hospimedica2

Guardia Civil y Policía Nacional molestos con los Mossos por el grave el error en la investigación tras la explosión de Alcanar

20976 alcanar

La Guardia Civil intuyó “algo muy raro” en la explosión de la casa de Alcanar pero los Mossos prohibieron el paso a los agentes de la Benemérita, hasta en dos ocasiones.

La colaboración entre las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado los Mossos, no ha existido. Es más, ha habido algo más que discrepancias. Tal y como hemos venido publicando, la constatación de esa falta de colaboración se produjo la misma mañana del jueves en lo que ahora sabemos fue el inicio de los atentados de Las Ramblas y Cambrils, y se produjo entre la policía autonómica y la Guardia Civil, en dos ocasiones, en los primeros momentos, cuando una patrulla de la Guardia Civil de San Carlos de la Rápita llegó al lugar de la explosión escasos 2 minutos de la llegada de la primera patrulla de Mossos, después de la explosión en el chalet de Alcanar (Tarragona).

Después de que la Guardia Civil conociera, de forma extraoficial, que en los restos del edificio se encontraron bombonas de gas butano y propano, y que sus ocupantes eran musulmanes, hubo una solicitud para que se permitiera el acceso a la zona por parte de los TEDAX. Querían analizar los restos de la deflagración. Esta fue la segunda ocasión en que se rechazó la ayuda de colaboración de la Guardia Civil

La respuesta de los Mossos, según ha publica EsDiario, citando fuentes de la Guardia Civil, fue una tajante negativa, en concreto estas fuentes manifiestan que “se nos comunicó que no había autorización por parte de ‘los de arriba’, sin entrar en más detalles”.

De las negativas fueron informados, posteriormente, los servicios de información de la Policía Nacional, en este cuerpo policial tampoco daban crédito a la postura de los Mossos: “Desde el primer momento y desde fuera se veía claro que no se trataba de un accidente doméstico, sino de algo mucho más grave”.

La indignación de la Guardia Civil y la Policía Nacional mayor después de conocer los detalles de la investigación sobre la explosión de Alcanar y en la forma en que se estaba llevando la misma los Mossos, así como las distintas hipótesis que venían manejando en las horas previas al atentado de Las Ramblas.

La policía autonómica aseguró en un primer momento que se trataba de una explosión “por acumulación de gas”, para unas horas después, barajar la posibilidad de que allí hubiera un laboratorio ilegal de drogas, aunque esa hipótesis nuevamente se vino abajo en cuanto se descubrió que las bombonas habían sido manipuladas, una indignación que creció entre policías nacionales y guardias civiles cuando esa misma tarde se produjo una segunda explosión por los trabajos de una retroexcavadora sobre los escombros, para desescombrar la zona, que además hirió a varios bomberos y mossos d’esquadra. Estos trabajos de desescombro efectuados de forma rápida y sin cuidado para preservar las pruebas, también indignó a los guardias civiles conocedores de la importancia de recoger pruebas en el mismo lugar de la explosión.

Fue el comisario mayor de los Mossos, Trapero, quien desveló finalmente y en rueda de prensa que los ocupantes de la vivienda estaban preparando explosivos para atentar.

Las fuentes de la Guardia Civil consultadas por EsDiario sostienen que si esas bombonas no hubieran explotado y se hubiesen usado para realizar un ataque, “podíamos estar hablando del mayor atentado perpetrado en suelo europeo en los últimos años”. Una circunstancia que hace aún más “inexplicable” la negativa a que los TEDAX de la Guardia Civil analizaran el lugar de la explosión y el material y incautado.

En ese sentido, desde la Guardia Civil han asegurado a EsDiario que, desde que se dio a conocer la explosión en Alcanar, la gestión fue “chapucera”. Añaden que si desde el primer momento se hubiera contemplado la hipótesis de la fabricación de bombas, “se hubiera tenido una mayor prevención”.

Escribir un comentario