Menu
  • 01
  • 02
  • 03
  • 04
  • 05
  • 06
  • 07
logo-circulo-ahumada
CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA. ARTÍCULO 2 (CUIDADO CON LAS COCES)

CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA. ARTÍCULO 2 …

‹‹La Constitución ...

El gran encierro

El gran encierro

No, no me refiero ...

DOMINGOS BENEMÉRITOS

DOMINGOS BENEMÉRITOS

SUMARIO: DOMINGO 04 ...

Sábados culturales en Benemérita al Día

Sábados culturales en Benemérita a…

SUMARIO SÁBADO 03 de...

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

Miles de personas ...

Los majaderos de Alsasua

Los majaderos de Alsasua

Tras el acto terro...

POR SUS HECHOS LOS CONOCEREIS

POR SUS HECHOS LOS CONOCEREIS

A cada uno por los...

Prev Next

hospimedicalpatrocinador

El juicio a la Guardia Civil de la frontera del Tarajal

  • Escrito por Redacción

tarajal

El 4 de marzo leí un editorial del periódico El Faro de nuestra ciudad. Y de nuevo han avocado en mis pensamientos los hechos y los dichos que en su momento se realizaron tanto en nuestra ciudad, como en nuestra nación e incluso en Europa sobre ellos.

 Y encima todavía hoy siguen procesados por aquellos hechos, sin más ayuda y solidaridad que la de ellos mismos…¡Que pena de orfandad!

De esta manera nuestros guardias civiles, se enfrentan a un juicio, a un ataque mediático y a descalificaciones generales de gentes ajenas, que sin valorar más que sus propios intereses hablan si saber. Por ello y de nuevo debo manifestar mi total discrepancia. ¡Que los juzgadores sepan que somos muchos los que también tenemos una opinión conformada sobre ello!

Por eso, me gustaría que se republicase mi escrito de aquellos días, en los que manifestaba mi apoyo incondicional a nuestros centinelas. Porque… yo…. y me siento orgulloso de ello, fui durante muchos años uno de mas como ellos en activo, y sé de lo que hablo. Y son mis recuerdos y experiencia profesional, los que siguen marcando mis pensamientos y así, me gustaría que se publicara de nuevo lo que en su día dije, porque he leído y oído muchos comentarios adversos a su actuación, hoy día sujetos a un proceso judicial.

Y en el decía: ¡SOLO... UN NECIO… ATACA A SUS CENTINELAS!

En este escrito voy a obviar el drama que supone la muerte de cualquier persona. ¡Solo un mal nacido no sentiría horror por la muerte de seres humanos!

Pero aquí, quiero hablar de nuestros centinelas y reproducir el titulo del mismo… “¡Solo…un necio ataca a aquellos que defienden sus casas!”

Porque esto es lo que hace nuestra Guardia Civil y Policía Nacional en la frontera. Y a veces… deben emplearse a fondo e incluso arriesgar su integridad física para defendernos. ¡Y encima… algunos los critican! Llevamos más de una semana, desde los terribles hechos que sucedieron en nuestra frontera, escuchando negativos comentarios de denuncia sobre nuestros centinelas. Si… sobre aquellos… que decidimos que nos defendieran para dar tranquilidad y seguridad a nuestras casas, y los mandamos a defender nuestra frontera. ¡A esa oscura galería de incertidumbres y decisiones muchas veces personales!

Allí, no hay gloria ni honor de grandes servicios, solo difíciles e inmediatas decisiones. ¡Que fácil es juzgar desde lejos! Y nuestros centinelas, se enfrentan actualmente a un verdadero pueblo en marcha. Porque…también hay que entender que ellos vienen empujados por el hambre, huyendo de sus países donde viven mal. ¡Nadie esta obligado a vivir donde se vive mal!

Pero nuestros centinelas, deben defender nuestra casa. Y por ello, hasta que ellos y nosotros estemos preparados debemos defendernos los unos de los otros. En Castilla, hay un dicho popular: “Por la caridad entro la peste”. Son dichos antiguos. ¡Son consejos, que dejo la sabiduría y la prudencia inteligente de nuestros mayores! Mas… nosotros atacamos como verdaderos necios a quienes nos defienden. Eso sí, fuera de todo riesgo y desde la lejanía, analizamos milimétricamente cada acto y acción de nuestros defensores. Nos olvidamos que nuestra sociedad no es el resultado de arbitrarias decisiones, sino que tiene hondas raíces en la esencia misma de nuestra historia occidental.

Pero, nosotros, los ceutíes, somos gentes de frontera y sabemos lo que hay. ¡Lo vivimos cada día! ¿O es que…nos hemos olvidados de las explosiones sociales, que no hace tantos años sucedieron en nuestra ciudad?. Épocas, donde la ratio de inmigrantes del Angulo y de Calamocarro, superaron la tranquilidad de nuestra ciudad. Y ahora… ¿Queremos que el estupido buenismo nos asole ora vez? Y que de nuevo Europa se dedique a mirar y opinar en la distancia reportajes de lo que no quieren ver ni saber. ¡Somos hijos del rigor…Todos… los de fuera y los que estamos dentro!

Nada es porque sí. Fuera… y muy cerca, hay más o menos 30.000 personas con hambre y desesperación intentando llegar a nuestra casa. Tienen hambre y nosotros solo bancos de alimentos… por desgracia apenas para los nuestros. ¡Y el que tiene hambre coge, no pide! Que nadie se olvide de esto. ¡Y el que da pan tiene sus derechos! Pero es muy fácil en la distancia, ver cosas desde placenteras mesas y ensayar discursos de vacía bondad. Es decir… que a nuestros centinelas les exigimos que nos defiendan, y si lo hacen con los medios que legalmente les damos… les exigimos que no lo hagan…¡Absurdo!

Y esto va a ser el pan de cada día, ya que vendrán más, y cada vez más organizados y preparados. ¡Y nuestras legiones de buenistas exigirán que se abran las fronteras! Eso sí, después no querrán saber nada de lo que pueda pasar. ¡No es problema de ellos! Ellos… con ser buenos es suficiente. Que sean otros, los que se encarguen de solucionar los problemas que aparezcan. ¡Que gratificante es ser bueno, cuando son los demás los que tienen que hacer las cosas que nosotros les exigimos que hagan!

Porque la Guardia Civil en nuestra frontera del Tarajal ante la violenta turba que se acercaba se enfrento a ella. Esto quiero que los que lean mi artículo lo entiendan. Se enfrentaron con: “Oportunidad, proporcionalidad, congruencia y legalidad”. Y sobre todo, que la gente entienda que con mucha tensión e incertidumbre sobre su propia seguridad física. Hay que meterse en la cabeza del que actúa en tensión, y quizás haberlo vivido personalmente, para entender dichos momentos, y por ello… ¡No se les puede exigir más!

Esto… lo saben nuestros centinelas, pero son profesionales y aguantan estoicamente las críticas. Mas, los que han sufrido o han padecido las situaciones de tensión, lo entienden y lo saben. Y también saben que ni tan siquiera los mandos, quienes normalmente están más alejados del peligro personal y de la decisión inmediata pueden ayudarlos en los momentos de extraordinaria gravedad. Consecuentemente, si los criticamos… ¿Qué alguien explique para qué se les manda allí? ¿Rechazo o asistencia, al que asalta nuestra casa? Es una pregunta que he leído en los medios escritos que han realizado nuestros centinelas. Y estoy de acuerdo con la pregunta. ¿Qué queremos que hagan?. Porque si es asistencia nada más, que Dios nos coja confesados, y sino…¿A que viene tanta estupida critica por su legal actuación?. Que los dejen en paz la casta política y partidista, e incluso las ONGs subvencionadas, enfrascados todos ellos en un mero desgate de opinión, y que utilizan estos hechos para desacreditarse los unos a los otros.

Bueno…en este aspecto mejor me callo mi opinión, porque que los elegidos por nosotros sean el segundo problema mas grave que tenemos los españoles, da mucho que pensar. No quiero extenderme más. Simplemente dar las gracias a nuestros centinelas por su dedicación.

Y apartándome de las opiniones necias que los acusan, normalmente de gentes que no entienden la labor del guardián de nuestra casa. Quiero, que sepan... que muchos… ¡Valoramos y agradecemos su dedicación como centinelas de la tranquilidad social de nuestra casa!

Escrito por  JAVIER DIEZ NIETO

Publicado en EL FARO DIGITAL

Benemérita al día

Actualidad

Cultura y Sociedad

Otras Secciones

Boletín de Noticias

SUSCRÍBETE >> Recibe gratis todas las noticias en tu correo
Términos y Condiciones