Menu
  • 01
  • 02
  • 03
  • 04
  • 05
  • 06
  • 07
logo-circulo-ahumada
DOMINGOS BENEMÉRITOS

DOMINGOS BENEMÉRITOS

SUMARIO: DOMINGO 04 ...

Sábados culturales en Benemérita al Día

Sábados culturales en Benemérita a…

SUMARIO SÁBADO 03 de...

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

Miles de personas ...

Los majaderos de Alsasua

Los majaderos de Alsasua

Tras el acto terro...

POR SUS HECHOS LOS CONOCEREIS

POR SUS HECHOS LOS CONOCEREIS

A cada uno por los...

Prev Next

hospimedicalpatrocinador

Primera carta de un sincerópata a Pablo Iglesias Turrión.

  • Escrito por Redacción

ImageProxy.mvc

Saludos Señor Iglesias,

Le escribo esta breve carta digital en aras de expresarle públicamente lo que muchos ciudadanos españoles y un servidor piensan acerca de sus "innovadoras" propuestas socioeconómicas elucubradas por usted y sus colegas para la recuperación económica y social de nuestro hermoso país, sumido por diversas circunstancias en una profunda crisis que amenaza con desestabilizar todas y cada una de las instituciones del estado. Sería de mi agrado recalcar la evidente, empero, paulatina recuperación económica que estamos experimentando gracias a la gestión económica del tan denostado gobierno popular.
 
La primera vez que tuve la oportunidad de visualizarle y escucharle, fue en un debate del indestructible programa televisivo "El Gato Al Agua" de Intereconomía Televisión. Un canal televisivo de marcada ideología neoliberal-conservadora que hizo gala de su tolerancia, permitiéndole participar en su programa televisivo estrella de tertulia política. Usted me produjo una agradable sensación como espectador, pues era la "oveja negra respetada" de tan excelente tertulia televisiva. El tiempo transcurrió y usted pasó de ser un mero tertuliano puntual a un monstruo mediático al que los medios de comunicación y entretenimiento se rifaban por tenerlo presente en sus respectivos talk-shows o tertulias sociopolíticas. Hace más de un año se forjó el movimiento ciudadano denominado oficialmente como "Podemos", liderado por usted en estrecha colaboración con el señor Don Juan Carlos Monedero, y el señor Don Íñigo Errejón, además de muchos otros, de sobra conocidos. El pueblo desamparado por el gobierno, hastiado por la dantesca coyuntural actual, y afligido por la súbita caída del "Estado del bienestar" halló en usted una bocanada de aire fresco regenerativo. Un hombre valiente que determinó fotografiar la situación actual de España y su pueblo, y así devolver la vista a los cegados por la incomprensión entendible. Usted los liberó de las cadenas de la ignorancia para conducirlos hacia la luz de la verdad -dicen que el diablo se presenta como ángel de luz-.

Recuerdo como los jóvenes universitarios se encontraban entusiasmados ante sus declaraciones y pretensiones. En  todas las universidades en las que he estado presente, por diferentes motivos relacionados con la literatura, lo he podido constatar para mi desgracia. Pablo, usted se convirtió en el mesías de la juventud "ilustrada" -tengo mis dudas sobre la ilustración proveniente del botellón- ,el salvador de los desdichados y el castigador de los malvados.
 
En las elecciones europeas de 2014 usted y su partido fueron la gran sorpresa nacional, obteniendo una representación nada insignificante, pues de la nada emergió y la confianza de muchos ganó. Cinco eurodiputados es un todo un logro para un partido político con escasos meses de existencia. Señor Iglesias, usted ha conseguido mucho en poco tiempo, ¿sabe por qué? Porque es usted un populista de primera clase. ¿Le parece legítimo emplear tácticas propias de un país bananero para engatusar al pueblo?¿Recibió usted clases de oratoria del difundo dictador Hugo Chávez?¿No le avergüenza hacer uso de falacias para confundir a un pueblo que padece en exceso?
 
Usted y su corte nihilista son tremendamente inteligentes, sería propio de un necio negar tal evidencia; han canalizado la ira ciudadana para conseguir votos con la mezquina intención de implantar un sistema sociopolítico utópico y disparatado que siempre ha demostrado ser un fracaso allá donde ha sido implantado. Pablito, ¿pretende que nos creamos las soflamas neocomunistas? Le acuso de comportarse como un cobarde que disfraza sus verdaderas intenciones para recolectar la mayor parte de votos posibles, sean del color que sean. Me provoca arcadas el programa electoral que propone para España, ¿sabe por qué? Porque está repleto de promesas irrealizables, y las que son factibles nos conducirían al borde del abismo. Sé que le encantaría gritar junto a sus acólitos los bramidos chavistas de "Exprópiese", pero tengo la firme intuición de que todo ello va a quedar en un deseo incumplido. Osa deliberadamente proferir infamias a todos aquellos que discrepan de su locura. Es un "rojo" retorcido con ansias de venganza, claro, proviene del bando de los sempiternos perdedores. Pretende expropiar viviendas vacías, nacionalizar los medios de comunicación, controlar la información. ¿Le saco un billete de ida a Venezuela? Recuerde, sólo de ida. Los sabios reiteran que el rostro es el espejo del alma. Tiene usted una cara de amargura que el legendario mito popular castellano del "Coco y su venida", utilizado por los padres para advertir a sus hijos cuando tienen un comportamiento inadecuado en la infancia, podría ser sustituido por el de: "Qué viene Pablo Iglesias". Me permitiré la licencia de tutearle, porque lo considero oportuno, es decir, porque me da la gana.  Pablo, ¿por qué estás siempre tan tenso? Pablo, se percibe en ti una tensión revolucionaria interna que provoca que aprietes los dientes con la fuerza de un cocodrilo. Tienes una cara de dictador oprimido y un semblante de comunista cerrado que a si arribases a ganar las elecciones general, me iría a vivir al extranjero del pánico que infundes.

La gran cuestión que infinidad de ciudadanos nos hacemos es el motivo por el cual anhelas  gobernar desesperadamente - regir te gusta más, seguro-, un país que odias. Detestas la historia y cultura españolas. Pretendes prohibir las procesiones, la tauromaquia, y poner a la Iglesia Católica contra la cuerdas. Y para más inri, no te importa lo más mínimo que España se fracture: "Los pueblos tienen derecho de autodeterminación...". Es curioso como desprecias el cristianismo y respetas el islamismo. ¿Qué excentricidades hay en el seno de tu mente?¿Has pensado en marcharte a otro país con tus proposiciones novelescas?¿Por qué no te dedicas a escribir una saga literaria al estilo "Juego de tronos"?

PD: Ya le mandaré otra carta sobre la cuestión de la abolición de la monarquía y la eliminación de las vallas fronterizas de Ceuta y Melilla. ¡Menudo disparate, cielo santo!

Carta escrita por Jesús Kuicast, escritor y articulista.
https://twitter.com/jesuskuicast

Benemérita al día

Actualidad

Cultura y Sociedad

Otras Secciones

Boletín de Noticias

SUSCRÍBETE >> Recibe gratis todas las noticias en tu correo
Términos y Condiciones