Menu
  • 01
  • 02
  • 03
  • 04
  • 05
  • 06
  • 07
logo-circulo-ahumada
Sábados culturales en Benemérita al Día

Sábados culturales en Benemérita a…

SUMARIO SÁBADO 03 de...

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

Miles de personas ...

Los majaderos de Alsasua

Los majaderos de Alsasua

Tras el acto terro...

POR SUS HECHOS LOS CONOCEREIS

POR SUS HECHOS LOS CONOCEREIS

A cada uno por los...

DOMINGOS BENEMÉRITOS

DOMINGOS BENEMÉRITOS

SUMARIO: DOMINGO 13 ...

Prev Next

hospimedicalpatrocinador

Noticias Opinión

LA HIPOCRESÍA DE LOS FAMILIARES DE LOS ASESINOS DE ETA

  • Escrito por Redacción

548bfdc47d554

El entorno etarra sigue con sus “reclamaciones”, sigue con su hipocresía, sigue queriendo hacer de los asesinos etarras las víctimas de una situación de la que únicamente ellos son los responsables.

Me refiero a hipocresía, por intentar ser políticamente correcto con alguien que no se merece que lo sea. Y es que son hipócritas en toda la acepción de la palabra, son hipócritas porque ahora exigen derechos, hoy quieren hacernos creer que son víctimas del sistema cuando en realidad son delincuentes, son verdugos, son asesinos, hoy fingen tener cualidades éticas y morales, unos sentimientos caritativos y humanos, a los que apelan, totalmente contrarios a los que verdaderamente tienen y experimentan, porque en realidad son inmorales, son personas, si se les puede llamar así sin llegar a ofender a todo el género humano, despojadas de cualquier sentido moral, es decir, se trata de personas que tienen un comportamiento malo e incorrecto, y que lo saben y que hoy quieren hacernos creer que los que sufren son ellos.

Decía San Ambrosio que: “Es mas honroso huir de las injurias callando, que vencerlas contestando a ellas”, discrepo con San Ambrosio, aguantar las insidias, las injurias, los insultos, la falta a la verdad, los intentos para que olvidemos, para que no se reconozca el sacrificio de las víctimas de ETA y el dolor de sus familias, callar ante la hipocresía de los asesinos etarras y del entorno filoetarra, dejar que apelando a su falsa moral, a su hipocresía, puedan conseguir metas y beneficios que otros no tienen o simplemente que no se merecen, es simplemente ceder a un nuevo chantaje de los asesinos, es simplemente darle nuevas alas a los terroristas y a su entorno.

Ahora desde Etxerat, el colectivo de familiares de presos de ETA, nos dicen que “la política penitenciaria "despiadada” de los Estados español y francés mantiene a 428 reclusos de la organización terrorista alejados de cárceles vascas lo que, a su juicio, supone una medida de "aniquilación" para ellos y sus familias”, y lo dicen así sin que se les caiga la cara de vergüenza.

Podríamos hablarles de lo que es en realidad “despiadado”, como ya le dijimos lo que significaba “tragedia” a Pablo Iglesias, quien decidió que era una tragedia mantener a los presos de la banda asesina ETA lejos de sus familias, aquella “tragedia” de los asesinos encarcelados por sus crímenes en boca de un político español y esta “situación despiadada” de esos mismos asesinos en boca de los familiares de los terroristas, es más de lo mismo, hipocresía e incoherencia en estado puro, es en realidad la hipocresía y la incoherencia de quienes quieren hacernos creer que ETA tenía motivos para asesinar, y justifican así sus crímenes.

Porque el únco hecho despiadado, es que los asesinos etarras, asesinasen, matasen, aniquilasen, mutilasen, actaundo a traición, por la espalda, con un tiro en la nuca, o con un coche bomba, sin importarles quien iba a morir, o intentándo, lo cual es peor, que los que tenían que morir fuesen policías, guardias civiles, militares y sus familias, sin dar opción a sus víctimas a defenderse, y las pocas veces que alguna de sus víctimas pudo reaccionar, demostraron ser unos cobardes. Despiadado es el hecho de que los asesinos acabasen con la vida de 30 niños, despiadado es el hecho de que las familias de sus víctimas no puedan recorrer cientos de kilómetros para visitar a sus familiares, simplemente porque han sido asesinadas por quien hoy cumple condena, despiadado es el hecho de que más de trescientos asesinatos sigan hoy en día sin ser esclarecidos, con el consiguiente dolor para sus familiares, despiadado es que hoy los asesinos se quieran mostrar como víctimas, quieran mostrarnos su cara humana y quieran apelar, exigir que se respeten sus derechos, cuando ellos no se mostraron caritativos, cuando ellos jamás demostraron tener un ápice de humanidad, cuando ellos no respetaron ni el más sagrado de los derechos, el derecho a la vida. Despiadado es el hecho de que reclamen un acercamiento a sus casas para que no sufran las familias de los asesinos, y olviden el sufrimiento de las familias que han perdido a manos de los asesinos etarras a sus seres queridos.

Lo peor, lo más triste es escuchar ciertas cosas, ciertas palabras, en boca de asesinos y de quienes los justifican, sean familiares o no, y es que según estos hipócritas, el que los asesinos etarras estén cumpliendo condena por sus crímenes en cárceles, españolas o francesas, lejos del País Vasco o Navarra, “supone una medida de aniquilación para ellos y sus familias”, y esto es al menos reprobable, por no decir que es de ser verdaderamente un hijo de puta, apelando exclusiamente al significado de mala personas, que lo son, que hablen de aniquilación aquellos que en realidad intentaron aniquilar a un sector de la población, aquellos que están siendo investigados por crímenes de lesa actividad e investigados por querer aniquilar a la Guardia Civil como colectivo, incluyendo no sólo a los agentes del Cuerpo, sino también a sus esposas, a sus hijos, a sus familiares.

Josune Dorronsoro, representante de este colectivo, ha afirmado que seguirán reclamando, manifestándose, luchando contra esta "política penitenciaria" hasta que todos "los presos, exiliados y deportados vascos estén en casa". Y cuando leemos esto nos damos cuenta de que además de hipócritas son mentirosos, no existen lo que ellos llaman exiliados o deportados políticos vascos, sino asesinos fugados y en busca y captura, existen desplazados por el odio etarra, son aquellos que las amenazas de ETA y su entorno han hecho que tengan que salir del País Vasco, dejar atrás casa, familia y amigos para poder al menos continuar viviendo.

Creo que somos nosotros, que deberían ser los heridos, los familiares, los compañeros de las víctimas de los asesinados por la banda asesina ETA, los que deberíamos reclamar, manifestarnos, exigir, luchar, para que estos indeseables cumplan sus condenas integras, en las cárceles españolas o francesas donde actualmente están, al menos hasta que nosotros, los hijos, las esposas, los familiares, los compañeros de las víctimas de ETA, podamos tener a los nuestros, a los que ellos han asesinado en casa, es decir y para quien aún no lo haya entendido, que siendo lamentable y materialmente imposible esto último, que sea igualmente imposible el reagrupamiento de los asesinos etarras en las cárceles del País Vasco o de Navarra, porque si derechos pueden exigir los familiares de los asesinos, muchos más derechos y reconocimientos deben tener y se merecen los familiares, esposas, hijos y compañeros de las víctimas de estos asesinos.

Antonio Mancera Cárdenas, guardia civil retirado por accidente en acto de servicio

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Benemérita al día

Actualidad

Cultura y Sociedad

Otras Secciones

Boletín de Noticias

SUSCRÍBETE >> Recibe gratis todas las noticias en tu correo
Términos y Condiciones