Menu
  • 01
  • 02
  • 03
  • 04
  • 05
  • 06
  • 07
logo-circulo-ahumada
El gran encierro

El gran encierro

No, no me refiero ...

DOMINGOS BENEMÉRITOS

DOMINGOS BENEMÉRITOS

SUMARIO: DOMINGO 04 ...

Sábados culturales en Benemérita al Día

Sábados culturales en Benemérita a…

SUMARIO SÁBADO 03 de...

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

Miles de personas ...

Los majaderos de Alsasua

Los majaderos de Alsasua

Tras el acto terro...

POR SUS HECHOS LOS CONOCEREIS

POR SUS HECHOS LOS CONOCEREIS

A cada uno por los...

Prev Next

hospimedicalpatrocinador

Noticias Actualidad

El SEPRONA de la Guardia Civil de Burgos ha intervenido una cabeza de corzo que carecía del obligatorio precinto

  • Escrito por Redacción

1. CABEZA DE CORZO INTERVENIDA

El SEPRONA de la Guardia Civil ha abierto expediente sancionador a un cazador vecino de Madrid al abatir un corzo macho (Capreolus capreolus) y no llevar colocado el precinto obligatorio para su transporte.

Días atrás, una Patrulla del SEPRONA, en el marco de la Operación Vareto puesta en marcha para la prevención y control del furtivismo durante la campaña 2016, paraba un vehículo en una localidad del eje de la N-623, al norte de la provincia.

Una simple mirada al interior del habitáculo dejó entrever la presencia de un rifle debidamente transportado en su funda y con su guía correspondiente. El conductor poseía permiso de armas y licencia de caza en vigor, mostrando una autorización para la práctica de la caza en un coto de la provincia.

Al observar un inusual nerviosismo en el conductor, se practicó un registro más profundo al maletero, donde se encontraron dos mochilas. De una de ellas sobresalía la cuerna de una cabeza de corzo macho (Capreolus capreolus), a pesar de que el cazador manifestó no haber abatido ninguna pieza, la cual no portaba el correspondiente precinto.

Adicionalmente fueron localizadas en una bolsa de plástico varias piezas de carne, supuestamente pertenecientes a este cérvido, careciendo de la “declaración responsable de procedencia” necesaria para transportar partes o derivados de caza de especies precintables, conforme a lo establecido en la Ley de Caza de nuestra Comunidad.

Finalmente el cazador, reincidente en este tipo de acciones, acabó reconociendo haber abatido esa misma mañana el corzo.

Las infracciones observadas, por incumplimiento a la Ley de Caza de Castilla y León, ha sido puestas en conocimiento de la Administración correspondiente, habiendo intervenido la cabeza y piezas del animal para su entrega al Centro de Recuperación de Animales Silvestres en Burgos.

Se recuerda que el precinto legaliza la caza del corzo, determina el terreno cinegético donde ha sido abatido y autoriza su lícito traslado y transporte; debe colocarse en la cuerna del cérvido una vez dado muerte y siempre antes de moverlo, conforme a lo estipulado en la Ley de Caza de nuestra Comunidad sobre el precintado de piezas de caza.

Del mismo modo, siempre que se transporte cuerpos y/o piezas de caza que se separen de sus cabezas debidamente precintadas, y que pretendan ser trasladadas en el periodo hábil de la especie por terceros, deberán ir acompañadas de una “declaración responsable de procedencia”.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Benemérita al día

Actualidad

Cultura y Sociedad

Otras Secciones

Boletín de Noticias

SUSCRÍBETE >> Recibe gratis todas las noticias en tu correo
Términos y Condiciones