hospimedica2

Ana Julia Quezada se derrumba y confiesa a la Guardia Civil que mató a Gabriel

 img ana juli se derrumba

Ana Julia Quezada, la detenida por la muerte de Gabriel Cruz, se ha derrumbado en el interrogatorio que se ha llevado a cabo este martes ante especialistas de la Guardia Civil y ha confesado que mató al niño de ocho años al que se buscaba en Almería desde su desaparición el 27 de febrero, han confirmado a Europa Press fuentes de la investigación.

Ana Julia Quezada se ha derrumbado finalmente ante la Guardia Civil y en presencia de sus letrados ha confesado ser la autora del asesinato de Gabriel Cruz. La mujer ha sido muy breve en sus explicaciones y ha contado entre sollozos que discutieron, le dio un golpe en la cabeza con la parte roma de un hacha en la cabeza y luego le asfixió.

Ana Julia se ha ofrecido a colaborar con los investigadores y se ha dirigido de nuevo a la finca de Rodalquilar para realizar una nueva reconstrucción de cómo acabó con la vida del pequeño de ocho años.

La mujer ha contado que la tarde del crimen salió de la casa después de Gabriel, se lo encontró y le dijo que le acompañara a la finca de Rodalquilar. Una vez allí, según sus palabras, discutieron, el niño se le encaró e intentó agredirla. A continuación, ella le dio un golpe que le dejó inconsciente. Según ha explicado la abogada de la presunta asesina, el golpe se habría producido con la parte roma de un hacha.

Ella se asustó, ha asegurado, y lo mató obstruyendo la respiración. Después le desnudó, arrojó su ropa en un contenedor lejano y enterró el cuerpo del niño en una fosa que cavó esa misma tarde junto al aljibe. Esta tarde los investigadores han encontrado la ropa. Y con la mujer realizarán la reconstrucción de los hechos.

La Guardia Civil sospechó desde el primer momento de Ana Julia, y pidió a su pareja y padre de Gabriel, Ángel Cruz, que disimulara para continuar con las pesquisas sin levantar sospechas.

Por el momento, el magistrado instructor del caso contempla la posibilidad de realizar una segunda autopsia, por lo que ha prohibido la incineración del cuerpo del pequeño y sólo ha dado autorización para su entierro.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar