Menu
  • 01
  • 02
  • 03
  • 04
  • 05
  • 06
  • 07
logo-circulo-ahumada
Cartas al Director

Cartas al Director

Envíe su carta...

CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA. ARTÍCULO 2 (CUIDADO CON LAS COCES)

CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA. ARTÍCULO 2 …

‹‹La Constitución ...

El gran encierro

El gran encierro

No, no me refiero ...

DOMINGOS BENEMÉRITOS

DOMINGOS BENEMÉRITOS

SUMARIO: DOMINGO 04 ...

Sábados culturales en Benemérita al Día

Sábados culturales en Benemérita a…

SUMARIO SÁBADO 03 de...

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

Miles de personas ...

Los majaderos de Alsasua

Los majaderos de Alsasua

Tras el acto terro...

Prev Next

hospimedicalpatrocinador

Noticias Opinión

La patada en el culo

  • Escrito por Redacción

FHERVAS copia 

Según  el  esperperpéntico  Joan  Tardá,  el  27  los  catalanes  “le  van  a  dar  una  patada  en  el  culo  a  España”.  Se  puede  ser  más  tonto,  pero  con  un  preparador  muy  bueno  y  gastando  mucho  dinero  en  el  “coaching”,  como  ahora  dicen  los  cursis.  

Pero  ¡hombre  de  Dios!,  ¿cómo  se  va  a  usted  a  dar  una  patada  en  el  culo  a  sí  mismo?  Porque  usted  y  sus  secuaces  son  más  españoles  que  el  burlador  de  Sevilla,  más  que  una  tarde  de  toros  y  más  que  el  vino  con  casera.  ¡Pero  si  usted  es  un  pobre  hombre  que  vive  a  base  de  decir  barbaridades,  porque  no  sabe  hacer  otra  cosa…!  ¿Qué  quiere,  más  dinero?  Usted  ni  sabe  ni  puede  gobernar.  Me  recuerda  la  coplilla  antigua,  pero  adaptada  a  usted:  “Joan  Tardá  me  quiere  gobernar,  y  yo  le  sigo,  le  sigo  la  corriente,  porque  no  quiero  que  diga  la  gente  que  Joan  Tardá  me  quiere  gobernar”.  

Pero  hombre,  deje  de  decir  sandeces  y  coja  un  buen  azadón  y  cave,  que  eso  calma  mucho  los  nervios  y,  de  paso,  es  útil  para  la  siembra,  para  plantar  arbolitos,  hacer  alcorques  para  el  riego,  etc.  Porque  el  número  de  palabras  que  usted  pronuncia  por  unidad  de  tiempo,  guarda  relación  inversa  con  su  número  de  ideas,  que  son  pocas  y  peregrinas.  No  vale  usted  para  la  política,  dedíquese  a  otra  cosa.  A  lo  mejor,  entre  alcorque  y  alcorque,  podría  dar  sus  clasecitas  de  lengua  y  literatura  catalana  a  los  niños,  pero  bien  dadas  y  sin  envenenarles  el  coco.  Puede  que  sea  usted  catedrático  de  instituto  (me  gustaría  saber  su  vía  de  acceso,  pues  no  le  veo  a  usted  muy  culto  ni  con  un  vocabulario  elegante).    

Mucho  catalán,  pero  se  niega  a  que  haya  una  academia  de  la  lengua  asturiana  y  grita  “muerte  al  Borbón”  (en  catalán,  por  supuesto,  porque  usted  apenas  si  sabe  hablar  en  castellano  decentemente  y  creo  que  tampoco  en  catalán.  Vuelvo  a  preguntarme:  ¿cómo  sacaría  usted  su  cátedra  de  instituto,  quién  le  recomendó?  Porque  la  recomendación,  como  sabe  usted  mejor  que  yo,  pues  la  practica  a  menudo  y  la  practican  con  usted  en  su  partidejo  (lo  digo  porque  comparado  con  los  partidos  españoles,  el  suyo  es  un  chiste  radical),  la  recomendación,  insisto,  es  una  buena  salida  para  los  poco  aficionados  al  currelo.  

Que  yo  sepa,  escribió  un  libro  en  1991  y  se  acabó.  ¿Era  de  verdad  original?  Me  parece  que  ya  va  siendo  hora  de  que  escriba  algún  otro.  ¿Cuántos  ejemplares  vendió  de  su  libro?,  en  catalán,  por  supuesto,  que  a  usted  se  le  resiste  el  castellano.  Y  no  crea  que  habla  muy  bien  el  catalán.  Eso  sí,  envenena  las  mentes  de  los  niños  con  mucha  soltura  (bueno,  cuando  da  clase,  cosa  excepcional).  

Les  adjunto  algunas  frases  de  este  “prócer”:  «Cuando  hayamos  proclamado  la  república  en  Cataluña  seguiremos  viniendo  al  Parlamento  español,  por  supuesto;  porque  hay  dos  territorios,  el  País  Valenciano  y  las  Islas  Baleares,  dos  territorios  de  los  Países  Catalanes,  que  seguirán  siendo  todavía  territorio  del  Estado  español».  En  el  programa  Los  desayunos  de  TVE  sobre  si  renunciaría  a  su  acta  en  el  Congreso  de  los  Diputados  tras  la  secesión  de  Cataluña.  11  de  febrero  de  2014.  

Otra  “lindeza”  que  además  prueba  su  dominio  de  la  lengua  (¿cómo  conseguiría la  cátedra  de  instituto?):   "Es  penoso  que  directivos  de  empresas  alemanas, enriquecidas  gracias  al  nazismo  y  cómplices  de  millones  de  millones  de  asesinatos  critiquen  el  nacionalismo  catalán". Hay  que  ser  “mu…  tonto”  para  decir  eso.  ¿Por  qué  no  acusa  a  los  asesinos  republicanos  del  36,  quienes,  entre  otros,  mataron  a  mucha  gente,  simplemente  por  no  ser  de  su  cuerda.  

Ustedes  solo  saben  insultar  y  agredir.  ¿Qué,  van  a  comprar  algunos  kalashnikovs  para  su  ejército  terrorista,  o  simplemente  le  encargarán  la  depuración  al  estado  islámico?  ¿Obligarán  a  las  catalanas  independientes  a  llevar  el  burka?  

En  fin,  no  pienso  perder  el  tiempo  más  con  su  persona.  Usted  no  vale  un  pimiento.  Si  lo  valiera,  a  lo  mejor  trabajaría,  cosa  que  no  hace.  Pero  modere  su  lengua,  no  sea  que  un  día  alguien  le  llame  al  orden  y  ustedes,  que  yo  sepa,  no  son  valientes  precisamente.  

Dejen  en  paz  a  nuestros  familiares  y  amigos  españoles  que  viven  en  la  región  catalana,  no  sea  que  nos  cabreemos  más  de  la  cuenta.  

Francisco  Hervás  Maldonado  Coronel  Médico  en  la  reserva 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Benemérita al día

Actualidad

Cultura y Sociedad

Otras Secciones

Boletín de Noticias

SUSCRÍBETE >> Recibe gratis todas las noticias en tu correo
Términos y Condiciones