Menu
  • 01
  • 02
  • 03
  • 04
  • 05
  • 06
  • 07
logo-circulo-ahumada
Cartas al Director

Cartas al Director

Envíe su carta...

CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA. ARTÍCULO 2 (CUIDADO CON LAS COCES)

CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA. ARTÍCULO 2 …

‹‹La Constitución ...

El gran encierro

El gran encierro

No, no me refiero ...

DOMINGOS BENEMÉRITOS

DOMINGOS BENEMÉRITOS

SUMARIO: DOMINGO 04 ...

Sábados culturales en Benemérita al Día

Sábados culturales en Benemérita a…

SUMARIO SÁBADO 03 de...

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

Miles de personas ...

Los majaderos de Alsasua

Los majaderos de Alsasua

Tras el acto terro...

Prev Next

hospimedicalpatrocinador

Noticias Opinión

¡VIVA ESPAÑA! ¡VIVA! (General de División Rafael Dávila Álvarez)

  • Escrito por Redacción

desfile-ffaa2013-11

¡¡¡Viva España!!! ¡¡¡Viva!!!, gritan los soldados al desfilar ante el Rey. Momento delicado en cualquier desfile ya que las voces se dan al girar la cabeza para dirigir la vista a Su Majestad.

Se necesita una adecuada instrucción para mantener la alineación y evitar que las diagonales muestren un sinuoso aspecto. Es el fruto de muchas horas de instrucción y una rigurosa disciplina en la ejecución. Orden, precisión, coordinación y espíritu de equipo.

¡Esas diagonales!, es la voz que permanentemente se oye durante los ensayos.

Academia-General-Militar_ECDIMA20131001_0002_21

Durante esos tediosos ensayos en la Academia General Militar de Zaragoza las diagonales eran la obsesión de uno de nuestro profesores, que solía subirse a una tarima para corregir cualquier pequeño defecto que observaba al paso de la formación. ¡Esas diagonales! ¡Esas diagonales!, insistía constantemente antes y después de los vivas. Un compañero de promoción, famoso por sus sonoros despistes, se quedó con el mote de «el diagonales» después de uno de estos ensayos.

Razones hubo. Mi querido compañero tenía una incorregible manía, no podía evitarlo, gritaba ¡viva! en cuanto oía la voz del profesor, dijese lo que dijese. Así que en más de una ocasión la voz correctora ¡¡¡esas diagonales!!! era contestada con un solitario grito de ¡¡¡viva!!! pronunciado con fuerza, alto y claro, por mi amigo. Algún arresto le costó pero se ganó un mote, algo que solo consiguen los distinguidos en alguna faceta. Para bien o para mal a partir de aquello pasó a denominarse: «el diagonales». Ya saben que en una Academia Militar no tener un mote es ser un don nadie.

1971.-MADRID.-BATALLON-DE-RECLUTAS-FORMADO-POR-LOS-CIR-1-2-Y

Aquel desfile que con tanto rigor preparábamos era el de la Victoria. El último que se celebró con esa denominación fue en mayo de 1976. Tuvo su polémica ya que en la reseña del Consejo de Ministros del 7 de mayo el ministro de Información y Turismo, Martín Gamero, anunció el cambio de denominación: «Día de las Fuerzas Armadas». Sin embargo, el Capitán General de Madrid ese mismo día había emitido una nota anunciando la celebración del desfile de la Victoria. Como falta de coordinación y concordancia llamó el ministro a ciertas tensiones institucionales del momento. Al final se celebró el desfile de la Victoria y no sería hasta el año siguiente cuando pasó a denominarse «Día de la Fuerzas Armadas», institucionalizándose al fin en un Real Decreto de mayo de 1978.

Del Día de las Fuerzas Armadas, cuyo acto central se celebrará el próximo día 6 de junio en Madrid, quería hablarles.

De nuevo la administración manipula la palabra austeridad tratando de esconder la penuria y pobreza. Los diletantes artistas de las armas del ministerio de defensa sacan pecho hablando del escaso gasto que supone la celebración, ciento treinta y nueve mil euros, como el año pasado, pero no hablan del desgaste que provoca el escaso gasto en los capítulos críticos de la Defensa. Todavía no sabemos muy bien qué Fuerzas Armadas queremos tener y jamás se plantean las que podemos tener. ¿Defensa – Seguridad – Intereses comerciales y empresariales? Al final nunca sabes distinguir entre la mena y la ganga. Pero este valioso mineral se mantiene gracias a la calidad de su ley. El recurso humano, los soldados, sigue siendo lo más preciado y valioso de nuestros ejércitos. Cada día son mejores, más eficaces y más admirados fuera y dentro de España. Callan su escasez, cumplen en silencio y nada piden cuando es mucho lo que les falta.

Legión

Celebremos con ellos y por ellos este «Día de las Fuerzas Armadas» dándoles protagonismo. Desde el Rey, primer soldado, hasta el último de ellos que ha jurado Bandera: son los protagonistas. Todos unidos alrededor de una vocación de servicio y amor a España.

Pero hay que destacar una novedad. Por encima de todo. Muy importante, histórica.

Por primera vez será Don Felipe, el Rey Felipe VI quien se ponga delante de sus soldados, quien asuma el mando de ellos como Jefe Supremo.

Pero la novedad que quiero destacar no es la presencia sino la ausencia. También por primera vez no estará presidiendo el acto SM. El Rey Don Juan Carlos. El que durante 40 años ha sido nuestro Jefe Supremo, nuestro primer soldado, es previsible que ni siquiera acuda al acto central en la Plaza de la Lealtad. Y me pregunto ¿por qué? Comprendo esas cosas del protocolo y las dificultades de los que tienen que tener todo atado y bien atado para que no se malinterpreten los mensajes de cara al público. Esto es más sencillo.

IMG_20150531_201930

Es un acto castrense, sobrio y reglamentado. Sabemos quien manda y quien obedece. Primero el Rey pero a su lado debe estar el Rey que lo ha sido y al que quisiéramos rendir homenaje de agradecimiento e imponerle sobre su pecho la condecoración de más valor que se puede lucir en la milicia: la de la admiración, cariño y respeto de sus soldados. Con su presencia sería suficiente. Homenaje y manifestación de respeto.84f9b26597a5f58805780e4802995ea4 (1)

Sería la novedad que muchos deseamos.

¡Viva España! ¡Viva el Rey! ¡Viva las Fuerzas Armadas!

General de División (R) Rafael Dávila Álvarez

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Benemérita al día

Actualidad

Cultura y Sociedad

Otras Secciones

Boletín de Noticias

SUSCRÍBETE >> Recibe gratis todas las noticias en tu correo
Términos y Condiciones