Menu
  • 01
  • 02
  • 03
  • 04
  • 05
  • 06
  • 07
logo-circulo-ahumada
Cartas al Director

Cartas al Director

Envíe su carta...

CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA. ARTÍCULO 2 (CUIDADO CON LAS COCES)

CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA. ARTÍCULO 2 …

‹‹La Constitución ...

El gran encierro

El gran encierro

No, no me refiero ...

DOMINGOS BENEMÉRITOS

DOMINGOS BENEMÉRITOS

SUMARIO: DOMINGO 04 ...

Sábados culturales en Benemérita al Día

Sábados culturales en Benemérita a…

SUMARIO SÁBADO 03 de...

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

Miles de personas ...

Los majaderos de Alsasua

Los majaderos de Alsasua

Tras el acto terro...

Prev Next

hospimedicalpatrocinador

Noticias Opinión

OTRA VEZ LA GUARDIA CIVIL

  • Escrito por Redacción

luto

Cuando el silencio cobarde de los responsables se impone y la injusticia golpea sin piedad; cuando siendo representante legal del Estado, por un complejo inexplicable, no se es capaz de defender a los más humildes servidores públicos; cuando se es consciente que a sus representados se les discrimina sistemáticamente, no teniendo mas derechos que poder ser un día envueltos en la enseña nacional y ocupar un lugar a la derecha del Padre.

Cuando todo esto ocurre, considero una inmoralidad utilizar electoralmente y por intereses de partido, el trabajo, el esfuerzo y la entrega de quien honradamente, y sin invocar ningún derecho, sirve diariamente y hasta en los lugares más recónditos de nuestra geografía, al conjunto de nuestra sociedad.

José Antonio Pérez, un humilde guardia civil perteneciente a la Agrupación de Tráfico, destinado en el Destacamento de Barbastro (Huesca), ha sido atropellado por un vehículo ocupado por un grupo de menores de edad, que han acabado con su vida.

Otra vez un guardia civil vuelve a ofrecer su sangre dispuesta y generosa; otra vez unos menores de edad son protagonistas de una tragedia, menores educados para las “rutas suicidas” y el mundo de las drogas, y sabedores de que la “ley del menor” los protege, hagan lo que hagan, violen a quien violen, y maten a quien maten.

Guardias civiles muy valorados por la sociedad, pero los peor pagados y considerados, por todos los gobiernos del PP, a pesar de ser los más eficaces con menos medios, y vivir en peores condiciones, muchas veces, por la lejanía de los lugares donde prestan sus servicios respecto a las grandes ciudades.

Humildes guardias civiles que de manera vergonzante se hallan gravemente discriminados por el Estado frente a todas las demás Policías, pero que salen todos los días a prestar su servicio a esa sociedad de la que proceden, y de la que son parte integrante.

España entera ha podido escuchar al líder de Podemos, Pablo Iglesias, decir en uno de sus recitales universitarios que circulan por la Red, que la Guardia Civil es “una Institución burguesa que protege los intereses de la clase dominante”, ahora bien, una vez en la poltrona con su acta de diputado y embolsándose 6.000 euros mensuales, cambia su discurso, por si acaso, para buscar un acercamiento dando jabón a la Benemérita.

Asimismo y hace unos días, un grupo de exetarras que viajaban por la provincia de Navarra, y que quedaron aislados por un temporal de nieve, acabaron dando vivas a la Guardia Civil después de ser rescatados por miembros de esta benemérita Institución.

La Guardia Civil, como bien dice su reglamento y después de cada servicio, solo le cabe esperar un recuerdo de gratitud de esa sociedad a la que tiene el honor de servir.

No quisiera finalizar esta carta sin rendir un homenaje; un homenaje de admiración y de respeto a este humilde servidor público que ha entregado su vida al servicio de todos nosotros. Mi más sentido pésame a su familia, a sus compañeros, y a todos los vecinos de Barbastro por tan irreparable pérdida. Don José Antonio Pérez, descanse en paz.

Ante hechos como éste, es hora de reconocer que los delincuentes menores de edad son cada vez más numerosos y más temerarios, lo que pone de manifiesto que algo falla dentro del sistema. Mientras los niños y los jóvenes de nuestro pueblo no adquieran una educación y la cultura suficientes, para que puedan llegar a comprender que un policía y un guardia civil, un médico o un maestro son más necesarios e importantes que un futbolista, no tendremos realmente posibilidades de salir adelante como nación.

Por José L. Román.-

ACCESO FUENTE

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Benemérita al día

Actualidad

Cultura y Sociedad

Otras Secciones

Boletín de Noticias

SUSCRÍBETE >> Recibe gratis todas las noticias en tu correo
Términos y Condiciones