Menu
  • 01
  • 02
  • 03
  • 04
  • 05
  • 06
  • 07
logo-circulo-ahumada
CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA. ARTÍCULO 2 (CUIDADO CON LAS COCES)

CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA. ARTÍCULO 2 …

‹‹La Constitución ...

El gran encierro

El gran encierro

No, no me refiero ...

DOMINGOS BENEMÉRITOS

DOMINGOS BENEMÉRITOS

SUMARIO: DOMINGO 04 ...

Sábados culturales en Benemérita al Día

Sábados culturales en Benemérita a…

SUMARIO SÁBADO 03 de...

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

Miles de personas ...

Los majaderos de Alsasua

Los majaderos de Alsasua

Tras el acto terro...

POR SUS HECHOS LOS CONOCEREIS

POR SUS HECHOS LOS CONOCEREIS

A cada uno por los...

Prev Next

hospimedicalpatrocinador

Noticias Opinión

Regreso a la tribu perdida (II)

  • Escrito por Redacción

hervas

Decíamos no hace mucho que era una estupidez la actitud de soberbia, de gravedad y circunspección ante los demás. Unamuno ya comentaba aquello de que "detrás de un individuo grave y severo se oculta un tonto de capirote" (Andanzas y Visiones de España, libro que D. Miguel escribió en un viaje a Las Hurdes con S.M. D. Alfonso XIII).

Bueno, pues eso les sucedió a los romanos, que se creyeron reyes del universo y aparecieron toda suerte de bárbaros que los arrasaron. Y claro, los bárbaros tenían un espíritu tribal, por lo que la cultura sufrió un gran retroceso. Realmente eran tribus asociadas y cada señor mandaba en su territorio. El rey visigodo era, por tanto, un árbitro para las disputas y un ayudante en casos de abuso externo (léase intentos de invasión).

[Img #7998] Miguel de Unamuno

Apenas si tenía ejército, porque el que tenía se lo costeaba a medias de su peculio y de las limosnas que los señores feudales le daban. Se deshace, por tanto, el concepto de nación, tal como lo entendían los romanos, y por supuesto, la normativa legal, convirtiéndose aquello en una especie de "república del chaquetas", parecida a lo que luego fuera el salvaje oeste. Para muestra, la elección de rey, que no se atenía a legitimidad de sangre, sino que se obtenía mediante el asesinato. Así, el señor que quería ser rey, mataba al rey en curso y se autoproclamaba rey ante los otros señores feudales, mientras golpeaban todos sus escudos con las espadas a modo de asentimiento. Muy democrático.

La Edad Media fue una época terrible. Primero los godos y cuando se culturizaron algo, merced a la influencia del cristianismo, un traidor trajo a los árabes a la península, el conde Don Julián, ayudado por el obispo Don Opas. Los árabes conquistaron la Península Ibérica, pero en realidad no pasaron apenas de Toledo por el oeste. Por el este sí, por el este arrasaron hasta el pirineo oscense. Realmente en Castilla la Vieja seguían con el mismo régimen feudal, solo que dando tributos al Califato de córdoba. Si, había alguna que otra fortaleza donde se encontraban los andalusíes, pero más que nada eran puestos de recaudación, algunos de ellos fortificados, como Magerit, la actual Madrid, pero poquitos. Pasaron por Cataluña, pero tampoco se establecieron apenas allí, ni tampoco en el Reino de Navarra, al que más o menos dejaron en paz pronto. Salvo cuando llegó el visionario Almanzor, que ese sí realizó verdaderos saqueos y arrasó bastantes territorios. Pero duró poco. El caso es que con la caída del Califato, aparecieron... ¡treinta dos reinos, de taifas y no taifas, en la península! ¿Es eso lo que queremos ahora? Fruto de todo ello fue el crecimiento de Castilla y León, por un lado, con la mengua de Navarra y al-Ándalus, que quedó limitado al reino de Granada, un reino que, pese a disponer del apoyo otomano y genovés, se derrumba por los conflictos internos, siendo conquistado por los Reyes Católicos, al igual que el debilitado reino de Navarra.

¿Y qué había pasado con el lenguaje? Pues que ya en el siglo IX, en los conventos alaveses, riojanos y navarros se empieza a hablar castellano, un idioma de aluvión que surge sobre la base del latín, pero al que poco a poco se le va añadiendo de todo. En Cataluña, no obstante, al estar más aislados, se crea un idioma también de base latina, pero mucho más inspirado en la evolución que dicha lengua sufre en Francia, aunque con grandes diferencias. El vascuence o euskera prácticamente solo se habla entre campesinos y muy poco.

[Img #7996]  Carlos II. El Hechizado

Son los vascos quienes más apoyan la expansión de España, fundamentalmente porque se sentían muy españoles, en cierto modo liberados de la tiranía de sus vecinos, quienes los utilizaban a menudo como mano de obra muy barata. Así, entre los conquistadores de América hubo multitud de vascos, defendiendo con ardor la corona española. El antiguo reino de Aragón se expandió por el Mediterráneo, llegando incluso a Grecia, pero sin apenas copiar nada del griego en su lengua. En una fase posterior, tras la creación del Reino de España, su lealtad a la corona fue una y mil veces probada, rechazando constantemente la ofrecida unión con los franceses. Y así siguió todo hasta la guerra de sucesión: Austrias contra Borbones y viceversa. El caso es que Castilla estaba exhausta de tanta guerra y tan mal gobierno, así es que el remate fue la muerte de Carlos II "el hechizado" sin descendencia y la sublevación catalana contra todos. Por cierto, que hay un cuadro magnífico de Carlos II en la catedral de Cuzco, en el Perú, un cuadro que no debe dejar de verse cuando se vaya por allí. La guerra de los segadores acabó en empate o tal vez perdiendo Cataluña, pues hubo de ceder el Rosellón y la Cerdaña a Francia. Pero realmente fue una sublevación interna, pues se enfrascaron unos con otros. Y todos salieron perdiendo menos el Rey de Francia. Un siglo XVII nefasto para Cataluña. Yo no lo festejaría, pero en fin... Una guerra de doce años que – de alguna manera – podría incluirse en la guerra de los treinta años europea.

[Img #7997] Guerra dels segadors

Por eso, me resulta asombroso el afán nacionalista vasco y catalán. Es como si cada una de las orejas de un elefante quisieran establecerse por su cuenta. Aparte de ser algo "contra natura" es una cuestión costosísima y que solo puede conducir a la miseria, a la pobreza más absoluta. Nadie en Europa lo va aceptar, por razones obvias (los disparates son bastante contagiosos, que a la gente le gusta el parné del prójimo), pero es que puede suponer un caos de tal envergadura, que podrían darse dos cosas: un corralito no tardando mucho y que la voz del pueblo vasco o catalán pasase de ser audible a ser un susurro inaudible. Mira que en esta vida se escuchan disparates, pero ese bate récords. En resumen, que no es viable un proceso de independencia.

Entonces, ¿qué es lo que quieren, aparte de dar la lata? Pues está claro: pasta. ¿Es que pretenden hacer una taifa o un estado medieval? Seamos serios. Vivimos en un país de gestión carísima por culpa de todas estas tonterías. Hay una plétora de funcionarios y, sobre todo, de políticos sin una misión de gestión definida, acompañados de parientes chupando, disfrazados de asesores, y con unos servicios públicos que empeoran por momentos. Pongamos algunos ejemplos. Las autoridades sanitarias internacionales aconsejan un servicio de neurocirugía por cada millón de habitantes, con asistencia de 24 horas y constantes intervenciones, mañana, tarde y noche. En cualquier ciudad hay muchísimos más, incluso en ciudades que no alcanzan los treinta mil habitantes. ¿Cuál es el entrenamiento, cuál es la capacitación de esos profesionales? Y así toda la asistencia sanitaria, cada vez más cara y de menos calidad. ¿Y la universidad? Tal como funcionan, la inmensa mayoría de las universidades públicas son a extinguir. Se las comerán las privadas, pues al estado le sale mucho más barato becar alumnos capacitados que perder el tiempo y el dinero en centros politizados y gobernados en forma mediocre, entre sindicatos de clase y políticos que rapiñan, sin ocuparse nadie de dar una enseñanza de calidad. ¿Y la enseñanza primaria, media y profesional? Pues otro desastre. En parte por un profesorado politizado y sindical, aunque muchísimo menos que en la universidad, pero sobre todo por una gestión política de la docencia que es nefasta; si una ley de educación es mala, la otra es peor. Bueno, no sigo. Este país es un desastre y la gente se harta de decirlo. Lo peor y más reciente es el acceso de esas muchedumbres de oclócratas, cuyo único objetivo es alcanzar el poder para... ¡Para nada, porque ni saben ni quieren hacer nada útil! Yo creo que para enriquecerse, arruinándonos al resto.

Por eso, por el abuso, los del espíritu tribal se están engrandeciendo. Menos mal que ya no matan, pero en cualquier momento son capaces de volver a hacerlo, puesto que los principios morales no son su fuerte. ¿Y quién se ocupa de las víctimas? ¿Vamos al "borrón y cuenta nueva"? La tribu que vuelve. Matar por distracción hasta que yo sea rico. A partir de entonces, matar ya no vale.

Pues señores asesinos: ustedes tienen que arrepentirse públicamente, purgar su culpa (alguno no debería salir de la cárcel el resto de su vida) y compensar a las víctimas del terrorismo que ustedes han creado, con el insano objetivo de hacer daño. Yo creo que sus posesiones y las de quienes les apoyen deberían ponerse al servicio de las víctimas que ustedes han creado. No me cuenten otras historias.

No es un problema de perdón, no. El perdón pudieran tenerlo, pero como bien dijeran los romanos, "dura lex, sed lex" (la ley es dura, pero es la ley). Ahora bien, ¿hay leyes justas al respecto? Yo creo que habría que revisarlas. Seguiremos.

Francisco Hervás Maldonado, Coronel médico en la reserva

Francisco Hervás Maldonado. Coronel médico en la reserva
 
- See more at: http://latribunadelpaisvasco.com/not/4162/regreso-a-la-tribu-perdida-ii-/#sthash.FqWsV5yw.dpuf

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Benemérita al día

Actualidad

Cultura y Sociedad

Otras Secciones

Boletín de Noticias

SUSCRÍBETE >> Recibe gratis todas las noticias en tu correo
Términos y Condiciones