Menu
  • 01
  • 02
  • 03
  • 04
  • 05
  • 06
  • 07
logo-circulo-ahumada
Sábados culturales en Benemérita al Día

Sábados culturales en Benemérita a…

SUMARIO SÁBADO 03 de...

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

Miles de personas ...

Los majaderos de Alsasua

Los majaderos de Alsasua

Tras el acto terro...

POR SUS HECHOS LOS CONOCEREIS

POR SUS HECHOS LOS CONOCEREIS

A cada uno por los...

DOMINGOS BENEMÉRITOS

DOMINGOS BENEMÉRITOS

SUMARIO: DOMINGO 13 ...

Prev Next

hospimedicalpatrocinador

Noticias Opinión

¡Para eso les pagan!

  • Escrito por Redacción

PARA-ESO-LES-PAGAN

¡Para eso les pagan!

Cada vez que oigo esta frase refiriéndose a los componentes de algún servicio de emergencias o de seguridad que ha perdido la vida para salvar la de otros, me revelo.
 ¡No es verdad! No les pagan eso. Se les paga por hacer un trabajo difícil y arriesgado, pero que en todo momento se espera que salga bien y tanto las personas de los grupos actuantes como las víctimas vuelvan a sus casas sin mayores problemas.
 
Los sustos, golpes, magulladuras e incluso alguna fractura pueden que estén incluídos en el sueldo. Pero la vida no.
 
 Son miles las actividades que conllevan altos riesgos pero hay algo que diferencia las de emergencias o las de seguridad de dichas actividades, aquí es mucho más difícil abandonar el trabajo si las condiciones de ejecución no son buenas.  
 
Me explico. Una actividad de riesgo evidente es, por ejemplo, la de la gente que limpia cristales en los edificios altos. Se cuelgan por la fachada hacia el vacío y realizan el trabajo que tienen encomendado: limpiar los cristales. Evidentemente tienen un riesgo alto ya que si falla algo en su sistema de sujección o en ellos mismos por error, el desenlace puede ser fatal, pero si las condiciones de viento o las circunstancias del momento no son buenas, pueden aplazar su tarea.
 
En emergencias no. Es verdad que también tienes un trabajo, pero fundamentalmente lo que tienes es una víctima que atender, una víctima a la que tienes la posibilidad de salvarle la vida, una víctima que te mira y habla, una víctima que tiene familia y amigos que esperan que la saques de donde está.
 
Sabes que tienes que volver a casa como todos los días porque también tienes vida, familia y amigos, pero el riesgo está ahí y el problema a veces es medirlo adecuadamente. Está claro que si no se puede realizar el trabajo no se hace, pero ¿Dónde está el límite? ¿Dónde está ese límite desconocido para el que no siempre hay una segunda oportunidad?
 
No haceis esto porque ¡para eso os pagan!. Lo haceis porque gracias a vuestro riesgo otras personas podrán seguir viviendo y los sabeis.. ¡Y hay que decirlo!
 
No quiero referirme a ningún caso concreto para que nadie pueda sentirse olvidado, aunque lógicamente los más cercanos en el tiempo son los que se tienen más presentes y hoy es el caso. Mi agradecimiento a todas y todos los que trabajáis aquí, allí y donde estéis, en emergencias o seguridad. Mi reconocimiento a todas las personas que por hacer su trabajo no volverán. Mi apoyo a todas sus familias.
 

Ruta SOS

El blog de Pedro Anitua

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Benemérita al día

Actualidad

Cultura y Sociedad

Otras Secciones

Boletín de Noticias

SUSCRÍBETE >> Recibe gratis todas las noticias en tu correo
Términos y Condiciones