Menu
  • 01
  • 02
  • 03
  • 04
  • 05
  • 06
  • 07
logo-circulo-ahumada
MI RESPETO A LA GUARDIA CIVIL

MI RESPETO A LA GUARDIA CIVIL

Quiero hablaros so...

Sábados culturales en Benemérita al Día

Sábados culturales en Benemérita a…

SUMARIO SÁBADO 10 de...

El Guardia Civil Dani Diaz prepara un nuevo reto solidario para ayudar al hijo de un compañero en 2017

El Guardia Civil Dani Diaz prepara…

Nuestro compañero ...

Cartas al Director

Cartas al Director

Envíe su carta...

CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA. ARTÍCULO 2 (CUIDADO CON LAS COCES)

CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA. ARTÍCULO 2 …

‹‹La Constitución ...

El gran encierro

El gran encierro

No, no me refiero ...

DOMINGOS BENEMÉRITOS

DOMINGOS BENEMÉRITOS

SUMARIO: DOMINGO 04 ...

Prev Next

hospimedicalpatrocinador

Noticias Actualidad

El 112 relega a Policía y Guardia Civil en Cataluña saltandose las competencias y poniendo en riesgo a los ciudadanos

  • Escrito por Redacción

cat112

El 29 de febrero Martí Q., un barcelonés de 43 años aficionado a la pesca, desapareció engullido por el mar. Cayó al agua con su caña en uno de los salientes de la cala Aigua Xelida, a un kilómetro a pie del primer núcleo urbano más cercano, Tamariu (Girona). Su cuerpo todavía no ha sido encontrado.

Los esfuerzos para localizar al pescador después de su desaparición fueron ingentes durante varios días. El teléfono de emergencias 112 activó aquel domingo por la noche a los Bombers de la Generalitat, a los Mossos d'Esquadra, a la Policía Local y a Salvamento Marítimo, dependiente del Ministerio de Fomento. Nadie avisó, sin embargo, a la Guardia Civil pese a que sus buceadores -el Grupo Especial de Actividades Subacuáticas (GEAS), con base en l'Estartit- no sólo tienen competencias para rescates o búsquedas en el mar en Cataluña. También son considerados como los principales expertos del Estado en ese tipo de misiones y tienen la autoridad para ejercer de Policía Judicial en el mar. Pese a ello nunca recibieron la llamada para sumarse al rescate.

La situación vivida en Aigua Xelida no es nueva ni el sistema del 112 es ajeno a la guerra de competencias entre los cuerpos policiales del Estado que conviven en Cataluña con los Mossos d'Esquadra. Un enfrentamiento soterrado que se traslada también al caso de las urgencias y que lleva, en ocasiones, a situaciones como la vivida en febrero. El GEAS finalmente se sumó al dispositivo para localizar al pescador el lunes por la mañana. Sólo lo hicieron después de que un colega de otro cuerpo les avisara de forma extraoficial de la desaparición, según explicaron fuentes policiales a este diario.

La Guardia Civil y la Policía Nacional han sido relegados -en alguna ocasión ignorados- desde 2013 en una decena de urgencias recogidas por el 112 y vinculadas a rescates en el mar o la montaña. En algunos casos, incluso cuando ostentan competencias exclusivas. Sucedió, por ejemplo, en el incendio de cuatro embarcaciones en el Club Naútico de Platja d'Aro (Girona) el 19 de agosto de 2015. La unidad marítima de la Guardia Civil sólo supo del suceso al día siguiente.

Consultado por este diario, un portavoz del CAT112 confirmó que el protocolo con el que trabajan se sostiene en el Estatut, el cual sitúa como cuerpo prioritario a los Mossos como máximos responsables de seguridad ciudadana. El sistema del 112 hace también que la Guardia Civil y la Policía queden marginados, respectivamente, a «incidentes localizados en las pistas de los aeropuertos» y a «incidentes en las zonas de aduana y el control de pasaportes de los aeropuertos». Ambos cuerpos ostentan competencias que van más allá de las infraestructuras o las fronteras, como la intervención de armas y explosivos o rescates en montaña en el caso de la Guardia Civil.

Si la emergencia es a 200 metros de la playa, el CAT112 se pone en contacto con Salvamento Marítimo. El teléfono de emergencias no incluye entre sus llamadas prioritarias a la Guardia Civil pese a tener la competencia exclusiva de la Seguridad Integral en el denominado mar territorial, el cual alcanza hasta las 12 millas. Sucedió, por ejemplo, el 2 de septiembre de 2015 cuando una mujer se precipitó al agua desde un camino de ronda en Tossa de Mar (Girona). Se repitió en el naufragio en agosto de 2015 de una embarcación en las Illes Formigues, también en Girona, en el que tres personas resultaron heridas. En ninguna de las dos ocasiones recibió aviso alguno la Guardia Civil.

EL MUNDO

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Benemérita al día

Actualidad

Cultura y Sociedad

Otras Secciones

Boletín de Noticias

SUSCRÍBETE >> Recibe gratis todas las noticias en tu correo
Términos y Condiciones