Menu
  • 01
  • 02
  • 03
  • 04
  • 05
  • 06
  • 07
logo-circulo-ahumada
Sábados culturales en Benemérita al Día

Sábados culturales en Benemérita a…

SUMARIO SÁBADO 03 de...

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

Miles de personas ...

Los majaderos de Alsasua

Los majaderos de Alsasua

Tras el acto terro...

POR SUS HECHOS LOS CONOCEREIS

POR SUS HECHOS LOS CONOCEREIS

A cada uno por los...

DOMINGOS BENEMÉRITOS

DOMINGOS BENEMÉRITOS

SUMARIO: DOMINGO 13 ...

Prev Next

hospimedicalpatrocinador

Noticias Opinión

Los catetos nacionalistas del pitorro

  • Escrito por Redacción

FHERVAS copia

Recientemente hemos asistido a un espectáculo bochornoso por parte de los independentistas catalanes y vascos: la pitada al Himno Nacional.

Evidentemente, en el reparto intelectual previo a su nacimiento, a ellos les tocó la inteligencia de una cotorra o puede que de un grillo, a juzgar por su manera bufa y torpe de expresarse. Porque el Himno Nacional de España es de 1761, anterior al de Francia, Alemania, Polonia o Estados Unidos, por ejemplo. Y desde luego, anterior al simulacro de himno llamado “els segadors” o la tontería similar de las vascongadas, siendo ambos dos coplillas de baja calidad, que fueron improvisadas hace poco tiempo. Por lo menos podrían elegir algo de cierta calidad musical, y si no se les ocurre, los acordes de la 5ª sinfonía de Beethoven o el concierto para trompeta de Haydn, que no van mal.

Porque la Marcha Real o Marcha Granadera nos representa a todos los españoles, cosa que ellos son, aunque no lo parezca. De hecho han nacido en la llamada “tierra de conejos” (léase España en su acepción ancestral primigenia). ¿O es que no hay conejos en Cataluña o en las vascongadas? A lo mejor es que no hay conejos en el sentido literal, aunque espero por su bien que si los haya en el sentido figurado. Si no, sería aburridísimo para los del pito, salvo tendencias homólogas o autólogas, cosa que no me parece ni bien ni mal, pero que interrumpe la progresión de la especie.

En Venezuela, Cuba, Corea del Norte, Estado Islámico, etc., así como en la extinta URSS, esos pitorreos no son admisibles y pudieran incluso costarles la vida a los del pito.

Ahora bien, como ya vamos sabiendo y se va probando cada vez más, un independentista no es más que un descuidero organizado, al menos en España. Decía un sabio hace tiempo que un comunista no es más que un capitalista en fase de formación. Pues igualmente, un nacionalista no es más que un cuentista financiero, que pretende vivir del sablazo al resto de la población. Y claro, la mala educación es el argumento ante la falta de argumentos. La berrea es propia de quien nada tiene que decir, aunque lo peor es que muchos de ellos están como cabras (o como cabritos, que tanto me da). Siempre me acuerdo, al pensar en estos catetos, del episodio de la aldea del rebuzno, en el Quijote: “no rebuznaron en balde, el uno y el otro alcalde”. Bien, pues el rebuzno de estos semovientes – disfrazados de personas – no es gratuito. Por desgracia lo costeamos todos, con nuestros impuestos. Y ahora quieren más pasta, para pagar a las farmacias y otras cosas. Estos tontos del culo han montado el espectáculo por eso. Bien, pues ni una gorda. Que se bajen los sueldos choriceros y lo paguen de ahí. Que cierren esos carísimos simulacros de embajadas en los que, aparte de no hacer nada, se dedican a pedir árnica con demasiada frecuencia a las verdaderas embajadas españolas.

Muchas veces pienso que yo les daría la independencia a su manera, es decir: una casa si y tres no, para guardar la proporcionalidad real. Y solo podrían circular por un cuarto de cada calle, cuarto que ellos arreglarían, y viajar en uno de cada cuatro autobuses o trenes, aviones, etc.

Solo podrán orinar uno de cada cuatro en un urinario público, de manera que les aconsejo ir sondados. Eso sí, a una de cada cuatro farmacias no se le pagaría. Les tocaría a ellos. Y dispondrán de uno de cada cuatro policías, bomberos, médicos, enfermeras, profesores, etc. Y además, pagados por ellos. Quien quisiera usar servicios del Estado Español, siendo del estadito catalán o vasco, a pagarlo. Eso sí, les regalamos – somos generosos – las mezquitas, pagodas y demás templos esotéricos. “Tú lo quisiste, fraile Mosén, tú lo quisiste, tutilipén”.

En fin, que no son más tontos porque no se entrenan. Merecerían ser independientes de verdad y morirse de hambre, que es lo que conseguirían. Así es que con su loco president y el de cara de raza jamonera, así como con los expertos en matar circundantes de la ETA, solo queda darles un humilde consejo, no muy limpio pero eficaz: “¡Vayan ustedes a la mierda!”

mandar a la mierda

Francisco Hervás Maldonado, Coronel Médico en la reserva.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Benemérita al día

Actualidad

Cultura y Sociedad

Otras Secciones

Boletín de Noticias

SUSCRÍBETE >> Recibe gratis todas las noticias en tu correo
Términos y Condiciones