Menu
  • 01
  • 02
  • 03
  • 04
  • 05
  • 06
  • 07
logo-circulo-ahumada
Sábados culturales en Benemérita al Día

Sábados culturales en Benemérita a…

SUMARIO SÁBADO 03 de...

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

Miles de personas ...

Los majaderos de Alsasua

Los majaderos de Alsasua

Tras el acto terro...

POR SUS HECHOS LOS CONOCEREIS

POR SUS HECHOS LOS CONOCEREIS

A cada uno por los...

DOMINGOS BENEMÉRITOS

DOMINGOS BENEMÉRITOS

SUMARIO: DOMINGO 13 ...

Prev Next

hospimedicalpatrocinador

Noticias Opinión

ÁNGEL PASTOR. ADEMÁS DE ARTISTA DEL CAPOTE Y LA MULETA, INTELECTUAL Y EMPRESARIO

  • Escrito por Redacción

torero-aranjuez

Nuevo e interesante relato sobre personajes de la Real Villa de aranjuez, que trae hasta nuestras páginas nuestro colaborador José Luis Lindo Martínez, Cronista Oficial de la Real Villa de Aranjuez.

ÁNGEL PASTOR. ADEMÁS DE ARTISTA DEL CAPOTE Y LA MULETA, INTELECTUAL Y EMPRESARIO

La tradicional corrida de toros de las fiestas ribereñas, es un evento que se estableció desde el inicio del Aranjuez municipal como uno de los “platos” principales de la Fiestas y Ferias, y aglutinó aficionados al arte de Cúchares desde todos los rincones del planeta. Los mejores espadas, banderilleros, rejoneadores, cuadrillas, ganadería, etcétera, han pasado por el bicentenario coso ribereño. Pero de todos los matadores que han poblado los carteles taurinos de Aranjuez, escogemos al diestro Ángel Pastor Gómez.

Nació en Ocaña (Toledo) el día 15 de junio de 1850, pero al artista del capote se le consideró siempre de Aranjuez. Sus padres fueron Juan Pastor Torregrosa, propietario por 1878 de la selecta Fonda de los Milaneses, ubicada en la calle de las Infantas, nº. 2, y Feliciana Gómez Ruiz. Ángel, pertenecía a una familia acomodada y recibió una exquisita educación, pretendiendo sus padres que estudiara una carrera, pero su obstinación era la de ser torero pese a ello conllevase la oposición de la familia. El matrimonio de Juan y Feliciana tuvo cuatro hijos: Ángel, Luis, Vicente y Manuel Pastor Gómez, que fue luego Alcalde de Aranjuez.

Según el libro titulado Ángel Pastor la obcecación por el mundo taurino, le llevó a introducirse en él mediante capeas, mojigangas y novilladas. Tras meses de peregrinar por las plazas de España, logra ingresar en la cuadrilla de Cayetano Sanz en 1871, hasta que tres años después, pasa a la cuadrilla de “Frascuelo” como un excelente peón, elegante con el capote y fino con las banderillas. El día 22 de octubre de 1876 le llega la hora de medirse en corrida de toros, toma la alternativa en la plaza de Madrid de manos de “Lagartijo”, alternando también con “Frascuelo” y “Chicorro”, con toros de la ganadería del Saltillo, Miura y Laffite. Desde aquel día Ángel Pastor estuvo activo hasta que el 3 de septiembre de 1893, que toreó en Lisboa, donde se cortó la coleta finalmente. Su maestro taurino Cayetano Sanz inculcó en él la elegancia y marcialidad en sus andares por el albero. Tuvo excelentes condiciones y fue un bravo matador. El único aspecto taurino que no le hizo pasar a un primer plano taurino, fue la «guapeza con la espá» a la hora de matar.

En 1945 el crítico taurino Curro Meloja realiza una escueta biografía de Pastor. Refiere que fue un hombre culto, con grandes afanes de ilustrarse, todo ello en base a la esmerada formación inicial que recibió. Este aspecto cosmopolita le llevó a ser un hombre de extensa cultura, rara en los toreros de entonces, hablaba idiomas como francés e italiano y era virtuoso en el ámbito musical, llegando a tocar el piano de forma exquisita.

Ángel Pastor fue además un importante empresario como propietario del desaparecido Gran Hotel Pastor, hace más de setenta años. Este establecimiento hostelero estaba situado en un inmueble que se remonta al siglo XVIII, y que fue propiedad del Príncipe de la Paz, luego de varios miembros de la Corona, y por último del matador de toros. El edificio está situado en una de las calles principales de Aranjuez. Tiene su fachada principal a la calle del Príncipe, con vuelta a la calle de Stuart y calle de la Reina, lindando con el que fue Palacio de los Duques de Osuna. Aunque este establecimiento era propiedad del citado Pastor Gómez, lo regentaba Vicente Pastor, hermano del torero, si bien los medios de comunicación en aquellos días daban como propietario a éste último.

El torero vivía apartado del ruedo en Aranjuez, cuando el día 25 de febrero de 1897 sufre un accidente conduciendo su coche de caballos, mientras le acompañaba una sobrina. Los animales que tiraban del carruaje se espantaron, no pudo frenar y el coche fue a parar a la cuneta del camino para volcar enseguida. El instinto de proteger a su sobrina con el brazo hizo que se le fracturara, hasta el punto de que le operasen cuatro o cinco veces. A diario le llamaban amigos y a la vez compañeros del diestro como Lagartijo, Guerrita, Lagartijillo, Fuentes, Reverte, etcétera. El día 7 de abril de 1900 Ángel Pastor fallece a consecuencia de las secuelas del accidente. Su pérdida fue muy sentida, pues era estimadísimo por los buenos aficionados a su toreo clásico y elegante; y querido por el vecindario de Aranjuez y por cuantos habían tenido ocasión de apreciar sus cualidades humanas y empresariales. El periódico nacional El Imparcial, recoge el día 9 de septiembre una amplia crónica del entierro que tuvo lugar el día 8 de abril. A las exequias fúnebres acudieron relevantes hombres del toreo, Alcalde y Corporación Municipal, Coronel y Oficiales del Regimiento de Húsares de la Princesa en Aranjuez, y el más variado elenco representativo de fábricas e industrias ribereñas. A la casa de los Pastor llegaron telegramas de condolencia de altas personalidades del Estado, por ejemplo del Presidente del Consejo de Ministros Francisco Silvela. Hasta el último momento estuvieron con él sus compañeros de tardes de ruedo.

«Cuando la carroza llegó al cementerio de Santa Isabel, tomaron el féretro en hombros, Mazzantini, Agujetas, Cosme, Leandro Guerra, Ojitos y otros amigos que no lo abandonaros hasta depositarle en el sepulcro».

Muchos medios de prensa de la época se refieren a Ángel Pastor Gómez como Concejal del Ayuntamiento de Aranjuez, pero no hay evidencia alguna de ese pretendido cargo en el Archivo Municipal de esta población, ni siquiera como perteneciente a cualquier otra corporación. Quien sí fue Alcalde de Aranjuez fue su hermano Manuel, desde el día 8 de enero de 1904 hasta el día 22 de marzo de 1907, quien desde tiempo atrás había ostentado el cargo de Concejal.

A la muerte del matador el hotel pasó a propiedad de la esposa del diestro Ana Navarro Chiner y sus hijas Antonia y Emilia Pastor Navarro. Esta última se casó con Joaquín Arce Maroto, y Antonia contrajo matrimonio con Miguel Domenge Campos, a la sazón Comandante del Ejército, Administrador de Patrimonio por designación directa del Rey Alfonso XIII, y Alcalde de Aranjuez. Domenge murió asesinado el día 20 de agosto de 1936.

A comienzos del siglo XX, la revista Blanco y Negro describía al establecimiento y sus propietarios, la familia Pastor, como personas muy familiares, cercanas, generosas y serviciales con todas las clases sociales.

«Seis horas en casa Pastor valen más que una excursión a tierras lejanas. Los Pastores, son, en Aranjuez, algo como una institución: son los amigos de todo el mundo, los protectores de los pobres, y los amigos y acompañantes de los ricos. Se murió Ángel Pastor, y la fonda de su hermano se llenó de telegramas de pésame de todas las clases sociales, desde el presidente del Consejo hasta el del más modesto torero. El Pastor que queda es un hombre ilustradísimo, que ha vivido mucho tiempo en el extranjero, y para el cual, su hotel es más una distracción que un negocio. Aranjuez es su jardín, su casa de campo, de la cual hace honores a todo el mundo».

Entrada la Segunda República, hacia 1935, la decadencia hostelera y la enorme dimensión del edificio, lleva a la familia Pastor a alquilar parte del mismo a familias que querían establecer en él sus viviendas. Un año después, con el inicio de la Guerra Civil, la familia Pastor se ve obligada a dejar el edificio marchándose a Madrid. El inmueble será ocupado por el Comité de Defensa de la República durante toda la contienda civil. Transcurrida la guerra, la familia Pastor retoma la propiedad, pero el elitista establecimiento hostelero no volvió abrir sus puertas. Sin embargo, sí volvía a ser alquilado por la familia Pastor a ciudadanos que se iban estableciendo y lo utilizaban como vivienda hasta 1952. Un año después, los descendientes de esta familia, venden el edificio a la Congregación de religiosas de la Sagrada Familia de Burdeos que ponen en funcionamiento en los años sesenta el hasta hoy Colegio de la Sagrada Familia.

Los restos mortales de Ángel Pastor reposan en el campo santo ribereño de Santa Isabel, pero su estela y el recuerdo del Gran Hotel Pastor como un establecimiento señero, ha quedado en los anales del

Real Sitio y Villa de Aranjuez. José Luis Lindo Martínez, Cronista Oficial de la Villa de Aranjuez

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Benemérita al día

Actualidad

Cultura y Sociedad

Otras Secciones

Boletín de Noticias

SUSCRÍBETE >> Recibe gratis todas las noticias en tu correo
Términos y Condiciones