Menu
  • 01
  • 02
  • 03
  • 04
  • 05
  • 06
  • 07
logo-circulo-ahumada
El gran encierro

El gran encierro

No, no me refiero ...

DOMINGOS BENEMÉRITOS

DOMINGOS BENEMÉRITOS

SUMARIO: DOMINGO 04 ...

Sábados culturales en Benemérita al Día

Sábados culturales en Benemérita a…

SUMARIO SÁBADO 03 de...

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

Miles de personas ...

Los majaderos de Alsasua

Los majaderos de Alsasua

Tras el acto terro...

POR SUS HECHOS LOS CONOCEREIS

POR SUS HECHOS LOS CONOCEREIS

A cada uno por los...

Prev Next

hospimedicalpatrocinador

Noticias Opinión

¡DIOS QUÉ BUEN VASALLO! ¡SI OVIESSE BUEN SEÑORE!

  • Escrito por Redacción

general-davila

En los últimos años las acciones heroicas llevadas a cabo en combate por nuestros soldados han sido ocultadas o minimizadas para evitar el juego del pimpampum político donde, a pelotazos, derriban, unos y otros, el esfuerzo y sacrificio de los soldados que, como muñecos, se juegan la vida alentados por las pancartas del “no a la guerra”.

Todavía pervive en el recuerdo, y conviene no olvidarlo,  el escándalo de la irresponsable retirada de Irak, atribuible solo al interés político partidista, sometiendo a un gravísimo riesgo a las tropas españolas. Eso sin contar la delicada y peligrosa situación que tuvieron que asumir las tropas de la coalición al tener que ocupar deprisa y corriendo nuestras posiciones. Las dejamos, en lenguaje entendible para todos, con el culo al aire. Ellos no lo han olvidado. Lo corroboramos en Kosovo y estamos a punto de culminarlo ahora.

Desde entonces somos pocos fiables en Europa, políticamente.

1304297139_740215_0000000000_noticia_normal

Nuestras tropas sí lo son y mucho. En todo el mundo. A pesar de tener que superar que el que fue su más alto mando haya sido cesado y pasado al retiro por pérdida de confianza y falta de idoneidad.

‹‹¡Dios, Qué buen vasallo! ¡Si oviesse buen Señore!››

Hablar de guerra, de combates, de muertos o heridos se convirtió en terreno prohibido en un ministerio, el de defensa, cuya consigna era morir antes que matar y donde estaba prohibido hablar de vocación militar, de épica o de riesgo. O simplemente hablar. La prohibición parece que sigue y el miedo político atenaza a sus responsables con el horizonte de unas elecciones cercanas. Mucho trabajo para los comunicadores agazapados en su posición defensiva. Minimizar el riesgo. Perfil bajo en la información. ¡Silencio! ¡Que nadie se mueva! ¡Hay que pactar no sea que esto se nos vuelva en contra! Son las instrucciones.

¡¡¡Irak, Irak!!!

¿Pactar para defendernos? ¿Pactar para luchar contra los que matan indiscriminadamente en cualquier esquina? Perdonen, pero no entiendo nada. ¿Se discute si nos defendemos o abrazamos a los que pueden matar a los nuestros? 

1448519146_548920_1448542960_noticia_fotograma

Aunque las acciones heroicas de nuestros soldados se van olvidando y quedando en el sagrado recinto de las unidades, una Nación está obligada a recordar a sus héroes ¡siempre y para siempre!

El 29 de noviembre de 2003 a las 1430 horas morían en Irak siete soldados españoles. Pertenecían al Centro Nacional de Inteligencia, una delicada misión, murieron defendiéndose uno al otro, hasta perecer todos, sin pancartas de apoyo o repulsa. Solo conocían un pacto: ‹‹No abandonar jamás  a un hombre en el campo hasta perecer todos››.

Murieron cumpliendo con su sagrado deber, el que juraron con un beso a su Bandera, el destino más elevado de cualquier soldado. Todo por la Patria.

Después siguió el pimpampum político, se discutió la condecoración que les correspondía y jamás nadie valoró que allí hubo héroes que merecían algo más. Nadie abrió un expediente con objeto de condecorar el reconocido valor heroico y el muy distinguido, como virtudes que, con abnegación, inducen a acometer acciones excepcionales o extraordinarias, individuales o colectivas, siempre en servicio y beneficio de España. Los héroes ahora tienen que superar el baremo político.

Hoy recordamos a los que murieron aquel 29 de noviembre de 2003:

1107664892_740215_0000000000_noticia_normal

Comandante Carlos Baró Ollero, brigada Alfonso Vega Calvo, sargento 1º Luis Ignacio Zanón Tarazona, comandante Alberto Martínez González, comandante Carlos Pérez Pérez, brigada José Lucas Egea y comandante José Merino.

Descansen en paz acompañados por el recuerdo de sus compañeros y de tantos españoles agradecidos.

Antes de la batalla de Waterloo, el general Uxbridge preguntó a Wellington qué pensaba hacer. No hubo duda:

‹‹Una cosa es segura, que suceda lo que suceda, usted y yo cumpliremos con nuestro deber››.

Es la respuesta de un servidor público, paisano o uniformado

cid-estatua-burgos--644x362

Algunos han elegido un modo de vida que consiste en el servicio: a España y a los españoles. Cumplirlo es su deber. Aunque pierdan la batalla y la vida.

‹‹¡Dios, Qué buen vasallo! ¡Si oviesse buen Señore!››

General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

https://generaldavila.wordpress.com

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Benemérita al día

Actualidad

Cultura y Sociedad

Otras Secciones

Boletín de Noticias

SUSCRÍBETE >> Recibe gratis todas las noticias en tu correo
Términos y Condiciones