Menu
  • 01
  • 02
  • 03
  • 04
  • 05
  • 06
  • 07
logo-circulo-ahumada
Cartas al Director

Cartas al Director

Envíe su carta...

CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA. ARTÍCULO 2 (CUIDADO CON LAS COCES)

CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA. ARTÍCULO 2 …

‹‹La Constitución ...

El gran encierro

El gran encierro

No, no me refiero ...

DOMINGOS BENEMÉRITOS

DOMINGOS BENEMÉRITOS

SUMARIO: DOMINGO 04 ...

Sábados culturales en Benemérita al Día

Sábados culturales en Benemérita a…

SUMARIO SÁBADO 03 de...

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

Miles de personas ...

Los majaderos de Alsasua

Los majaderos de Alsasua

Tras el acto terro...

Prev Next

hospimedicalpatrocinador

Noticias Opinión

El axioma de María San Gil

  • Escrito por Redacción

garcia-serrano

El axioma de María San Gil

Por Eduardo García Serrano

(Eduardo Garcia Serrano, es premio de periodismo "CIRCULO AHUMADA" y ex-Director de la Revista

'Nunca tan pocos traicionaron tanto a tantos durante tanto tiempo"... y con tanto éxito electoral, por cierto. En eso se ha convertido el PP de Arriola y de Rajoy como acaba de denunciar, en un axioma político, María San Gil.

María San Gil es una rara avis de decoro personal y de decencia política en el PP. El discurso que acaba de pronunciar denunciando la oquedad ideológica y el desierto moral o, lo que es lo mismo, el vergel amoral en el que Rajoy, Arriola, Soraya, Monago, Oyarzábal, Samper y demás saltimbanquis ideológicos han convertido al PP, no es una parábola, ni una metáfora ni una hipérbole. Es un axioma político. Y como todo axioma, no necesita demostración. Se evidencia por sí mismo.

Sólo con ánimo descriptivo, nada más, y embridando las legítimas emociones que nacen siempre en la víctima de una felonía, parafraseando a Churchill hoy podemos afirmar del PP que "nunca tan pocos traicionaron tanto a tantos durante tanto tiempo"... y con tanto éxito electoral. Que es lo único que al relativismo moral del PP le importa. No hay principios. No hay valores. No hay verdades permanentes: la Vida, la Religión, la Patria, la Tradición y la Justicia se ponen en almoneda en los escaparates del relativismo moral del PP, en los que, con los viejos mandiles de Rousseau y las estúpidas consignas del mayo francés del 68 manufacturadas por Monago, Arriola y Rajoy silban el tango Cambalache mientras se  hacen trampas en el solitario con los votos de la derecha sociológica.

Nada es verdad. Y cuando nada es verdad, es que todo es mentira. Cuando todo es negociable, es que nada merece la pena, salvo el Poder... al precio que sea. En eso se ha convertido el PP: en la nada. Con Poder, pero en la nada. En esa nada en la que la mentira y la traición son bienvenidas si hay consenso y si dan votos. 

LA GACETA

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Benemérita al día

Actualidad

Cultura y Sociedad

Otras Secciones

Boletín de Noticias

SUSCRÍBETE >> Recibe gratis todas las noticias en tu correo
Términos y Condiciones