hospimedica2

Ante la negativa de muchos hosteleros a alojar por miedo a los violentos a policias y guardias civiles, Interior los alojará en tres cruceros

IMG 20170920 WA0028

Ante la negativa que varios hosteleros habrían mostrado para alojar en sus dependencias a los agentes de Policía Nacional y Guardia Civil, el Ministerio de Interior ha contratado tres cruceros para alojar a los agentes antidisturbios de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado que están siendo trasladados a Cataluña ante la escalada violenta en torno al referéndum del 1-O.

Dos de las embarcaciones se mantendrán atracadas hasta mediados de octubre en el puerto de Barcelona y, la tercera, será fondeará en el puerto de Tarragona ara el mismo fin.

Además, ante la negativa de los hosteleros a alojar a los agentes por temor a incidentes, las autoridades han habilitado para el mismo fin, el cuartel de la Guardia Civil de Manresa.

Se da la circunstancia de que la seguridad de las instalaciones portuarias son competencia directa del Gobierno central, en concreto del Ministerio de Fomento de España, con mantiene competencias exclusivas y por tanto responsabilidades globales sobre el conjunto del sistema portuario de titularidad estatal.

El «Artículo 149» de la Constitución Española, referente a las «Competencias Exclusivas del Estado», en su punto 20 hace referencia directa a la titularidad de puertos y aeropuertos de interés general.

Por tanto correspondería su seguridad a la Guardia Civil que en la Ley Orgánica 6/1986 (LOFCS), establece como competencia exclusiva de este cuerpo policial "La custodia de vías de comunicación terrestre, costas, fronteras, puertos, aeropuertos y centros e instalaciones que por su interés lo requieran"

La decisión se ha tomado ante la negativa de algunos hosteleros a alojar a estos agentes y en virtud a los últimos escraches violentos a miembros de los Cuerpos de Seguridad del Estado destacados en Cataluña para prevenir la celebración del referendum ilegal del 1-O y alojados en distintos hoteles catalanes y ante la supuesta pasividad que en algunos momentos habrían mostrado los Mossos, pasividad que fue afeada por la Fiscalía Superior de Cataluña en la última reunión mantenida con los responsables de los distintos cuerpos policiales con competencias en la comunidad autónma catalana, para evitar el continuo acoso que los agentes de Policia Nacional y Guardia Civil vienen sufriendo en estos alojamientos en los últimos días..