en tu correo
Términos y Condiciones