hospimedica2

La Guardia Civil y El Rocío décadas de un vínculo indisoluble

Guardiacivil Rocio2016 kagH 1240x698abc

Están en los caminos, a las salidas de las ciudades y pueblos de toda España, bajo el sol abrasador o soportando la lluvia, procurando que nada enturbie el júbilo de los miles de peregrinos que, cada primavera, ponen rumbo a la aldea almonteña para postrarse a los pies de la Virgen del Rocío. Una vez allí, miles de agentes seguirán trabajando de noche y de día, con una coordinación perfeccionada a lo largo de los años, en un entorno complejo que puede superar la congregación del millón de almas, con vehículos a motor, caballos, carros y rocieros a pie, en una especie de caos organizado que supervisan atentamente.

La Guardia Civil, tras décadas de prestar servicio en la Romería del Rocío, se ha convertido en el Cuerpo «rociero» por antonomasia. Tanto es así que el martes que sigue al Lunes de Pentecostés, los agentes que han prestado servicio en la romería – este año ascienden a 3.000-, y muchos de sus familiares, se congregan en el Santuario para celebrar una Misa de Acción de Gracias que incluso muchas personas ajenas al Cuerpo coinciden en señalar que es probablemente la Eucaristía más emotiva de cuantas se celebran en esos días.

Los agentes más veteranos en el Plan Romero recuerdan su primera romería y muestran con orgullo las medallas de todas las hermandades a las que han escoltado año tras año. Muchos solicitan voluntariamente el destino cada año.

Además de la misa de acción de gracias del martes, al final de la romería, los guardias civiles de la Comandancia de Huelva y sus familias peregrinan cada octubre a la aldea almonteña, como lo hacen las hermandades filiales, un ejemplo que han seguido después otras como las de Sevilla y Cádiz y que constituye un momento íntimo para quienes, durante la romería más universal y multitudinaria, deben permanecer alerta y velar por la seguridad de todos los peregrinos.

Tal es la implicación de la Guardia Civil en el desarrollo del Plan Romero que de los más de 3000 efectivos que componen el dispositivo «Rocío Seguro 2018» entre agentes de la Benemérita y la Policía Nacional, es la primera la que aporta el grueso, con 2.314 guardias civiles que sumarán más de 63.190 horas de servicio.

El operativo se subdivide a su vez en Dispositivo Camino y Dispositivo Aldea, y entre ambos se repartirán, según sus especialidades – Seprona, Seguridad Ciudadana, Reserva y Seguridad, Servicio Aéreo, Marítimo, Cinológico, Actividades Subacuáticas (GEAS) y Tráfico-, los agentes destinados a garantizar el buen desarrollo de la Romería, que proceden fundamentalmente de las comandancias de Huelva, Sevilla y Cádiz.

La preparación y el contacto de la Benemérita con las hermandades, asociaciones y el resto de las instituciones implicadas comienza varios meses antes de la llegada de la romería y al dispositivo se suman 1.188 medios de locomoción.

Foto y Texto: MIGUEL ÁNGEL JIMÉNEZ GARCÍA (ABC-Sevilla)

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar