Menu
  • 01
  • 02
  • 03
  • 04
  • 05
  • 06
  • 07
logo-circulo-ahumada
Sábados culturales en Benemérita al Día

Sábados culturales en Benemérita a…

SUMARIO SÁBADO 03 de...

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

Miles de personas ...

Los majaderos de Alsasua

Los majaderos de Alsasua

Tras el acto terro...

POR SUS HECHOS LOS CONOCEREIS

POR SUS HECHOS LOS CONOCEREIS

A cada uno por los...

DOMINGOS BENEMÉRITOS

DOMINGOS BENEMÉRITOS

SUMARIO: DOMINGO 13 ...

Prev Next

hospimedicalpatrocinador

¿Alguien ha visto (algunos de los 1,9 millones de) musulmanes que viven en España manifestarse en contra de lo asesinatos cometidos por sus hermanos exaltados?

  • Escrito por Redacción

paris-attack-memorial

O la vista nos falla a muchos o realmente ningún colectivo o comunidad musulmana en España se ha dejado ver en lugar alguno para mostrar su repulsa por la barbarie fanática contra París, Francia… Europa. Ni por las anteriores en otros países de la Unión Europea; tierra de infieles y cruzados, claro.

En cambio si se ha detectado un tráfico inaudito de abominables mensajes y opiniones en las redes sociales en las que individuos de querencias islámicas alababan o coreaban los asesinatos perpetrados la noche del viernes 15. Es más: aquí, en España, además de la provocativa posición de Pablo Iglesias no sumándose al frente antiterrorista, basura cómo Carlos Bardem o cómo el ya reconocible bestia del Ayuntamiento de Madrid Guillermo Zapata (ambos de la cuerda de ‘coleta morada’), que hizo bromas sobre la manera de llevar en el cenicero los restos calcinados de los judíos, han frivolizado sobre el asunto y han orientado su ataque hacia el falaz argumento de que los ataques terroristas de París son ‘culpa’ nuestra por haber intervenido en combates en Siria, en línea con lo que después del atentado del 11-M en Madrid, vía SMS (aún no había whatsapp), durante la jornada de reflexión sabatina anterior a las elecciones, previo cerco de las sedes del PP y criminalización de Aznar ‘por habernos metido en la guerra’ (entonces no se sabía que las armas de destrucción masiva no existieron nunca), se consiguió cambiar el sentido del voto y permitió que presidiera el Gobierno de España el mayor lelo de toda la Historia… el de la ‘alianza de civilizaciones’, el que no se levantó ante las banderas invitadas al desfile militar, el que dejó nuestro país sumido en el caos más absoluto y a un paso de la intervención y el desastre financiero; el que engañó a todos, a todas horas y sobre todo lo posible, a la vez que reabría heridas y empezaba a sembrar el odio fratricida que nos ha llevado hasta la situación actual, con ayuntamientos esenciales en manos de comunistas y antisistema… apoyados por el PSOE, y el separatismo catalán acelerado y sin control alguno.

Volviendo a la inmigración de raíz musulmana residente en España, de esos 1,9 millones de seres legalizados administrativamente como ciudadanos de pleno derecho, como residentes o como ‘irregulares’ con algún tipo de documento que les permita medrar por aquí, existen alrededor de doscientos mil que no están controlados ni censados, sobre todo procedentes del Magreb, el Sahel, África subsahariana (de Eritrea o Somalia hasta Nigeria), o del Pakistán, Bangla Desh y otras regiones similares. Si añadimos los recién llegados provenientes del supuesto exilio por la guerra de Siria, en oleadas que solamente viendo las imágenes de su aspecto o rasgos étnicos se distingue que un porcentaje de más del 40% no vienen de dicho país; y contando con que parte de los que si lo hacen no sabemos si pertenecen a los ‘buenos’ o a los ‘malos’ de la guerra civil siria en la que seguramente han tenido que tomar partido por algún bando hasta convertirse en desertores, es más que razonable pensar que se nos están colando combatientes acostumbrados a empuñar y usar las armas, quizás incluso participantes o cómplices de exterminios, matanzas y demás crímenes contra la Humanidad; que en cuanto se adapten a nuestro entorno volverán a sus andadas violentas.

Así que procede preguntarnos si no sería exigible que los más caracterizados gerifaltes o líderes espirituales (imanes) de esas comunidades que ya pululan por aquí de forma legal o alegal manifestaran públicamente y a todas horas su solidaridad con la sociedad que los acoge: cristiana y europea, en relación a las atrocidades que cometen gente de su fe religiosa y que siguen los mismos preceptos y costumbres que ellos.

Como que nadie honrado y noble puede desmentir que no se ha visto ni a un solo grupo de cuatro gatos con chilabas, barbas y diversos pañuelos en la cabeza convocar una manifestación o agregarse a alguna que ya se haya llevado a cabo al respecto –o a los ‘minutos de silencio’ o depositando flores o velas en el lugar de las masacres-; puesto que está claro que esa gente, en su práctica mayoría, no están adaptados a nuestra civilización y quieren imponer la ‘suya’; habida cuenta de que este caso del terrorismo islamista se repite año tras año, mes tras mes, nación por nación, y cada vez con mayor ferocidad y sadismo, urge que las autoridades españolas y el resto de las europeas tomen buena nota de lo que nos jugamos al no exigirles que nos respeten y acaten nuestras normas de convivencia.

Porque si lo hacen, si desprecian y atacan violentamente a nuestros compatriotas y a los del resto de hermanos de nuestro continente europeo, no nos queda más remedio que considerar que son el enemigo y están en guerra contra nosotros y que, por  tanto, o se les expulsa o se les combate, a ellos y a quiénes los financian sin, a cambio, aceptar ni un solo refugiado árabe y musulmán en sus países corruptos merced al petróleo y a a haber pasado de una sociedad nómada camellera y medieval a un pastizal de opulencia insultante para la Humanidad, enmarcado en dictaduras teocráticas y autoritarias. Léase Arabia Saudita, los Emiratos y Sultanatos del Golfo Pérsico, y sus dinastías de vagos y viciosos.

Que sí. Estamos en guerra. Y en las guerras hay ganadores y perdedores y ellos han de perderlas, sí o sí, por nuestra supervivencia.

Actuemos, antes de que sea demasiado tarde.

SELECTO DIGITAL

Benemérita al día

Actualidad

Cultura y Sociedad

Otras Secciones

Boletín de Noticias

SUSCRÍBETE >> Recibe gratis todas las noticias en tu correo
Términos y Condiciones