Menu
  • 01
  • 02
  • 03
  • 04
  • 05
  • 06
  • 07
logo-circulo-ahumada
Cartas al Director

Cartas al Director

Envíe su carta...

CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA. ARTÍCULO 2 (CUIDADO CON LAS COCES)

CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA. ARTÍCULO 2 …

‹‹La Constitución ...

El gran encierro

El gran encierro

No, no me refiero ...

DOMINGOS BENEMÉRITOS

DOMINGOS BENEMÉRITOS

SUMARIO: DOMINGO 04 ...

Sábados culturales en Benemérita al Día

Sábados culturales en Benemérita a…

SUMARIO SÁBADO 03 de...

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

Miles de personas ...

Los majaderos de Alsasua

Los majaderos de Alsasua

Tras el acto terro...

Prev Next

hospimedicalpatrocinador

Atentados con coche bomba

  • Escrito por Redacción

mascaró

Atentados con coche bomba, un estudio realizado por Francisco Mascaró Artigues, Buceador de Combate y Buzo de la Armada Española, Especialista en Explosivos Submarinos y Perito Judicial de Embarcaciones.

El coche bomba

Un coche bomba es un vehículo automotor (coche, camión, etc.) en cuyo interior se ha colocado una bomba o artefacto explosivo. La técnica del coche bomba suele ser usada por terroristas, narcotraficantes, guerrillas y asesinos, ya que se desplaza usando su propio mecanismo de transporte, pudiendo transportar una gran cantidad de explosivos sin levantar sospechas, para luego ser detonado en un sitio específico para hacer el máximo daño a una estructura, una barrera, o cometer homicidio.

La bomba lapa

Una bomba lapa es un tipo de explosivo que se adhiere a cualquier tipo de superficie de un vehículo motorizado, normalmente automóviles, gracias a un potente imán o algún otro tipo de adhesivo para luego ser activado mediante algún tipo de mecanismo, bien sea por sensores de movimiento, controles remotos, detonadores o temporizadores incorporados en el mismo explosivo.

Se diferencia de la “mina lapa” en que es un tipo de mina marina (atentado de ETA contra el buque de la Armada Española “Marqués de la Ensenada” el 2 de octubre de 1981 en Santander). Un nadador o buceador puede acoplar la mina, que usualmente está diseñada con compartimientos huecos para que tenga una ligera flotabilidad negativa, haciendo que sea más sencilla de manipular bajo el agua.

Las minas lapa habitualmente son detonadas por una espoleta cronométrica. También pueden tener un mecanismo antimanipulación, que las hace explotar al ser retiradas del casco por buzos enemigos o mediante explosiones. A veces la mina lapa era equipada con una pequeña hélice, que haría detonar la mina después de que el barco navegue una cierta distancia, por lo que era probable que se hundiese en un canal navegable o mar adentro fuera del alcance de los rescatistas, dificultando determinar la causa del hundimiento.

¿Cómo funciona?

Es un esquema muy sencillo, similar a un tarro de betún: dos tapas que contienen el explosivo, un detonador y por fuera un iman. Lo habitual es ponerlo en la puerta del objetivo o cerca al tanque de gasolina para aumentar la explosion. Hay varias formas para que detone:

PENDULO, para que cuando el coche empiece a moverse, haga contacto y estalle.

BOLA, va por un tubo un balín, y cuando el coche se mueve, cierra el circuito y detona.

ELECTRÓNICO A DISTANCIA, un interruptor a control remoto o si es muy sofisticado vía teléfono móvil.

Características

La bomba lapa más común se fabrica en el interior de un tupperware. En la tapa se coloca el imán pegado con algún adhesivo extra-fuerte. En el interior se monta todo el mecanismo, que consiste en un explosivo, un detonador que también lleva una pequeña carga de explosivo, el sistema de activación y una pila cuadrada que da energía al sistema de activación.

El explosivo que se coloca en el interior del tupperware puede ser plástico o dinamita. El plástico, que se puede comparar a la plastilina, suele ser el más utilizado por los terroristas, ya que con muy poca cantidad se consigue un alto poder calorífico, es decir, con poca masa se libera mucha energía. Por ejemplo, con una cantidad de explosivo plástico del tamaño de un puño se puede volar un coche.

La dinamita que va a ser utilizada varía en función del grupo terrorista que la coloque. En el caso de ETA suele ser titadine, formada por explosivo plástico y compuesto, y en el caso de los terroristas islámicos goma 2 ECO. El explosivo no ocupa todo el interior del contenedor, sino tan solo una parte, ya que hay que dejar un hueco para que pueda respirar. Al explosivo se le conecta el detonador, que es como una de caja chiquitita en la que se introduce una especie de mecha a la que se adhiere una pequeña carga explosiva, conocida como fulminato. Esta carga ocupa aproximadamente un centímetro, pero libera gran cantidad de energía, que propiciará que en el momento de la detonación se active el explosivo del interior del tupperware. Del detonador salen dos cables, el positivo y el negativo, que se pasan por el sistema de activación y van a parar a una pequeña pila cuadrada que dará al sistema de activación la energía necesaria.

El sistema de activación puede ser un reloj, en el que se coloca la hora exacta a la que se desea que se active la bomba. Este sistema dejó de aplicarse por los terroristas debido a que cualquier imprevisto podía hacer que la bomba explotase sin que el pasajero se encontrase en su interior. Posteriormente, se utilizó el temporizador, pero se encontraban con el mismo problema, ya que es muy difícil precisar la hora exacta a la que alguien va a subirse al vehículo. Sin embargo, el sistema del temporizador siempre les ha dado buen resultado en ataques programados contra grandes superficies o edificios. Lo que sí se sustituyó fue el sistema del reloj por el sistema de activación por remoción, es decir, un sensor de movimiento que se activa al detectar el más mínimo temblor del vehículo. El terrorista tiene unos diez segundos, más o menos, para fijar todo el artefacto en los bajos del coche, a partir de ese momento cualquier movimiento activa el detonador. El sensor de movimiento está formado por una especie de nivel con mercurio en su interior. Una variante del sistema de activación que también se ha utilizado en multitud de ocasiones es hacer desaparecer el sensor de movimiento y la pila de petaca y atravesar con los dos cables el tupperware para conectarlos a cualquier sistema de arranque del vehículo, el motor, una bujía.

En este caso, en cuanto el conductor accione la llave para poner en marcha el vehículo, saltará por los aires.

Se suele utilizar un tupperware por la variedad de tamaños que existen y por el cierre hermético de las tapas. Sin embargo, este mismo artefacto se puede fabricar en el interior de una caja de zapatos, de una caja de madera…, pero en estos recipientes es fácil que, por cualquier motivo, la caja, que soporta un mayor peso, se separe de la tapa, ya que se debe utilizar cinta aislante o algún tipo de pegamento. Además, el tupperware permite montar un artefacto de pequeñas dimensiones que apenas sea perceptible por el conductor.

Usos

Grupos como ETA (España) o IRA (Irlanda), utilizaron el tipo de bombas Lapa en sus primeros años de atentados terroristas. Recientemente, en la llamada "guerra oculta" entre EEUU e Israel contra Irán, varios científicos de la República Islámica fueron asesinados mediante estos dispositivos en las calles de Teherán.

El modus operandi era el mismo: pasaba un motociclista adosaba la bomba en el coche objetivo y cuando éste movía el coche, el dispostitivo explotaba produciendo víctimas casi siempre mortales.

EEUU e Israel niegan que estén detrás de este tipo de atentados, pero el régimen de Ahemdinejad está seguro que este tipo de acciones son "típicas" de la CIA o el Mossad.

A mediados de los 80, en plena guerra civil (entre el FMLN y ARENA), en El Salvador, uno de los métodos más utilizados para eliminar a todos quienes se consideraran objetivo militar era también este tipo de bombas.

Equipos de Desactivación de Explosivos

Guardia Civil

Desde la I Guerra Mundial y debido a la gran cantidad de explosivos y municiones empleados en ella, la misión de las unidades de artificieros fue la desactivación de explosivos militares no detonados así como de municiones no explosionadas.

La evolución de la amenaza terrorista a principios de la década de los 70, con el empleo de artefactos no reglamentarios y no convencionales, obligó a las Fuerzas de Seguridad a dar respuesta a esta agresión.

Los primeros desactivadores de explosivos de la Guardia Civil y sus sucesores tuvieron que adaptarse, a partir de una metodología y formación tradicionales, a una técnica en continua evolución, cosa que hicieron con audacia, esfuerzo y un gran espíritu de superación, pero con un alto coste humano.

Así, la Orden General de 2 de marzo de 1973, crea los Especialistas en Explosivos de la Guardia Civil, que en aquella época se denominaron “Artificieros”. En estos años se contó con la experiencia y el apoyo de Parques y Maestranzas de Artillería; grandes expertos en artefactos convencionales. No fue hasta 1975 cuando se creó en el Cuerpo Nacional de Policía.

En 1979, se crea el Departamento Central de Desactivación de Explosivos (DECEDEX), para centralizar la formación, información y elaborar inteligencia relativa a desactivación de explosivos. Un año después comienza su andadura la Escuela de Técnicos Especialistas en Desactivación de Explosivos. Es en esta década de los años 70 cuando la Guardia Civil consigue un alto nivel en el conocimiento de artefactos explosivos no reglamentarios.

En 1988, el DECEDEX pasa a denominarse Servicio de Desactivación de Explosivos (SEDEX). En el año 2000 el Servicio de Desactivación de Explosivos asume las funciones de Defensa NBQ (Nuclear, Biológica y Química), con la denominación de Servicio de Desactivación de Explosivos y Defensa NBQ.

En el 2004, para hacer frente a la amenaza del empleo de sustancias de naturaleza nuclear, radiológica, biológica y química, se desarrolla el Sistema de Defensa NRBQ de la Guardia Civil y se crea la Unidad Técnica NRBQ en el seno del SEDEX.

Técnicas

En técnicas de combate causa gran daño debido a que como arma no convencional, en algunas ocasiones pasa desapercibida para las fuerzas de control (Policía, Ejército) debido a la estructura del vehículo se pueden ocultar grandes cargas de explosivos, además de utilizar su sistema de transporte permite llevar la carga explosiva cerca al objetivo final del ataque.

Esta técnica es preferida por guerrillas o carteles de narcotraficantes debido a que su uso final puede variar y utilizarse como elemento de distracción o como golpe contundente al objetivo del ataque:

• Elemento de distracción, normalmente la carga explosiva es activada por control remoto para destruir a elementos de la Fuerza de Control que intenten desactivarlo, en este caso el vehículo es a todas luces sospechoso y no trata de camuflarse con los demás.

• Golpe contundente, normalmente su uso son estructuras como edificios gubernamentales, militares o civiles u otros vehículos que pasan cerca. El coche bomba a diferencia como elemento de distracción, se encuentra camuflado y trata de pasar desapercibido.

En Oriente Medio es comúnmente utilizada la técnica de suicidio del mismo conductor al explotar la carga sobre el objetivo o al ser descubierto.

En algunos casos, los coches bomba van acompañados por una motocicleta adelante, también conducida por un suicida, con un arma ligera y automática que intenta abrirle camino al coche bomba.

Debido a la complejidad en su fabricación y su rechazo en el público en general, además que una vez efectuado el ataque es posible llegar hasta el autor material e intelectual del hecho, normalmente los Coche Bomba no son tan comunes y son solo utilizados para tratar de dar golpes certeros que bajen la moral de las Fuerzas de Control.

Asesinatos

En técnicas de asesinato tiene casi que igual forma de proceder a las de combate, pero el ataque se centra no sobre Fuerzas de Control sino sobre personas asociadas a los gobiernos, figuras públicas o militares importantes. En esta técnica en algunas ocasiones la víctima lleva la carga explosiva en su propio vehículo y la misma es activada por mecanismo de encendido o a control remoto.

Variaciones

Los camiones bomba pueden atravesar barreras con más facilidad y pueden llevar una cantidad mucho mayor de explosivos. Algunas veces también se han llegado a usar autobuses, motocicletas y bicicletas bomba.

Defensa

En los asesinatos es más común fijar la bomba (boma lapa) en los bajos del coche. En estos casos, la bomba explota cuando el objetivo se aproxima o cuando pone su coche en marcha o, con frecuencia, poco tiempo después de ponerlo en marcha, asegurando así que el objetivo está dentro del coche. Por esta razón, los escoltas comprueban a menudo los bajos de los vehículos con un espejo alargado asido a una varilla.

La defensa contra los coches bomba requiere mantener los coches alejados de los edificios usando medianas o barreras similares y endurecer los edificios para resistir una explosión.

Otra defensa consiste en realizar retenes móviles de agentes de seguridad (Policías o Militares) en los caminos que puedan ser sensibles a actos terroristas, se utilizan espejos para revisar debajo del coche o una revisión minuciosa al vehículo, para esta tarea se emplean en algunas ocasiones perros adiestrados para encontrar explosivos o narcóticos.

Artefacto explosivo improvisado

Un artefacto explosivo improvisado es un dispositivo explosivo usado frecuentemente en la guerra no convencional o guerra asimétrica, por fuerzas comando, guerrillas y terroristas. Se le conoce también como bomba caminera, nombre usado por algunos medios periodísticos para referirse a este tipo de artefactos explosivos.

Características

Los artefactos explosivos improvisados suelen ser fabricados con distintos diseños, mecanismos detonantes y tipos de explosivos, lo que los hace aún más peligrosos si son detectados y deben ser desarmados. Para evitar ser detectados han sido hechos de bidones de plástico rellenos con explosivo y esquirlas. En otros casos son obuses o bombas aéreas a los cuales se les conecta un detonador.

Pueden tener un detonador activado por conrol remoto, rayos infrarrojos, mecanismo temporizador con conmutador de membrana (tipo horno de microondas) o resortes. En algunos casos varios artefactos suelen estar montados para obtener una explosión en cadena, por ejemplo en el ataque a un convoy o tren.

Historia

La utilización de trampas explosivas va ligada a la historia militar desde el comienzo del uso de lapólvora.

En el siglo XX existen antecedentes de su utilización en la llamada Guerra de Invierno entre Finlandia y la Unión Soviética (1939-1940).

Otro ejemplo de su uso coordinado a gran escala fue en la llamada guerra del ferrocarril en Bielorrusia durante la Segunda Guerra Mundial entre 1943 y 1944, en la cual fueron usados por los llamados artisanos para descarrilar los trenes alemanes.

Durante la Guerra de Vietnam fueron usados por el Frente Nacional de Liberación de Vietnam (Vietcong), utilizando material militar estadounidense abandonado o no explosionado.

En Irlanda del Norte, el IRA Provisional (IRA) los usó contra las tropas del Reino Unido durante la llamada Campaña del IRA Provisional 1969–1997.

En Afganistán, los llamados muyahidines los utilizaron entre 1978 y 1992 durante la guerra civil. Posteriormente, en la guerra en Afganistán de 2001 han sido utilizados por los talibán.

En Líbano fueron usados por Hezbolá contra las tropas del ejército de Israel entre 1982 y 2000.

También fueron utilizados contra el ejército de Israel en las llamadas Intifadas (1987-1991) y (2000-2005).

En Chechenia han sido utilizados por los militantes secesionistas contra Rusia en la Primera Guerra Chechena (1994-1996) y desde 1999.

Detección de Artefactos Explosivos

Detección por rayos X

La tecnología clásica por excelencia es la detección de metales, orientada a la detección de elementos detonadores fundamentalmente. Es una tecnología muy madura cuya misión real es desviar todo objeto metálico hacia la monitorización por rayos X. Son usados para inspección de bultos, objetos de mano, maletas, contenedores, etc. Permite detectar la presencia de masa de explosivo. Proveen óptimos resultados a una distancia segura. Las fuerzas militares, alrededor del mundo, operan con robots para propósitos de inteligencia y para desactivar bombas en zonas de combate. En los últimos años, ha evolucionado considerablemente la tecnología y se han incorporado a los equipos convencionales diferentes versiones: tomografía computarizada (imágenes en 3D) para equipajes de bodega; energía dual, que permite diferenciar con mayor precisión la densidad efectiva de los materiales y, por tanto, la identificación de determinados materiales.

Desactivación de bombas

La desactivación de bombas es el proceso por medio del cual un artefacto explosivo es desactivado a un estado seguro.

Agente del FBI, con un traje antiexplosivos, durante un entrenamiento de desactivación.

La desactivación de explosivos y bombas se formalizó durante la Primera Guerra Mundial. La gran producción de armamento y municiones, condujo a diversos defectos en su fabricación y una cantidad considerable de éstas, disparadas por ambos bandos, fueron halladas sin detonar.

Estos artefactos representaban un riesgo para cualquier persona que se encontrara en la cercanía y en respuesta, el ejército británico organizó una unidad de Examinadores de Artillería del Cuerpo de Artillería del Ejército Real para manejar este tipo de situaciones.

Traje antiexplosivos

Un traje antiexplosivos es un pesado traje, compuesto por diversos tipos de blindaje, diseñado para resistir y proteger al usuario de la energía liberada de un artefacto explosivo.

A diferencia de las balas, que concentran toda la energía en un área pequeña, una bomba dispersa toda esta sobre una mayor superficie y con un fuerte empuje hacia el exterior. Es por ello que la totalidad del cuerpo debe ser protegida.

Debido a que está diseñado para resistir la fuerza de la explosión, es muy pesado, aparatoso y difícil de maniobrar. Esto lo hace impráctico para utilizarlo en combates y es a comúnmente utilizado por expertos en desactivación de artefactos explosivos.

Los técnicos en desactivación de explosivos - EOD (del idioma inglés Explosive Ordenance Disposal) visten este traje durante sus labores de reconocimiento y de desactivación de amenazas confirmadas. Esta configuración de diseño debe proveer un alto nivel de protección contra las esquirlas, la onda de presión, la onda térmica y efectos colaterales que ocasiona el artefacto al detonar e igualmente, no debe dificultar excesivamente la movilidad y percepción del medio circundante.

Amenazas múltiples

Las diversas amenazas que un artefacto explosivo improvisado, comúnmente conocido como IED (del idioma inglés Improvised Explosive Device), pueden incluir la utilización de agentes químicos y biológicos. Esto ha influido significativamente en los avances realizados desde finales de los 1990’s al diseño de los trajes y cascos. Por ejemplo, parten de un diseño seccionado, siendo útil como plataforma variable para adaptarse a diversas situaciones, que incluyen desde las amenazas convencionales hasta las químico/biológicas.

Ésta defensa se logra con una protección interior, por medio de ropa, guantes y botas especiales, al igual que adaptando al visor del casco un aparato de respiración autónomo.

¿Quién inventó el coche bomba?

El primero de estos artefactos del que se tiene noticia -tal como los conocemos hoy- fue colocado por el anarquista Mario Buda en Nueva York el 16 de septiembre de 1920. En realidad, se trataba de un carro bomba que, según el historiador Paul Avrich, este italiano pudo situar en las proximidades de Wall Street.

El primero de estos artefactos del que se tiene noticia -tal como los conocemos hoy- fue colocado por el anarquista Mario Buda en Nueva York el 16 de septiembre de 1920. En realidad, se trataba de un carro bomba que, según el historiador Paul Avrich, este italiano pudo situar en las proximidades de Wall Street para vengar el arresto de sus camaradas Bartolomeo Vanzetti y Nicola Sacco.

El dispositivo, formado por 45 kilos de dinamita y 230 de metralla, hizo explosión a mediodía y mató a 38 personas e hirió a casi 400. Es posible que Buda se inspirase en un atentado fallido que tuvo como objetivo a Napoleón Bonaparte en el año 1800. En aquella ocasión, los atacantes utilizaron un barril explosivo camuflado también en un carro.

Algunos atentados de la banda terrorista ETA usando coche bomba

Desde 1960, ETA ha cometido más de 700 atentados en los que han muerto 857 personas, además de miles de heridos y 90 secuestrados. De las víctimas mortales, 361 eran civiles (más del 42%), 195 guardias civiles (22%), 147 policías nacionales (17%) y 82 militares (9%). La mayoría de ellos murieron a consecuencia de los disparos (544, un 63%), mientras que 307 fueron asesinados con explosivos, principalmente coches-bomba (158, 44 atentados en Madrid). Tras medio siglo matando, estos son los atentados más importantes de ETA:

• 1973. Madrid. Almirante Luis Carrero Blanco, presidente del Gobierno y pieza clave del régimen de Franco.

• 1986. Madrid. Pero el atentado cometido en julio de ese año en la Plaza de la República Dominicana de Madrid es, aún hoy, el segundo con más víctimas de la historia de la banda y el más devastador perpetrado con coche-bomba. Murieron 12 agentes al paso de un convoy de la Guardia Civil por la plaza madrileña.

• 1987. Barcelona. La explosión de un coche bomba en los almacenes Hipercor de Barcelona causa la muerte a 21 personas y heridas a más de 40, la acción más sangrienta de la banda terrorista.

• 1987. Zaragora. El coche-bomba colocado frente a la Comandancia de la Guardia Civil de Zaragoza fue el cuarto atentado más devastador de su historia: 11 muertos (tres agentes y ocho civiles) y 73 heridos.

• 1991. Vic. un potente coche bomba es introducido en el patio interior del cuartel y provoca una enorme explosión que destroza el edificio de tres plantas ETA mata a nueve personas, cinco de ellas niños y jóvenes, en el atentado contra la casa cuartel de la Guardia Civil de Vic, al hacer estallar un coche bomba que destruye prácticamente el edificio. Una décima persona muere atropellada por un vehículo de rescate

• 1995. Madrid. atentado contra José María Aznar cuando era líder de la oposición, y del que el político salió ileso por el blindaje de su automóvil.

• 2000. ETA asesina con coche bomba a José María Korta, presidente de la patronal guipuzcoana Adegi.

• 2001. San Sebastián. Los restos del coche bomba utilizado por ETA ayer en el barrio donostiarra de Martutene.

• 2006. ETA asesina a dos trabajadores ecuatorianos, Carlos Alonso Palate y Diego Armando Estacio, al explosionar un coche bomba en Terminal-4 del aeropuerto de Barajas.

• 2007. Durango. Una furgoneta cargada con cien kilos de explosivo hiere a dos guardias civiles y causa graves daños materiales amortiguado por los coches blindados aparcados junto a la instalación, lo que evitó mayores daños entre las diez familias (con cinco niños) que moran en el cuartel junto a los agentes solteros.

• 2009. La explosión de una bomba-lapa colocada en los bajos de su automóvil causa la muerte a dos guardias civiles, Carlos Saenz de Tejada y Diego Salvá, en la localidad de Palmanova, en el municipio de Calviá, próximo a Palma de Mallorca. Son las dos últimas víctimas mortales de ETA en España, hasta la fecha.

• 2009. ETA utilizó 200 kilos de explosivos - A primera hora de la mañana eran visibles los restos del coche bomba, colocado por ETA en la casa cuartel de Burgos, que ha provocado numerosos y graves daños en los edificios cercanos.

Bibliografía

• www.muyhistoria.es • www.elpais.com

• Fotos y formación del autor.

por Francisco Mascaró Artigues. Buceador de Combate y Buzo de la Armada Española. Especialista en Explosivos Submarinos. Perito Judicial de Embarcaciones.

Benemérita al día

Actualidad

Cultura y Sociedad

Otras Secciones

Boletín de Noticias

SUSCRÍBETE >> Recibe gratis todas las noticias en tu correo
Términos y Condiciones