Menu
  • 01
  • 02
  • 03
  • 04
  • 05
  • 06
  • 07
logo-circulo-ahumada
Cartas al Director

Cartas al Director

Envíe su carta...

CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA. ARTÍCULO 2 (CUIDADO CON LAS COCES)

CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA. ARTÍCULO 2 …

‹‹La Constitución ...

El gran encierro

El gran encierro

No, no me refiero ...

DOMINGOS BENEMÉRITOS

DOMINGOS BENEMÉRITOS

SUMARIO: DOMINGO 04 ...

Sábados culturales en Benemérita al Día

Sábados culturales en Benemérita a…

SUMARIO SÁBADO 03 de...

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

Miles de personas ...

Los majaderos de Alsasua

Los majaderos de Alsasua

Tras el acto terro...

Prev Next

hospimedicalpatrocinador

Noticias Opinión

Es Deslealtad y es Traición

  • Escrito por Redacción

jose-julio-rodri-guez-20127

La lealtad es el cumplimiento de aquello que exige la fidelidad y el honor, es ser fiel a la promesa dada, es una virtud de nuestra propia conciencia y que implica cumplir con un compromiso dado, incluso frente a circunstancias cambiantes o adversas. Lo contrario a la lealtad es la traición, es la violación de un compromiso adquirido, es la ruptura de una promesa expresa o tácita hecha. Traición es la falta que comete aquel que no cumple su palabra o que no guarda la fidelidad prometida y debida.

No se trata de ideología, no se trata de ideales o de pensamiento, se trata de faltar a un juramento, en su caso a una promesa, lo que usted ha hecho mi Teniente General, con todo mi “respeto y subordinación”, se llama traición, porque no ha sido fiel al compromiso, a la promesa, que adquirió al jurar nuestra bandera como militar y al prometer su cargo como JEMAD.

Se trata de actuar con honor, esa cualidad moral que tanto a los militares como a  guardias civiles se nos presupone, honor al que ha faltado al incumplir los deberes que en su día prometió, honor que a todos nosotros nos impulsa a realizar el más estricto cumplimiento de nuestros deberes, nuestras misiones y nuestras promesas, y nuestra misión principal no es otra que la de salvaguardar los intereses de la Patria, la integridad del territorio y la soberanía de la nación, faltar a todo eso, se le llama traición.

Traición, porque se une a una formación política que es todo lo contrario a lo que usted como militar juró en su día, guardar fidelidad a la Patria, al Rey y a la Constitución, una formación en la que sus líderes, sus camaradas ahora, han manifestado públicamente que odian nuestra Bandera y nuestro Himno, bandera e himno que son la representación de España, de nuestra Patria, y no quiero que me entienda mal, ni que me fusilen sus camaradas por apelar a la PATRIA, con mayúsculas, usted debería entenderlo porque juró defenderla “y si preciso fuera, entregar nuestra vida en la defensa de España”, no espero que sus correligionarios lo hagan, pero se lo explicaré a usted y a ellos, Patria proviene del latín “patrĭa, familia, patris, tierra paterna y pater, padre”, Patria es por tanto el lugar, el país, el pueblo en el que hemos nacido, al que nos sentimos vinculados por razones legales, históricas o sentimentales, es el pueblo, ciudad, región en la que vivimos, es la comunidad con la que nos sentimos identificados, es la casa de nuestros padres, de nuestros amigos, de nuestros vecinos, de nuestros conciudadanos, es nuestra casa, es un sentimiento de cariño y de respeto hacia todo eso, es la familia, son los amigos y son los compañeros, es el conjunto de nuestra sociedad y de nuestras leyes, todo eso mi Teniente General, todo junto hacen Patria, todo eso odian sus camaradas, todo eso juró usted defender y todo eso ha traicionado al unirse a aquellos que ya han manifestado públicamente que odian España y sus simbolos y que han dado su apoyo a quienes quieren romper nuestra Patria.

Traición, porque olvidó, al aliarse con aquellos que odian nuestros símbolos aquel juramento que como militar hizo: «¿Juráis por Dios o prometéis por vuestra conciencia y honor, cumplir fielmente vuestras obligaciones militares, guardar y hacer guardar la Constitución como norma fundamental del Estado, obedecer y respetar al Rey y a vuestros jefes, no abandonarlos nunca y, si preciso fuera, entregar vuestra  vida en defensa de España?», ha traicionado aquella primera promesa que como militar hizo, promesa que volvió a hacer cuando tomó posesión del cargo de JEMAD en 2008, entonces además prometió “fidelidad al Rey”, cosa que sus nuevos compañeros de viaje han manifestado no tener, ni querer.

Traición, a sus compañeros y a los míos, porque se une a una formación que apoya a los terroristas, les defiende, se une a partidos pro-etarras para concurrir a unas elecciones, a las mismas a las que usted concurrirá con su nuevo partido, terroristas que asesinaron a compañeros suyos del ejercito, pero también a compañeros míos de la Guardia Civil y de la Policía, servidores públicos que como usted y como yo, juraron defender la Patria, guardar y hacer guardar la Constitución y obedecer y respetar al Rey, y esa promesa, como servidores de España, como usted y como yo, a ellos les costó la vida.

Traición, porque ayer asistía, en primera fila al funeral de mis compañeros asesinados por ETA en 2009 y seis años después, usted, se ha aliado con los que vienen haciéndole guiños a la banda asesina, se ha unido a quienes han apoyado a ETA y a sus presos, mañana usted le dará, irá de la mano y se sentará en el Congreso junto a esos grupos que apoyan a los asesinos traicionando la memoria de sus compañeros y de los míos, se sentará junto a los que quieren romper España, acabar con nuestra Constitución, con la Monarquía, terminar con todo aquello que usted y yo prometimos defender.

Solo espero que recuerde aquellas últimas palabras que nos dijeron tras la jura de bandera: «Si cumplís vuestro juramento o promesa, la Patria os lo agradecerá y premiará, y si no, mereceréis su desprecio y su castigo, como indignos hijos de ella». Hoy usted se ha hecho un "indigno hijo de la Patria" y merece nuestro desprecio, el castigo lo lleva usted en su conciencia.

Y por si acaso apela a que al pasar a retirado, cosa que aún no es, aquello que juró queda sin validez, le recuerdo lo que decía no hace mucho un compañero suyo, el general Dávila, “No se es militar y de pronto se deja de serlo”, y añadía que cuando se pasa a “retirado se deja oficialmente el servicio, pero solo oficialmente. Es decir, se pone al lado, pero nunca, nunca deja de ser, sentir y vivir la vida con vocación de soldado”, por eso las promesas que hicimos como soldados, o como guardias civiles en mi caso, son para toda la vida, solo acaban cuando damos nuestro último adiós.

Del honor mi Teniente General, hablaremos otro día.

Antonio Mancera Cárdenas, guardia civil retirado

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Comentarios   

 
0 #3 Laurent 06-11-2015 23:27
Atentos a los infiltrados de PODEMOS en los comentarios, que quieren descalificar esta legítima opinión de un Guardia Civil mencionando a la Falange, arribas España y demás cosas que no vienen al caso. Desde el comité central envían trolls para intentar dividir España entre fascistas (los que no son de PODEMOS) y ellos "los demócratas honrados". Cuidado y no dejaros engañar. Están profundamente resentidos y empeñados en que deben darle la vuelta al resultado de la Guerra Civil, porque según ellos España está dominada por fascistas.
Citar | Reportar al moderador
 
 
0 #2 rogelio garcia de di 06-11-2015 15:36
CUIDADO PODEMOS,ESTE SR.FUE DIRECTOR GENERAL DE ARMAMENTO Y MATERIAL DEL MINISDEF,TRATO CON GENERAL DINAMICS,INDRA Y MUCHOS MAS EMPRESAS,CUIDAD O CON QUE ALGUIEN INVESTIGUE
Citar | Reportar al moderador
 
 
+4 #1 José Manuel Afonso C 06-11-2015 09:19
Yo no soy militar ni guardia civil, pero llevo a España en el corazón. Lo que ha hecho este militar es alta traición al unirse a quienes públicamente han renegado de la Patria y de sus símbolos. Si le queda algo de vergüenza,. recapacite y aléjese de esas diabólicas compañías. Decía que no soy militar ni guardia civil, pero si soy falangista y eso implica amor incondicional a la unidad de España, a la dignidad de la persona humana y a la justicia social. Por eso nunca gritamos ¡viva España! sino ¡¡¡Arriba España!!!. Puede que quien lea este comentario no lo entienda, pero nuestra ideología no es un sentimiento tan solo, es una manera de ser y de estar, que los de la extrema izquierda nunca van a comprender. Por lo tanto, le pido (al general) que rectifique.
Citar | Reportar al moderador
 

Benemérita al día

Actualidad

Cultura y Sociedad

Otras Secciones

Boletín de Noticias

SUSCRÍBETE >> Recibe gratis todas las noticias en tu correo
Términos y Condiciones