Menu
  • 01
  • 02
  • 03
  • 04
  • 05
  • 06
  • 07
logo-circulo-ahumada
CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA. ARTÍCULO 2 (CUIDADO CON LAS COCES)

CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA. ARTÍCULO 2 …

‹‹La Constitución ...

El gran encierro

El gran encierro

No, no me refiero ...

DOMINGOS BENEMÉRITOS

DOMINGOS BENEMÉRITOS

SUMARIO: DOMINGO 04 ...

Sábados culturales en Benemérita al Día

Sábados culturales en Benemérita a…

SUMARIO SÁBADO 03 de...

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

Miles de personas ...

Los majaderos de Alsasua

Los majaderos de Alsasua

Tras el acto terro...

POR SUS HECHOS LOS CONOCEREIS

POR SUS HECHOS LOS CONOCEREIS

A cada uno por los...

Prev Next

hospimedicalpatrocinador

Noticias Opinión

MARIO MANUEL LEAL BAQUERO

  • Escrito por Redacción

mario-leal

Interesante y emotivo artículo de opinión de nuestro colaborador y socio de Circulo Ahumada D FRANCISCO HERVÁS MALDONADO, Coronel Médico en la Reserva.

MARIO  MANUEL  LEAL  BAQUERO  

La  madrugada  del  6  de  diciembre  de  1985,  a  la  una,  fue  asesinado  en  Mondragón  el  Cabo  Primero  Don  Mario  Manuel  Leal  Baquero,  destinado  en  el  cuartel  de  Aretxavaleta,  a  los  29  años  de  edad.  Es  decir,  que  si  hoy  viviese  tendría  58  años.  Mario  Manuel   era  natural  de  Avilés  y   tenía  una  hija,  Beatriz.   Había  estado  destinado  en  Zaragoza  hasta  hacía  dos  meses.  Sus  asesinos  fueron  detenidos  años  después  y  condenados  a  33  años  por  ese  asesinato,  aunque  creo  que  no  era  el  único  crimen.  De  hecho  fueron  quienes  secuestraron  y  torturaron  al  funcionario  de  prisiones  Ortega  Lara.  

Leal-1

El  asesinato  se  cometió  a  traición,  cobardemente,  como  acostumbraba  la  ETA.  Le  acribillaron  con  armas  automáticas  tres  encapuchados,  mientras  estaba  de  paisano  en  su  coche,  junto  al  ambulatorio  de  Mondragón.  

Leal-2

El  funeral  se  celebró  en  Arechavaleta,  asistiendo  al  mismo  el  entonces  Director  General  de  la  Guardia  Civil.  La  indiferencia  y  el  desprecio  con  el  que  los  vecinos  de  Arechavaleta  presenciaron  las  honras  fúnebres  por  el  Primero  de  la  Guardia  Civil,  asesinado  escasas  horas  antes,  fueron  descritos  por  Ramón  Jáuregui  en  su  libro  El  país  que  yo  quiero.  Memoria  y  ambición  de  Euskadi  (Planeta,  1994):  

Entramos  en  la  iglesia  y  estamos  solos.  Delante,  los  guardias  compañeros,  las  autoridades,  el  alcalde  y  la  familia;  los  bancos,  detrás,  virtualmente  vacíos.  Al  salir  y  ver  el  cuadro  se  me  pasó  por  la  cabeza  una  escena  de  la  película  La  muerte  de  Mikel.  Todo  el  pueblo  de  Aretxabaleta  asistía  al  espectáculo  desde  la  plaza,  impasibles,  como  si  con  ellos  no  fuera  la  cosa;  incapaces  de  sentir  sencillamente  pena  por  el  dolor  que  desfilaba  delante,  que  expresaban  los  familiares  (...).  Arriba,  en  un  balcón  sobre  la  plaza,  algunas  risas,  en  chirigota  hacia  el  ceremonial,  mientras  la  procesión  se  ponía  en  marcha  (citado  por  Alonso,  R.,  Florencio  Domínguez,  F.,  y  García  Rey,  M.  Vidas  Rotas,  Espasa  2010,  pág.  549).  

Frente  a  ese  desprecio  e  indiferencia  de  los  vecinos  de  Arechavaleta  durante  las  honras  fúnebres,  los  restos  mortales  de  Mario  Leal  recibieron  sepultura  en  el  cementerio  municipal  de  Avilés,  en  un  entierro  que  fue  íntimo  y  familiar  y  al  que,  por  deseo  expreso  de  sus  allegados,   se  prohibió  la  entrada  de  cualquier  representación  oficial  de  políticos.  Ahí,  rodeado  del   cariño  de  su  familia  y  los  suyos,  fue  enterrado  el  guardia  civil  asesinado.  

Los  autores  del  asesinato  del  Cabo  Primera   Leal  fueron   los  mismos  que  secuestraron  a  José  Antonio  Ortega  Lara  en  Mondragón.  Una  de  las  pistolas  que  se  incautó  en  el  zulo  donde  encerraron  al  funcionario  de  prisiones  fue  usada  en  el  asesinato  del  guardia  civil.  En  el  año  2000  la  Audiencia  Nacional  condenó  como  autores  del  asesinato  de  Leal  Baquero  a  José  Miguel  Gaztelu  Ochandorena,  José  Luis  Erostegui  Bidaguren  y  Jesús  María  Uribetxeberria  Bolinaga  a  sendas  penas  de  33  años  de  cárcel  por  el  asesinato  del  Cabo  Primero  Leal  Baquero.  

Bolinaga  está  en  la  calle  desde  hace  más  de  dos  años,  en  razón  de  una  enfermedad  terminal  que  no  termina  con  él.  La  ley  dice  que  se  les  debe  soltar  cuando  la  expectativa  de  vida  sea  de  menos  de  nueve  meses.  Naturalmente,  al  ex-­‐juez  Baltasar  Garzón  le  pareció  muy  bien  la  suelta,  como  a  la  Audiencia  Nacional  y  a  determinados  políticos  que  todos  conocemos,  y  que  no  son  precisamente  abertzales.  

En  el  año  2012,  su  hija  Beatriz  decía,  con  toda  la  razón:  

«Todos  han  matado  a  mi  padre.  Y  lo  siguen  matando  27  años  después.  También  dispararon  los  que  los  votan  y  se  manifiestan  justificando  sus  crímenes,  no  pidiendo  perdón  ni  condenando  las  tragedias  humanas  que  ha  ocasionado».  

Leal-3

Este  país  es  vergonzoso.  Aquí  se  puede  matar  a  quien  parezca  –  salvo  políticos  o  eso  que  se  llama  Podemos  –  y  nadie  pide  perdón  ni  se  enmienda.  Las  gentes  están  envenenadas  por  una  constitución  que  ha  resultado  nefasta  en  algunos  aspectos  críticos:  la  cesión  de  la  educación  a  las  comunidades  autónomas,  para  educar  a  los  niños  en  el  odio  a  sus  semejantes,  la  cesión  de  la  sanidad,  lo  que  la  ha  encarecido  notablemente,  la  cesión  de  la  policía  a  Vascongadas  y  Cataluña,  para  poder  robar  sus  dirigentes  con  impunidad,  etc.  

Y  volvemos  al  siglo  XI,  retrocediendo  mil  años  de  historia,  con  las  taifas  y  régulos,  con  32  estados  distintos  en  la  Península  Ibérica.  Y  ladrones  hay  en  todas  las  autonomías  o  estados  (Portugal  incluido,  como  ahora  estamos  viendo).  ¿Será  cosa  del  clima?  Lo  que  pasa  es  que  algunos  han  perdido  la  razón  y  caminan  hacia  el  suicidio  a  velocidad  de  vértigo,  como  es  el  caso  de  Cataluña.  Otros  directamente  matan  a  los  demás,  como  los  etarras.  Y  los  hay  que  van  a  remolque  y  se  apuntan  a  todo,  como  los  nacionalistas  canarios,  que  donde  decían  digo,  dicen  diego.  

Asesinos  de  copas,  como  Bolinaga.  Y  víctimas  esclavizadas,  como  Beatriz.  Por  cierto,  Beatriz,  que  el  Círculo  Ahumada  está  a  tu  disposición  para  todo  lo  que  necesites  de  nosotros.  Sería  un  honor  ayudarte  en  lo  que  podamos.  Desgraciadamente  no  podemos  devolverte  a  tu  padre,  pero  si  podemos  luchar  para  que  no  se  repitan  estas  cosas  más.  

Debemos  luchar  contra  la  desunión,  contra  el  odio,  contra  el  rencor,  contra  el  egoísmo,  contra  el  robo  y,  sobre  todo,  contra  la  tremenda  corrupción  de  nuestra  clase  política,  que  les  importa  poco  que  maten  a  un  Guardia  Civil  o  a  un  feto  dentro  del  útero,  con  una  cizalla,  para  ahorrar  dinero,  para  robar.  Bueno,  no  metamos  a  todos  en  el  mismo  saco.  Hay  gente  honradísima  y  dignísima  en  todos  los  partidos,  pero  no  parece  ser  la  tónica  general.  

Leal-4

Es  un  honor  tener  gentes,  hombres  y  mujeres,  tan  magníficas  que  aun  en  las  circunstancias  en  que  vivimos  quieran  ser  Guardias  Civiles,  Policías  o  Militares.  Un  abrazo  fuerte  a  todos  ellos  y  mi  respeto  y  cariño  a  ellos  y  sus  familias.  El  futuro  ellos  lo  harán,  y  no  los  políticos.  

¡Viva  la  Guardia  Civil  y  viva  España!  

Francisco  Hervás  Maldonado, Coronel  Médico  en  la  Reserva 

Comentarios   

GUILLERMO CASSINELLO
0 #1 GUILLERMO CASSINELLO 28-11-2014 12:04
Valiente y contundente artículo Paco. Denuncias tanta desverguenza y deshonor y, al mismo tiempo, tiendes una mano en busca de la reconciliación.
No desfallezcas !!!!
Un abrazo fuerte
Willy
Citar

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Benemérita al día

Actualidad

Cultura y Sociedad

Otras Secciones

Boletín de Noticias

SUSCRÍBETE >> Recibe gratis todas las noticias en tu correo
Términos y Condiciones