Menu
  • 01
  • 02
  • 03
  • 04
  • 05
  • 06
  • 07
logo-circulo-ahumada
Cartas al Director

Cartas al Director

Envíe su carta...

CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA. ARTÍCULO 2 (CUIDADO CON LAS COCES)

CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA. ARTÍCULO 2 …

‹‹La Constitución ...

El gran encierro

El gran encierro

No, no me refiero ...

DOMINGOS BENEMÉRITOS

DOMINGOS BENEMÉRITOS

SUMARIO: DOMINGO 04 ...

Sábados culturales en Benemérita al Día

Sábados culturales en Benemérita a…

SUMARIO SÁBADO 03 de...

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

Miles de personas ...

Los majaderos de Alsasua

Los majaderos de Alsasua

Tras el acto terro...

Prev Next

hospimedicalpatrocinador

Noticias Opinión

CARTA A LOS FAMILIARES DE LOS PRESOS DE ETA

  • Escrito por Redacción

etxerat

No tan estimado familiar de ese etarra encarcelado en cualquiera de las cárceles españolas o francesas: 

Sí es a ti, no nos conocemos, tampoco tengo ganas de hacerlo, pero esta carta es para ti, como podría ser para cualquiera de los tuyos, o para cualquiera que sea y piense como tú. Si la has estás leyendo tú, bien, solo te pido que se la hagas llegar a los tuyos, tú sabes bien quienes son.

Te escribo para darte la enhorabuena, lo habéis conseguido, habéis conseguido algo con lo que no podemos competir, algo que los familiares de las víctmas de ETA, que la sociedad, no os pueden rebatir.

Antes de ayer llamabais “tragedia” a tener a los vuestros encarcelados lejos de casa, y eso pudimos rebatirlo, porque la verdadera tragedia no es estar lejos pero vivo, la tragedia es no estar, es la de quien hoy tiene que vivir la ausencia de aquellos que fueron asesinados por quienes hoy se encuentran cumpliendo condena, la de los niños que crecieron sin sus padres, la de los padres que tuvieron que vivir la ausencia temprana de sus hijos asesinados, la de las esposas que tuvieron que criar a sus hijos sin ayuda, la verdadera tragedia es la de cientos de familiares que perdieron a sus seres queridos por un coche bomba, por un tiro en la nuca, por una decisión de quienes se erigieron en jueces y verdugos, cuando en realidad tan solo fueron y son  asesinos sin escrúpulos, la tragedia es la de miles de mutilados en los atentados que programaron y ejecutaron los asesinos a los que hoy os cuesta tanto visitar, que hasta habéis puesto precio a las visitas.

Ayer apelastéis a una política “despiadada” hacia los asesinos de ETA, sin querer entender que en realidad lo “despiadado”, lo inhumano, bárbaro, sanguinario, desalmado, son los brutales asesinatos mediante el coche bomba, el tiro en la nuca o por la espalda, lo “despiadado”, lo brutal, lo cruel, es no sentir compasión por las víctimas, es no tener escrúpulos a la hora de matar, es no  sentir remordimiento por los asesinatos, lo despiadado es que celebréis y brindéis por el asesinato de un niño, un anciano, una mujer, un padre, una madre, un hijo, un esposo, un guardia civil, un policía, un militar, UN SER HUMANO, lo atroz es que un hijo, un hermano, una esposa, un padre, una madre pierdan a un ser querido simplemente porque alguien ha decidido quién debe vivir y quien debe morir.

Como ves, cuando habéis apelado a la “tragedia” y a lo “despiadado”, la gente os ha mirado con desprecio, con asco, con incredulidad por vuestros argumentos, con vergüenza ajena, nadie os ha creído, no habéis conseguido vuestro objetivo de haceros las víctimas de una situación de la que sois, y de la que son los asesinos encarcelados, cerca o lejos de vosotros, los únicos responsables.

Pero hoy, debo confesar que habéis ganado, que nos habéis "pillado", que nos habéis dejado sin argumentos, que las victimas de vuestros asesinos no puedan rebatiros, hoy vosotros, los lobos que durante tanto tiempo lleváis queriendo hacernos creer que sois unos pacificos corderos, que durante tiempo habéis querido que la gente crea que sois las únicas y verdaderas víctimas de vuestras propias acciones, habéis ganado, como el denunciar la “tragedia” de los presos de ETA encarcelados en cárceles españolas o francesas, o una política penitenciaria “despiadada” al parecer no ha sido suficiente, porque las acciones de los asesinos han causado más y mayores tragedias y han sido más despiadadas y atroces que aquello que denunciáis, habéis decidido dar un giro a vuestras pretensiones y apelar a algo tan mundano, pero más efectivo, al dinero, lo que demuestra que en realidad no os molesta tanto que vuestros familiares y amigos estén lejos, sino que al parecer para vosotros es caro visitarlos.

Habéis ganado, porque nosotros, la sociedad en general y las víctimas de ETA y sus familiares en particular, no podemos contabilizar, no podemos cuantificar en euros, el sufrimiento, los sentimientos, la ausencia, la memoria, el recuerdo, el dolor, ¿como podemos evaluar todo el daño causado?, ¿como vamos a cuantificar las cientos de familias rotas, los miles de heridos y mutilados?, ¿como cuantificar los viajes a los cementerios o la tristeza por el ser querido que jamás volverá?, nosotros no podemos competir con vuestras cifras en euros, porque no podemos enfrentar sentimientos a dinero, y ahí nos habéis ganado, porque dais a entender que todo vuestro mundo gira tan solo a eso, al dinero, y esto es  así, porque incluso apeláis para dar mas fuerza a vuestro argumentario, a familias arruinadas por ir a visitar a los asesinos en la cárcel, permiteme que este extremo lo dude, porque sé que tenéis asociaciones que os ayudan, que realizáis colectas para realizar esos viajes, que utilizais las herriko-tabernas para sufragar parte de esos gastos, sin embargo nuestro mundo gira en torno a sentimientos, a justicia, a la justicia de ver a los delincuentes, a los asesinos encarcelados, nunca al dinero, aunque hablando de familia arruinadas también nosotros podriamos hablar de familias arruinadas, arruinadas emocionalmente por el asesinato brutal y sin sentido de sus seres más queridos, familias a las que han arruinado vuestros familiares.

Y como vuestro único problema es el dinero, contabilizáis todo, viajes, billetes, combustible, kilómetros, alojamientos, alimentación, os tengo que dar las gracias porque al menos no incluís el coste de los billetes de los niños, al parecer viajan gratis, “...ni otros costes imposibles de medir en euros: los del riesgo y el cansancio, porque en todos los casos el trayecto de ida y vuelta, se haga en el medio de transporte que sea, requiere recorrer más de 2.000 kilómetros y emplear más de 24 horas”, imagino que ese cálculo es únicamente si viajáis a Andalucía, a Algeciras, porque si no estaréis mintiendo y nos estaréis engañando una vez más, porque tengo entendido que no todos los asesinos de ETA están encarcelados en el sur de España.

Lo mejor es que nos explicáis, y no se os cae la cara de vergüenza, que “...tampoco se pueden computar, la tensión del viaje a realizar, siempre a contrarreloj para no perder la visita; el nerviosismo a la entrada de la prisión, siempre temiendo que nos digan que la visita ‘no consta’ y tengamos que volver sin haberla realizado; el agotamiento físico resultante de tener que ponernos en carretera sin descanso entre la jornada laboral y el viaje; la carga física y síquica que exige realizar estos viajes con bebés y menores de edad y lo que estos viajes significan para ellos; la penalidad que estos desplazamientos suponen para personas de edad avanzada o con movilidad reducida…”.

De verdad que no entiendo las prisas, si las visitas están programadas, podríais programar los viajes, si viajais para realizar una visita ya prevista, ésta "constará", por lo que no deberías estar nerviosos, porque de lo contrario ¿a que vais?, pero lo peor de vuestro argumentario, lo que me parece mentira, lo que demuestra que sois crueles e hipócritas, es cuándo apeláis al “agotamiento físico y psíquico” por unos viajes para visitar en la cárcel a cualquiera de estos asesinos, pero os olvidais una vez más, del “agotamiento físico y psíquico” de quien ha perdido a un ser querido de la forma más cruel e inhumana posible, apeláis a la “penalidad” que suponen los viajes para personas de "...avanzada edad o movilidad reducida...”, pero olvidáis los años de penalidades que han sufrido los hijos, esposas y padres tras el asesinato de los suyos, olvidáis las penalidades que han tenido que padecer los miles de heridos y mutilados que han sufrido secuelas en esos atentados y tienen "movilidad reducida" o simplemente "inmovilidad", las penalidades que aún siguen sufriendo, olvidáis a los centenares de bebés y menores que habéis dejado huérfanos y que han requerido ayuda para seguir con sus vidas.

Es mejor que no sigáis por ahí, no pretendáis seguir intentando haceros las victimas de vosotros mismos y de vuestras acciones, no intenteis hacernos creer que vosotros sufris más que las victimas de los asesinos, por ahí lo tenéis todo perdido, de verdad la única forma de intentar ganar a la sociedad, de intentar ganar a las víctimas, es que sigáis apelando al dinero, a lo que os cuestan los viajes, esa es vuestra única baza, porque si se pudiese contabilizar y cuantificar, el sufrimiento, los sentimientos, la ausencia, la memoria, el recuerdo, el dolor, el daño causado, las cientos de familias rotas, los miles de heridos y mutilados, los viajes a los cementerios o la tristeza por el ser querido asesinado, volveréis a perder la batalla.

Por cierto, si queréis cuantificar, si queréis cifras, podríamos hablar de los millones de euros de responsabilidad civil que los asesinos aún tienen que pagar a sus víctimas por los atentados, por las muertes, por las heridas y secuelas y que no han satisfecho todavía, estaréis conmigo en que también son cifras y estas ya están cuantificadas, calculadas y contabilizadas, tan sólo es necesario que empecéis a pagar, y a partir de ahí, sí que podríamos hablar de cifras, de dinero, al menos así dejareis de mezclar y enfrentar dinero a sentimientos, a sufrimiento, a dolor.

Tomad nota y obrad con sentido de la responsabilidad, no pidáis, no exijáis, si no cumplís, no apeléis a unos sentimientos que no tenéis y no pretendáis que el resto de la sociedad os respete si vosotros no respetáis a quienes los vuestros han infligido los mayores daños, las mas cruentas heridas, las más horribles mutilaciones, si no respetáis a quienes los vuestros, los que permanecen en prisión, cerca o lejos, han privado de sus seres queridos. No os riais y no humilléis más a las víctimas y a la sociedad.

Antonio Mancera Cárdenas, guardia civil retirado por accidente en acto de servicio.

Comentarios   

Angélica Chaparro
0 #1 Angélica Chaparro 13-08-2015 13:35
Gracias Antonio Mancera Cárdenas por escribir esta carta a los familiares de los presos etarras o lo que es lo mismo, a los familiares de los asesinos. Se me han puesto los pelos de punta nada más leerla, porque has descrito a la perfección todo el dolor que pasamos las victimas del terrorismo, y que por mucho dinero o todo el oro del mundo, nunca van a resarcir el daño producido, las lesiones, el dolor, el familiar perdido de la peor manera, el tener que cambiar de domicilio, las visitas al cementerio, las visitas al psicologo, los familiares suicidados, las familias rotas..Que pena que a ellos sólo les mueva el dinero y no tengan una mínima dignidad humana hacía las victimas y los ciudadanos de bien.
Felicidades por esta carta y por la parte que me toca.
Citar

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Benemérita al día

Actualidad

Cultura y Sociedad

Otras Secciones

Boletín de Noticias

SUSCRÍBETE >> Recibe gratis todas las noticias en tu correo
Términos y Condiciones