Menu
  • 01
  • 02
  • 03
  • 04
  • 05
  • 06
  • 07
logo-circulo-ahumada
El gran encierro

El gran encierro

No, no me refiero ...

DOMINGOS BENEMÉRITOS

DOMINGOS BENEMÉRITOS

SUMARIO: DOMINGO 04 ...

Sábados culturales en Benemérita al Día

Sábados culturales en Benemérita a…

SUMARIO SÁBADO 03 de...

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

Miles de personas ...

Los majaderos de Alsasua

Los majaderos de Alsasua

Tras el acto terro...

POR SUS HECHOS LOS CONOCEREIS

POR SUS HECHOS LOS CONOCEREIS

A cada uno por los...

Prev Next

hospimedicalpatrocinador

Noticias Opinión

LA JUSTICIA CON LOS ASESINOS

  • Escrito por Redacción

historicos-eta-2

No entiendo a la Justicia en general, ni a la Sección Primera de la Audiencia Nacional en particular, esta sección, la Primera, ha dispuesto la excarcelación de dos de los más sanguinarios asesinos de ETA, Santi Potros y Plazaola, el primero con innumerables delitos de sangre, el segundo a sueldo de la banda asesina, condenado por asesinatos frustrados y delitos de estragos terroristas.

Creía que ustedes debían hacer Justicia, o algo parecido a lo que algunos entendíamos por Justicia, algo así como dar a cada uno lo que le pertenece o lo que le corresponde, imponer la pena o el castigo a quien no ha cumplido las normas, las reglas, las leyes, creíamos que era lo que debe hacerse según el derecho o la razón. Yo llegué a creer que hacer justicia era aplicar las leyes y hacer cumplir las sentencias, que era obrar en razón o tratar a alguien según su mérito o su delito, sin atender a otro motivo, en mi ignorancia y en mi deseo de creer en la Justicia, llegué a creerme que esta era independiente.

Poco a poco ustedes me han hecho darme cuenta de mi error, y eso que he visto injusticias aplicando Justicia, he trabajado con ustedes y he visto en innumerables ocasiones como algun detenido que llevaba, salía del Juzgado antes que yo pudiese cumplimentar los impresos de entrega del detenido. Pero siempre había pensado que ese era su trabajo, el mío consistía en poner al delincuente frente a la Justicia, y aunque me indignaban entonces aquellas situaciones, seguía creyendo en la Justicia.

Pues bien hoy han hecho ustedes, señorías de la Sección Primera de la Audiencia Nacional, que pierda toda la Fe en la Justicia, y fíjense que es difícil, después de lo que llevamos, incumplimiento de sentencias por políticos, gobernantes y comunidades autonómicas, indultos, derogación de la Doctrina Parot y excarcelación masiva de asesinos y pederastas, atribuyendo estas excarcelaciones masivas a una directiva comunitaria, que por cierto no era vinculante y que por supuesto no tenía carácter retroactivo, pues hoy, como decía, han dado un paso más, hoy han permitido que dos asesinos, de los más crueles y con más muertes a sus espaldas salgan a la calle, y nuevamente lo hacen sabiendo que posiblemente lo más justo sea  lo contrario, es decir mantenerlos en la cárcel hasta el total cumplimiento de sus condenas, allá por el 2020, ustedes se basan en la ley orgánica 07/2014, aprobada en el Congreso el 12 de noviembre para incluir la normativa europea en la legislación española, una ley cuya disposición adicional establece, y además lo deja muy clarito, tan claro que hasta yo lo entiendo, vamos transparente, que no se aplicará la acumulación de penas a condenas dictadas por tribunales de la UE antes de agosto de 2010, cosa que ocurre para algunos presos etarras, precisamente para estos asesinos etarras, pero además ustedes saben, mejor que yo, que al dictar la excarcelación de estos asesinos, han infringido el artículo 988 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, que establece que los delitos solo se acumulan cuando hubieran podido ser juzgados en un mismo proceso, es decir, cuando existe conexión entre los hechos por los que se les condenó en Francia y los enjuiciados luego aquí en España, y este no es el caso.

Hoy a sabiendas de su injusticia, han sacado a la calle a dos asesinos, de los más crueles, Santi Potros, Santiago Arróspide Sarasola, condenado a más de 3000 años por entre otros hechos, el asesinato del policía nacional Ángel Postigo, en Pamplona, por el asalto al cuartel de la Guardia Civil de Zarauz, por los secuestros del industrial José Lipperheide y del industrial y directivo del Athletic de Bilbao Juan Pedro Guzmán Uribe, por el atentado contra la sede de la Dirección General de la Guardia Civil en Madrid, mediante la explosión de un coche bomba y que causó la muerte a una persona, por su relación con los atentados de Republica Dominicana en Madriden el que murieron 12 guardias civiles, y de Hipercor de Barcelona, en la que murieron 21 personas y 46 resultaron heridas, hoy gracias a ustedes gracias a ustedes, señores jueces de la Sección Primera, este carnicero está en la calle. Y si alguién no lo remedia mañana saldrán Francisco Mújica Garmendia Pakito, y Rafael Caride Simón, otros asesinos que dependen igualmente de esa Sección Primera.

Ni siquiera han esperado a que se resuelva el recurso de casación ante el Tribunal Supremo interpuesto por la Fiscalía, o han seguido el criterio de sus colegas de la Sección Segunda, y eso que son vecinos, que no ha hecho caso a esa norma, ya que esas “decisiones marco” de la UE, no son directamente aplicables a la legislación española y en todo caso NUNCA, y así se establece, deberían ir en contra de la normativa española, esas prisas señorías son un tanto sospechosas.

Que la sociedad está enferma lo sabemos, lo hemos visto estos últimos días, en el caso de la policía asesinada en Vigo y del ultra asesinado en Madrid, no han sido tratados con la misma vara de medir, a la primera el silencio, porque cumplía con su trabajo y al segundo a pesar de ir a matar o morir en una pelea multitudinaria, días y días de homenajes y titulares, de reuniones, de actuaciones, para la sociedad no es lo mismo un policía que un delincuente y ustedes hoy, confirman que es más importante el delincuente, el asesino, ustedes hoy se han puesto al lado de aquellos que criminalizan a las víctimas y enaltecen al asesino, ustedes hoy dan la razón a esa parte de la sociedad enferma, que no empatiza con las victimas y si lo hace con los asesinos, ustedes hoy vuelven a humillar a las víctimas de estos asesinos. Ahora constatamos también que no solo la sociedad y la política. también la justicia está enferma. Ustedes juzgan, pero no para hacer justicia, lo hacen para la opinión pública o por intereses políticos, háganselo ver, porque si hay que juzgar para la opinión pública, si hay que emitir condenas ejemplarizantes, como lo están haciendo, no se entienden los indultos a políticos, no se entienden las trabas a quien lucha contra la corrupción, y no se entiende que ahora los asesinos salgan a la calle, porque las excarcelaciones de asesinos y terroristas, digamos que muy ejemplarizantes precisamente no son. El ejemplo que dan es el contrario.

Al final, tendremos que juzgar a las víctimas de estos asesinos, por entorpecer la trayectoria de la bala asesina, con su nuca, con su espalda, con su cuerpo, al final serán culpables las víctimas de pasar al lado de un coche que explota, de sentarse encima de una bomba lapa, al final conseguirán que los asesinos sean tratados como héroes y las victimas como delincuentes.

El hecho de que ETA ahora no mate, no significa que no lo vaya a hacer, tienen los medios, nunca entregaron las armas y siguen con sus pistoleros escondidos, con sus mismos planteamientos, con los mismos odios, ahora además sentados en las instituciones del Estado, por eso aunque ustedes hagan su trabajo de injusticia, como lo están haciendo, aunque ustedes estén decididos, presumiblemente respondiendo a razones políticas, a sacar a toda esta escoria a la calle, la Guardia Civil y la Policía seguirán luchando contra el crimen, contra el terrorismo, contra la delincuencia, contra ETA, son incansables, así que ustedes sigan haciendo su trabajo como quieran, ellos harán el suyo como marca la Ley, a pesar de los varapalos de la INJUSTICIA española.

Yo a pesar de todos ustedes, seguiré soñando que existe la Justicia, seguiré creyendo en el cumplimiento de las normas, las reglas del juego, las leyes, entre otras cosas porque como no soy político, no soy terrorista, no soy un asesino, sé que el día que incumpla cualquier norma, por pequeña que sea, me caerá todo el peso de la Ley.

Habrá que hacerse político, o mejor no, que en mi casa somos todos muy decentes.

Antonio Mancera Cárdenas, guardia civil retirado por accidente en acto de servicio

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Benemérita al día

Actualidad

Cultura y Sociedad

Otras Secciones

Boletín de Noticias

SUSCRÍBETE >> Recibe gratis todas las noticias en tu correo
Términos y Condiciones