Menu
  • 01
  • 02
  • 03
  • 04
  • 05
  • 06
  • 07
logo-circulo-ahumada
Sábados culturales en Benemérita al Día

Sábados culturales en Benemérita a…

SUMARIO SÁBADO 03 de...

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

Miles de personas ...

Los majaderos de Alsasua

Los majaderos de Alsasua

Tras el acto terro...

POR SUS HECHOS LOS CONOCEREIS

POR SUS HECHOS LOS CONOCEREIS

A cada uno por los...

DOMINGOS BENEMÉRITOS

DOMINGOS BENEMÉRITOS

SUMARIO: DOMINGO 13 ...

Prev Next

hospimedicalpatrocinador

Noticias Opinión

LAS MARCHAS DE LA IGNOMINIA

  • Escrito por Redacción

ETA-presos de ETA-familiares presos ETA-traslado presos enfermos-etarras enfermos

El pasado fin de semana se desarrollaron dos manifestaciones distintas a favor de los presos de ETA, ambas marchas de una bajeza moral y de una abyección sin límites.

La primera, unos mil participantes a favor de la salida de las cárceles de los asesinos enfermos, el lema además de ruin y canalla, de una falta de moral extraordinaria, “SON FAMILIA”, decía el cartel de convocatoria, negando que aquellos que no pueden tener a sus familiares en casa, aquellos que solo pueden visitar a los suyos en un cementerio, aquellos que tan solo ante una tumba pueden sentirlos cerca, porque fueron asesinados por los terroristas etarras, enfermos o no, lo sean igualmente. Es además un lema humillante para las víctimas y sus familias, a los que únicamente les queda el recuerdo, la memoria y la justicia de ver a los asesinos confinados en prisión, cumpliendo sus penas.

La otra manifestación, la del sábado aún más aberrante, más ignominiosa, más abyecta, donde la humillación a las víctimas fue aún mayor, si es que se puede humillar más a una persona que ha perdido a sus seres más queridos a manos de asesinos sin escrúpulos, y que estos hoy reclamen derechos que nunca concedieron y que siempre negaron, pues esta última es aún más humillante, más ruin, más canalla, porque además de juntarse lo más podrido de la sociedad vasca, reclaman una amnistía sin condiciones para todos los asesinos de ETA actualmente en prisión, pero también para los huidos de la justicia, en esta manifestación, la del sábado en Bilbao, no solo se humilló a las víctimas, lo que ya de por sí es un delito, sino que se hizo una apología de los terroristas y un enaltecimiento de sus acciones terroristas, lo que también es delito, y todos ellos tipificados en nuestro Código Penal, porque lo que tenemos claro y lo que deja claro la Ley es que la apología o el enaltecimiento del terrorismo es el discurso, tanto hablado o escrito, en defensa o alabanza de acciones u organizaciones terroristas. No es una disculpa o una opinión sobre las acciones terroristas o los propios terroristas, sino una defensa y una alineación con estos comportamientos, y eso ocurrió el sábado.

“No son terroristas” son “presos políticos” son “las personas más generosas” porque “han dado lo mejor de sí mismos para hacer frente a esos monstruos”, gritaban los manifestantes, los monstruos son los Estados español y francés, estados democráticos que garantizan la libertad y el Estado de Derecho, “los monstruos” somos nosotros, la sociedad en general, que durante años vivimos el terror de ETA y de sus pistoleros, ellos, los asesinos, son “personas generosas”, ignoro si estos canallas conocen el significado de la palabra “generosidad” o si la confunden con la palabra “cobardía”.

La generosidad se entiende como un valor y una cualidad del ser humano, y eso de entrada ya incapacita a algunos de estos individuos para ser generosos, generosidad no sólo es compartir u ofrecer bienes materiales, sino que también es estar disponible y ofrecer ayuda a los demás, tan solo este concepto deja fuera a toda esta caterva de individuos sin moral que elevan a la categoría de héroes a simples delincuentes, terroristas y asesinos y evidentemente por esa misma razón, nunca pueden ser generosos los asesinos y terroristas de ETA, sin embargo sí que son cobardes, porque los cobardes no se hacen cargo de sus acciones si éstas son reprochables moral o legalmente, las niegan y las ocultan, o las enmascaran como una supuesta  lucha por la libertad, cuando en realidad se trata simplemente de delincuencia, terrorismo y asesinato, los cobardes se aprovechan de terceros para evitar las consecuencias de sus actos, e intentan aparecer como victimas de sus propias acciones, el cobarde siente un miedo extremo a asumir las consecuencias de aquello que ellos mismos han provocado. Los asesinos de ETA, en prisión, huidos y aquellos que les apoyan, no son generosos, simplemente son cobardes.

Estas manifestaciones de apoyo a los asesinos, simplemente son ignominiosas, porque suponen una afrenta pública, dicen que la etimología del término está relacionada a in-nomen (“sin nombre”), y estas manifestaciones son evidentemente algo "innombrable" en una sociedad justa, sana y libre, ya que ese es el efecto, el de una verdadera "afrenta pública", el que causan las acciones deshonrosas que en el nombre de asesinos y terroristas, con cerca de mil asesinatos a sus espaldas, provocan estas algaradas callejeras, donde se apoya, se enaltece, se hace apología de los terroristas y de sus acciones y se humilla a las víctimas, sobre todo se humilla a las victimas, manifestaciones autorizadas o no, en las que se están cometiendo delitos tipificados en nuestro Código Penal, concretamente en el artículo 578 del vigente Código Penal se dice textualmente que, “El enaltecimiento o la justificación por cualquier medio de expresión pública o difusión de los delitos comprendidos en los artículos 571 a 577 de este Código (Delitos de Terrorismo) o de quienes hayan participado en su ejecución, o realización de actos que entrañen descrédito, menosprecio o humillación de las víctimas de los delitos terroristas o de sus familiares se castigará con pena de prisión de uno a dos años”.

Por último solo decir que el límite a la libertad de expresión, a la que apelan todos estos subgrupos marginales (tan solo unos 800 participantes en la manifestación del sábado, pocos más en la del viernes), reside en el discurso del odio o la incitación a la violencia, y los manifestantes del sábado el odio y la incitación a la violencia lo llevaban ya de serie, "Espetxeak apurtu" (Romped las cárceles), "Borroka da bide bakarra" ("La lucha es el único camino") y "Amnistiarik gabe, pakerik gabe" ("Sin amnistía no hay paz"), incluso se pidió berreando "seguir con la lucha". Odio e incitación a la violencia en estado puro. Ahora solo queda que la Fiscalía haga su trabajo y actúe en consecuencia.

Mientras, las victimas, ante las marchas de la ignominia claman y reclaman en el desierto, ¡¡JUSTICIA!!, y así en las redes sociales se preguntaban, ya que la Justicia no da respuestas y al parecer no persigue los delitos o no los castiga: "Y a los que asesinaron, no tienen el mismo derecho?", "¿Humillación por estar en la cárcel por asesinato?", "Que vergüenza que se quejen... lo que daría yo por ver a mis padres 40 minutos a la semana", "... y que haya aún gente que piense que solo fue un problema de voluntad política..."

Respuestas y opiniones que evidentemente quedaron sin respuestas.

Antonio Mancera Cárdenas, guardia civil retirado por accidente en acto de servicio

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Benemérita al día

Actualidad

Cultura y Sociedad

Otras Secciones

Boletín de Noticias

SUSCRÍBETE >> Recibe gratis todas las noticias en tu correo
Términos y Condiciones