Menu
  • 01
  • 02
  • 03
  • 04
  • 05
  • 06
  • 07
logo-circulo-ahumada
MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

Miles de personas ...

Los majaderos de Alsasua

Los majaderos de Alsasua

Tras el acto terro...

POR SUS HECHOS LOS CONOCEREIS

POR SUS HECHOS LOS CONOCEREIS

A cada uno por los...

DOMINGOS BENEMÉRITOS

DOMINGOS BENEMÉRITOS

SUMARIO: DOMINGO 13 ...

Sábados culturales en Benemérita al Día

Sábados culturales en Benemérita a…

SUMARIO SÁBADO 05 de...

Prev Next

hospimedicalpatrocinador

Los verdaderos ganadores

  • Escrito por Redacción

manuel-marlasca-320

El pasado viernes, la Fundación Policía Española eligió a 'La Pringue' como el mejor blog de temas policiales y me veo obligado a decir quiénes son los verdaderos ganadores de este premio.

Hace unos días, el 2 de septiembre, se cumplieron dos años desde el nacimiento de La Pringue, el espacio que Agustín Valladolid, responsable de ZoomNews, me abrió para contar historias. Desde entonces, he contado 141 historias en 141 pringues. Por este rincón de la red han desfilado grandes delincuentes, robaperas, jueces, abogados, periodistas, confidentes, terroristas y, sobre todo, policías. El pasado viernes, la Fundación Policía Española eligió a La Pringue como el mejor blog de temas policiales y me veo obligado a decir quiénes son los verdaderos ganadores de este premio.

Alguien que luce placa y uniforme me animó desde el nacimiento de La Pringue a dar voz y espacio a los policías que rara vez aparecen en los periódicos y en las televisiones: los zeteros, los agentes de las oficinas de denuncias, los de las comisarías de distrito... "Tú solo tratas con los de la ejecutiva, de inspectores para arriba, y no conoces nada del resto de la Policía", me repetía una y otra vez. Y llevaba razón. Logró trasmitirme su pasión por su profesión y me invitó a conocer y a escribir sobre esa parte de la Policía que yo, tras más de 25 años en el oficio, apenas conocía, inspiró muchos de estos textos y me abrió muchas puertas. Y, efectivamente, esa poli mola, tal y como me repetía siempre, y tienen grandes historias que contar. Aquí solo he recogido unas pocas.

Este oficio consiste en ver, escuchar y contar. Y todo es más fácil cuando alguien te deja mirar y te cuenta

Ni La Pringue ni seguramente mi carrera de periodista hubiesen existido sin la confianza que me han dado todos los protagonistas de estas historias y otros muchos a lo largo de mi carrera. Este oficio consiste en ver, escuchar y contar. Y todo es más fácil cuando alguien te deja mirar y te cuenta. Y muchos policías me han dejado mirar y me han contado. Han querido compartir comigo buenos y malos momentos, sensaciones, vivencias y hasta frustraciones. Los lazos que unen a una pareja dentro de un zeta, la fraternidad que forman los componentes de un grupo de la UIP, la adrenalina que acumula un geo antes de una intervención o hasta el dolor insoportable que sufre un policía cuando cae un compañero han pasado por La Pringue. Gracias a todos los que me dejaron contar todo eso. Ellos son los ganadores de este premio.

He escrito de lo que nunca me hubiese gustado escribir: de Javier Torronteras, Fernando Roncero, Vanessa Lage, Francisco Javier Ortega y Francisco Díaz Jiménez. Los cinco fueron asesinados mientras cumplían con su deber y a todos ellos he querido transmitirles con mis palabras la gratitud de toda la gente de bien, que los reconoce como los héroes que son. Policías que entregaron sus vidas para que la mía, para que la de todos, fuese un poco mejor y más libre. He tenido la ocasión de hablar con familiares de algunos de ellos y me han mostrado una enorme dignidad y generosidad, tanta como la familia de mi amigo el inspector jefe Pepe Barahona, fallecido hace un año por causas naturales, del que escribí una pringue que nunca hubiese deseado escribir. Pepe era mi amigo.

He visto la misma pasión en el máximo responsable de una unidad central de Policía Judicial y en la que acude a los colegios a dar charlas para prevenir el acoso escolar

Por La Pringue han pasado los grandes casos de los últimos dos años. Sus protagonistas me han dejado contar algunos detalles que habían quedado en la penumbra, pese a todos los focos que apuntaron hacia ellos. Me consta que las pringues sobre la caza del pederasta de Ciudad Lineal decoran el despacho de alguno de los artífices de aquella operación Candy y solo puedo estar honrado y orgulloso de ello. También han pasado por este espacio operaciones sin tanto eco, pero que demuestran la grandeza y la entrega de quienes se empeñaron en sacarlas adelante: el olfato de un policía que identifica a un atracador por su oreja o la cabezonería de una inspectora novata para acabar con una red de pederastas son buenos ejemplos.

Para escribir estas más de 140 historias, algunos comisarios me han abierto las puertas de sus despachos, muchos policías me han prestado su tiempo en bares al acabar su turno de noche o me han atendido mientras cuidaban de sus hijos. Otros me han dejado hurgar en lo más profundo de sus sentimientos y sus emociones y todos ellos han confiado en mí. Otros muchos que me he encontrado en estos dos años me han hablado de La Pringue y me han agradecido estas historias. He visto la misma pasión en el máximo responsable de una unidad central de Policía Judicial y en la que acude a los colegios a dar charlas para prevenir el acoso escolar. El mismo amor por el oficio de policía en el comisario que en el policía que cada noche sube a un zeta. Todos y cada uno de ellos me han enseñado mucho. Solo puedo estar agradecido y seguir contando historias.

Manuel Marlasca

Reportero. Me crecieron primero los dientes y luego las canas entre redacciones, brigadas, comisarías y comandancias. Jefe de Investigación de La Sexta y colaborador de Antena 3 y Onda Cero.

http://www.manuelmarlasca.com

Benemérita al día

Actualidad

Cultura y Sociedad

Otras Secciones

Boletín de Noticias

SUSCRÍBETE >> Recibe gratis todas las noticias en tu correo
Términos y Condiciones