Menu
  • 01
  • 02
  • 03
  • 04
  • 05
  • 06
  • 07
logo-circulo-ahumada

hospimedicalpatrocinador

Noticias Opinión

El ascenso de Podemos desata una nueva ola de matonismo de extrema izquierda

  • Escrito por Redacción

podemos-matonismo

Interesante artículo de opinión, publicado en el blog personal CONTANDO ESTRELAS, y en el que su autor "Elentir" (contador de estrellas), nos ilustra de forma clara de las formas, medios y modos de las nuevas tendencias politicas que han llegado, puede que para quedarse.

La RAE define así el matonismo: “Conducta de quien quiere imponer su voluntad por la amenaza o el terror.” En España estamos teniendo nuevos ejemplos de esa forma de actuar.

A Pablo Iglesias le “emociona” ver a encapuchados pateando a un policía
Pablo Iglesias justifica a los ultras violentos de Can Vies con un ‘argumento boomerang’

Una serie de hechos que provocan escándalo y alarma social

El 16 de mayo, en plena campaña para las Elecciones Locales, un simpatizante de Barcelona en Comú, una de las marcas blancas de Podemos en esos comicios, insultaba y amenazaba a miembros del PP: “Sois unos hijos de puta y como sigas grabando, te mato”. Ese mismo día un afiliado de Ciudadanos era agredido en Manresa, sufriendo “la rotura de un brazo a la altura de la muñeca y cortes en el labio”. Horas antes C’s sufría también ataques en León y en Hellín (Albacete). El 18 de mayo la secretaria local del PP en Castellón denunciaba amenazas y un intento de agresión por parte de un activista de Podemos, ataviado con una camiseta del partido de ultraizquierda y que incluso estaba repartiendo propaganda de esta formación. El 22 de mayo cuatro ultras de izquierda asaltaban y amenazaban con violar, “por facha”, a la mujer de un candidato de Vox en Almería: “os vamos a matar a ti y a todos los miembros del partido”, le dijeron.

Dos días después de las Elecciones Locales del 24 de mayo, en las que una marca blanca de Podemos -Ahora Madrid- fue la segunda fuerza más votada en la capital-, un simpatizante de Podemos irrumpió en la Junta de Distrito de Puente de Vallecas, Madrid, y amenazó a una funcionaria, diciéndole que se tenía que ir, que les habían echado y que ya no tendrían que estar allí.

Anteayer también era noticia que un concejal de esa marca blanca de Podemos pidió “empalar” al diputado de UPyD Toni Cantó en un comentario publicado en Twitter en 2013. Las burradas que sueltan en Twitter ciertos ultras de izquierda también fueron noticia ayer el conocerse las amenazas de un diputado de Podemos en Madrid a quienes le critican: “Os vamos a hundir y a freír a impuestos”. Nada más difundirse esas amenazas, el diputado cambió su identidad en Twitter y configuró su cuenta como protegida para que sólo puedan leer sus comentarios quienes él diga.

Una ola de ciberacoso fomentada por la actitud de Pablo Iglesias

Como veis, los ejemplos que acabo de citar son de las últimas semanas. Lamentablemente no son casos aislados. Desde las Elecciones Europeas de 2014, el ascenso de Podemos ha hecho que muchos extremistas de izquierda se sientan crecidos y se crean con derecho a amedrentar a todos los que no opinamos como ellos. Todos los que hemos tenido que aguantar a estos fanáticos en la red sabemos ya cómo se las gastan. Atreverme desde este blog a denunciar las propuestas liberticidas de ese partido me ha acarreado tal cantidad de insultos e intentos de intimidación que me resultaría difícil resumirlos. Un convecino mío, Moncho Borrajo, también ha sufrido un burdo ciberacoso por criticar a Podemos. Y así tantos y tantos.

Hasta ahora Podemos no sólo no ha condenado esas actitudes, sino que los propios líderes del partido se han mostrado muy cómodos con quienes actúan de esa forma. En noviembre ya conté aquí que un colaborador del programa “La Tuerka” de Pablo Iglesias fue denunciado por amenazas graves que él mismo publicó, sin rodeos, en la red. En octubre del año pasado la Fiscalía inició una investigación contra él por incitar a incendiar iglesias. En vez de recriminarle su actitud, Pablo Iglesias se manifestó “orgulloso” de ese miserable.

Echando a PP y UPN para poner en su lugar a las marcas electorales de ETA

Lo que está pasando con el auge de Podemos es lo que algunos llevamos viendo y sufriendo desde hace años. La ultraizquierda se ha servido de la violencia para imponer su voluntad a la sociedad española de distintas formas. La más terrible de ellas, en las últimas décadas, ha sido el terrorismo etarra, con cientos de asesinatos, miles de personas heridas y mutiladas y un enorme número de vascos y navarros obligados a abandonar la tierra en la que nacieron a causa de las amenazas. Es la misma ETA a la que Pablo Iglesias dedicaba elogios hace dos años en una charla ofrecida en una herriko taberna. Ahora Podemos se dispone a entregar el gobierno de Navarra a quienes jaleaban la violencia etarra. Es decir, que pretende desalojar al PP y a UPN -en cuyas filas militaban asesinados por ETA- para apoyar a quienes entonces justificaron esos crímenes. ¿Y éstos son los que nos quieren meter miedo hablándonos de la “casta”?

Pablo Iglesias dijo que le “emociona” ver como patean a un policía

En Vigo un círculo de Podemos no ha tenido reparos en reunirse en un local decorado con fotos de terroristas presos, en este caso delincuentes pertenecientes a la banda mafiosa Resistencia Galega. Es el mismo Podemos que el año pasado amenazaba con un “susto” como fruto de su infiltración en las Fuerzas Armadas. Con estos precedentes, lo único que cabe concluir es que la violencia de ultraizquierda va a ir a más, porque algunos no conocen mejor forma de ganar a sus adversarios políticos que impidiéndoles ejercer sus libertades, mediante la intimidación y la coacción. ¿Qué esperar de un partido cuyo líder muestra admiración por la guillotina y por un dictador brutal y defensor de la violencia política como era Vladimir Lenin? ¿Qué esperar de un tipo que justifica la violencia callejera y al que le “emociona” ver a encapuchados pateando a un policía? No lo dijo hace diez o quince años, sino hace sólo tres.

¿Qué defensas tiene nuestra democracia contra estos totalitarios?

Cabe preguntarse qué hará nuestra democracia para defenderse de ese germen de violencia totalitaria que ya no sólo intenta instalarse en las instituciones, sino también en el poder. Es casi una pregunta retórica: la tolerancia con las marcas electorales de ETA ha preparado el terreno para la irrupción de la ultraizquierda violenta en toda España. Si sale gratis apoyar durante años a unos asesinos que han querido poner de rodillas a nuestra democracia, y ni siquiera se les exige una condena rotunda de ETA como paso previo a participar en unas elecciones, el mensaje que se transmite a la sociedad es el que aquí impera la ley del más fuerte. Y así nos va.

Elentir - CONTANDO ESTRELAS

http://www.outono.net/elentir/2015/06/03/el-ascenso-de-podemos-desata-una-nueva-ola-de-matonismo-de-extrema-izquierda/

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Benemérita al día

Actualidad

Cultura y Sociedad

Otras Secciones

Boletín de Noticias

SUSCRÍBETE >> Recibe gratis todas las noticias en tu correo
Términos y Condiciones