hospimedica2

La Guardia Civil de Málaga ha detenido a 21 miembros de una red que tenía plantaciones de marihuana en urbanizaciones exclusivas de Mijas, Marbella y Estepona

detenido

La Guardia Civil, en el marco de la 'operación Presidenta' han detenido a 21 personas de nacionalidades españolas, francesas, iraníes e inglesas, por su presunta pertenencia a una organización criminal internacional dedicada al trafico de drogas.

La Guardia Civil destaca en un comunicado que dentro del organigrama de la red se encontraban personas con prestigio y relacionadas con el mundo deportivo y que podrían estar relacionados como parte financiera de la misma ya que interactuaban con los compradores de anabolizantes.

Uno de estos individuos fue detenido tras bajar del avión a su llegada a España desde Reino Unido, donde se encontraba oculto ya que sobre él pesaba una orden de busca y captura por las autoridades españolas.

La investigación se inició el pasado mes de mayo cuando la Guardia Civil tuco conocimiento de que en varias urbanizaciones de alto nivel de la localidad de Mijas, Marbella y Estepona se estaban realizaban cultivos 'indoor' de marihuana.

Los agentes realizaron cinco registros domiciliarios, donde localizaron tres laboratorios de plantación. Estas plantaciones estaban ocultas en las viviendas, en estancias construidas para que su localización fuera difícil de descubrir y con elevadas medidas de seguridad.

La investigación determinó que la organización tenía una estructura perfectamente jerarquizada cuyos miembros cumplían una determinada misión, ya que unos realizaban funciones de mantenimiento diario de la plantación; otros prestaban servicios técnicos de electricidad y otros realizaban las compras necesarias de los productos para mantener la plantación, informa la Guardia Civil.

Las instalaciones eran custodiadas con unas elevadas medidas de seguridad, no solo con videovigilancia, sino con miembros de la banda con armas de fuego. En este sentido, la Guardia Civil apunta a que eran especialmente violentos y se le intervino además varias placas de identificación policial falsas por lo que se les imputa un delito de tenencia ilícita de armas por tal motivo.

En la última fase de la operación, los agentes realizaron otros cinco registros donde intervinieron dinero en efectivo, droga, monedas y lingotes de oro y vehículos de alta gama, alguno de los cuales habían sido sustraídos y utilizados para el transporte de la droga.

En total, en la operación se han se han intervenido 69.857 euros, 7.855 libras esterlinas, 5 pistolas con munición en la recamara, es decir, dispuestas para hacer fuego, 2 revólveres, 1 escopeta, 1.250 plantas de marihuana, más de 46 kilogramos de esta droga dispuesta para su distribución, 191 gramos de cocaína, más de 1.000 dosis de anabolizantes, 70 gramos de hachís, 34 monedas de oro, 3 lingotes de oro, relojes de oro, 17 vehículos de alta gama, así como numeroso material para el cultivo, distribución y venta de la droga.