Menu
  • 01
  • 02
  • 03
  • 04
  • 05
  • 06
  • 07
logo-circulo-ahumada
MI RESPETO A LA GUARDIA CIVIL

MI RESPETO A LA GUARDIA CIVIL

Quiero hablaros so...

Sábados culturales en Benemérita al Día

Sábados culturales en Benemérita a…

SUMARIO SÁBADO 10 de...

El Guardia Civil Dani Diaz prepara un nuevo reto solidario para ayudar al hijo de un compañero en 2017

El Guardia Civil Dani Diaz prepara…

Nuestro compañero ...

Cartas al Director

Cartas al Director

Envíe su carta...

CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA. ARTÍCULO 2 (CUIDADO CON LAS COCES)

CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA. ARTÍCULO 2 …

‹‹La Constitución ...

El gran encierro

El gran encierro

No, no me refiero ...

DOMINGOS BENEMÉRITOS

DOMINGOS BENEMÉRITOS

SUMARIO: DOMINGO 04 ...

Prev Next

hospimedicalpatrocinador

Noticias Actualidad

La Guardia Civil de Soria desarticula un grupo que organizaba cacerías ilegales en la Comunidad de Castilla y León.

  • Escrito por Redacción

seprona soria copia

Hasta la fecha se ha detenido a dos individuos integrantes del grupo, pero no se descartan nuevas detenciones. Se les acusa del delito de falsificación de documento privado y estafa. Engañaban a cazadores de cualquier punto de España y les hacían creer que podían cazar de manera legal, cobrándoles grandes sumas de dinero. Esta acción está enmarcada dentro de la operación “Vareto” de la Zona de la Guardia Civil de Castilla y León, para la persecución del furtivismo del corzo.

El día 7 de junio de 2016, y a petición del SEPRONA de Soria, por fuerzas del SEPRONA de la Comandancia de la Guardia Civil de Granada, fue detenido en esa capital, V.M.M. por los delitos de estafa y falsificación de documento privado. Esta detención está relacionada con la de C.M.V. el día 3 de mayo, en la localidad de Almazán y por los mismos delitos.

Con motivo de la apertura de la veda del corzo en Castilla y León a primeros de abril de este año, se activó por parte de la Zona de la Guardia Civil de la Comunidad la operación “Vareto” para la persecución del furtivismo del corzo.Por tal motivo se procedió a intensificar las identificaciones de cazadores en los diferentes cotos de Soria.

El día 9 de abril de 2016 se detecta en el coto privado de caza SO-10225, de Velamazán (Soria) a tres personas que se habían bajado de un vehículo todo terreno con armas de fuego dispuestas para cazar, quienes al ver a Fuerzas del Orden acercarse a identificarlos, inician la huida a gran velocidad, siendo interceptados en Almazán poco después.

Ninguna de las tres personas, una vez identificadas, poseen autorización para cazar en dicho coto, por lo que se le intervienen las armas (dos rifles de caza) y se procede a denunciarlas. Asimismo se interviene una autorización de caza del coto de Velamazán en blanco, es decir, sin firmar por su titular, manifestando uno de ellos que se la había expedido dicho titular.

Causando sospechas a los Agentes el que llevaran una autorización del coto sin la firma del titular, se inicia la operación “Precintos”, en la que se procede a realizar una intensa labor de investigación e información por parte de Agentes del SEPRONA de Soria, que da como resultado la detención el día 3 de mayo de C.M.V. quien es sorprendido con casi un ciento de fotocopias de autorizaciones sin firmar de hasta 10 cotos de la provincias de Soria, Burgos, Palencia y León, así como con trofeos y útiles para la caza. Puestos en contacto con los titulares de los cotos manifiestan que no saben quienes son estas personas y que no han dado ninguna autorización para que cacen en el coto.

En una discreta operación de seguimiento y vigilancia se solicita al SEPRONA de Granada que se proceda a la localización y detención de V.M.M., por tener el último domicilio conocido en esa provincia, por realizar la misma labor que el detenido anteriormente, siendo localizado y detenido en la capital andaluza el día 7 de junio de 2016, tras encontrarse en paradero desconocido.

El modus operandi consistía en que una agencia de cazadores u “orgánica”, bien personalmente o a través de Internet captaba clientes para cazar en cotos de la Comunidad de Castilla y León. Una vez acordado el precio con la “agencia”, ésta se ponía en contacto con el “guía” (caso de los dos detenidos) que se hacía con copias falsificadas de las autorizaciones del titular del coto elegido y le hacían creer al “cliente” que su actividad era legal, mostrando incluso al cazador el precinto para colocar en la pieza por si había animal abatido. Así el cazador pagaba primero a la agencia y también al guía, el cual cobraba cazara o no cazara ningún trofeo.

Se investiga a las agencias de captación así como a los cazadores por si tenían conocimiento de la actividad ilícita de los supuestos guías. La operación sigue abierta y no se descartan nuevas detenciones.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Benemérita al día

Actualidad

Cultura y Sociedad

Otras Secciones

Boletín de Noticias

SUSCRÍBETE >> Recibe gratis todas las noticias en tu correo
Términos y Condiciones