Menu
  • 01
  • 02
  • 03
  • 04
  • 05
  • 06
  • 07
logo-circulo-ahumada

hospimedicalpatrocinador

Noticias Actualidad

Absuelven a dos policías de Leganés por detener ilegalmente a un guardia civil y les condenan por delito de lesiones

  • Escrito por Redacción

policia-coche

La Audiencia Provincial de Madrid ha absuelto a dos policías locales de Leganés que estaban acusados de detener ilegalmente a un guardia civil vestido de paisano, cuando todos ellos estaban de servicio el 24 de septiembre de 2013.

En la sentencia, a la que ha tenido acceso Efe, la Sección 15 de la Audiencia de Madrid absuelve a Iván M.C. y a Jose Miguel S.R. de los delitos de detención ilegal y atentado pero les condena a una multa de 1.800 euros para cada uno por un delito de lesiones.

Además, la sala declara al Ayuntamiento de Leganés como responsable civil subsidiario y señala que los agentes deberán indemnizar al guardia civil Jose Luis C.L. con 11.350 euros.

La Fiscalía pidió dos años y tres meses de prisión por los delitos de atentado, detención ilegal y lesiones así como la inhabilitación por un período de diez años, mientras que la acusación particular solicitó dos años y seis meses de cárcel pero solo por un delito de lesiones.

Ahora bien, la resolución no es firme y cabe interponer un recurso de casación ante el Tribunal Supremo, si bien el abogado de la acusación, Jaime Castellanos, ya ha anunciado que no recurrirá.

La sentencia considera probado que sobre las 23.26 horas del 24 de septiembre de 2013, los acusados, debidamente uniformados, estaban realizando una intervención relacionada con un robo en una farmacia, cercano al cuartel de la Guardia Civil en Leganés,

Mientras que el guardia civil, de paisano y armado, estaba prestando servicio de protección y seguridad del acuartelamiento.

En un momento dado, el agente se dirigió a los policías para pedirles información sobre la actuación que estaban llevando a cabo y estos "dada la urgencia de actuación e ignorantes de que se trataba de un guardia civil", no le dijeron nada, salvo que les dejara trabajar.

Ambos policías se dirigieron al coche cuando el agente les volvió a pedir información, momento en que estos se bajaron del coche.

Inmediatamente, uno de ellos le cogió del brazo y del hombro pero el guardia civil reaccionó colocando el brazo a la altura de su pecho. Fue entonces cuando el otro policía dijo: "Detenlo porque te ha agredido".

El policía cumplió la orden y "sujetó por la espalda al guardia retorciéndole el brazo y tirándole al suelo, poniendo sus rodillas sobre la espalda para inmovilizarlo".

No le soltó hasta que agentes de la Guardia Civil y Policía Nacional llegaron al lugar y le pidieron al policía que así lo hiciera al identificar al agredido como guardia civil. Toda esta acción se desarrolló en tan solo doce minutos.

La Sala descarta que se produjera una detención ilegal porque "los policías estaban interviniendo en el ámbito de sus competencias y entienden que un ciudadano -que no se identificó como guardia civil-, impide de forma injustificada su actuación", si bien da por probadas las lesiones del agente como así atestiguan los partes médicos.

En el juicio, los policías manifestaron que el agente estaba borracho cuando se les acercó para acosarles y añadieron que el guardia civil golpeó el coche patrulla y propinó un puñetazo a uno de los policías mientras se dirigía en tono chulesco hacia ellos, sin que llegara a identificarse.

Por su parte, el guardia civil aseguró que sí se identificó y que les dijo que estaba de servicio cuando se les acercó, pero que sin mediar palabra estos le detuvieron, le agredieron y le engrilletaron durante diez minutos.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Benemérita al día

Actualidad

Cultura y Sociedad

Otras Secciones

Boletín de Noticias

SUSCRÍBETE >> Recibe gratis todas las noticias en tu correo
Términos y Condiciones