Menu
  • 01
  • 02
  • 03
  • 04
  • 05
  • 06
  • 07
logo-circulo-ahumada
Sábados culturales en Benemérita al Día

Sábados culturales en Benemérita a…

SUMARIO SÁBADO 03 de...

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

Miles de personas ...

Los majaderos de Alsasua

Los majaderos de Alsasua

Tras el acto terro...

POR SUS HECHOS LOS CONOCEREIS

POR SUS HECHOS LOS CONOCEREIS

A cada uno por los...

DOMINGOS BENEMÉRITOS

DOMINGOS BENEMÉRITOS

SUMARIO: DOMINGO 13 ...

Prev Next

hospimedicalpatrocinador

Noticias Opinión

Epidemia moral

  • Escrito por Redacción

etarras-doctrina-parot-nombres

Epidemia moral

Francisco José Alcaraz

En estos últimos años los españoles leen con asombro noticias, esporádicas pero que se magnifican por muchos medios de comunicación, sobre la peticiones de perdón o lamento del daño causado por algunos asesinos de ETA.

La falta de interés e información o los intereses compartidos hace que muchos ciudadanos vean estos gestos como un cambio en los asesinos de ETA.

Da la sensación de que, como si de una epidemia se tratase, los asesinos hayan decidido de repente lamentar el daño causado. Nada más lejos de la realidad, estos semiarrepentimientos son un nuevo fraude de ETA.

En el proceso de negociación iniciado por Zapatero y mantenido por Rajoy se contemplaba la petición del perdón por las dos partes. Es decir, que es un perdón programado.

Curiosamente, los que ahora se lamentan han tenido muchos años para poder hacerlo, pero lo hacen porque conlleva beneficios penitenciarios o excarcelaciones.

Casi 400 asesinatos se han quedado sin esclarecer, y sus autores gozan de una impunidad que mantienen gracias a los que supuestamente están arrepentidos.

Un asesino que es capaz de matar a una familia entera, niños incluidos, ¿qué problema tendría en mentir si ello le supusiera la excarcelación o una reducción de su condena?

El asesinato es un pecado aún mayor que la mentira, y de ambos obtienen beneficios los asesinos de ETA.

Si estuviéramos ante arrepentimientos genuinos, ningún terrorista pediría contrapartidas, pues su conciencia no le permitiría comerciar con el dolor causado para su beneficio. Más de un terrorista se hubiese quitado la vida si realmente hubiera llegado a admitir y asumir el daño infligido a tantas familias destrozadas.

ETA mata, miente, está en su naturaleza, pero lo que me preocupa es que lo hace porque se le permite, y esto es debido a que la sociedad se encuentra domesticada por nuestros gobernantes para que asuma cualquier cesión ante ETA y abandone las reivindicaciones de MEMORIA, DIGNIDAD Y JUSTICIA.

Francisco José Alcaraz Martos, víctima del terrorismo, fundador y presidente de la asociación Voces contra el Terrorismo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Benemérita al día

Actualidad

Cultura y Sociedad

Otras Secciones

Boletín de Noticias

SUSCRÍBETE >> Recibe gratis todas las noticias en tu correo
Términos y Condiciones