Menu
  • 01
  • 02
  • 03
  • 04
  • 05
  • 06
  • 07
logo-circulo-ahumada
Cartas al Director

Cartas al Director

Envíe su carta...

CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA. ARTÍCULO 2 (CUIDADO CON LAS COCES)

CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA. ARTÍCULO 2 …

‹‹La Constitución ...

El gran encierro

El gran encierro

No, no me refiero ...

DOMINGOS BENEMÉRITOS

DOMINGOS BENEMÉRITOS

SUMARIO: DOMINGO 04 ...

Sábados culturales en Benemérita al Día

Sábados culturales en Benemérita a…

SUMARIO SÁBADO 03 de...

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

Miles de personas ...

Los majaderos de Alsasua

Los majaderos de Alsasua

Tras el acto terro...

Prev Next

hospimedicalpatrocinador

Noticias Actualidad

La Guardia Civil de Leon investiga a cuatro personas por un presunto delito de intrusismo profesional.

  • Escrito por Redacción

Medicamentos 1

La empresa ejercía labores propias de veterinarios careciendo de todo tipo de autorización. La actividad se ofrecía principalmente a través de Internet.

Efectivos del Seprona de la Guardia Civil de León, atribuyen a 4 personas la comisión de un presunto delito de Intrusismo tipificado en el artículo 403 del Código Penal, capitulo V referente a la usurpación de funciones públicas e intrusismo.

La investigación comienza al detectar un pasaporte para animales de compañía confeccionado por personal distinto al facultativo veterinario correspondiente.

El pasaporte veterinario es un documento oficial sanitario que identifica a los animales de compañía que vienen reflejados en el mismo. Las cartillas sanitarias tienen la consideración de documentos oficiales, sanitarios y de identificación de la especie canina. Los datos reflejados en el pasaporte veterinario son actos propios de la profesión veterinaria, no pudiendo ser realizados por otras personas.

La empresa se anunciaba por distintas páginas de Internet, ofertando a través de varias páginas web la compraventa de animales, teniendo incluso su propia pagina como criadora de perros, además ejercían labores propias de veterinarios colegiados, al inocular las vacunas a los perros que criaban y vendían, de esta forma eludían el pago de los servicios veterinarios, abaratando el coste y consiguiendo un valor añadido en la venta del mismo.

Dicha empresa, para dejar constancia de los actos veterinarios realizados, se valía de documentos oficiales (pasaportes veterinarios), que previamente habían sido facilitados por veterinarios oficiales colegiados (actuando así en el delito como cooperadores necesarios), que son quienes tienen acceso en exclusiva a los mismos a través del Colegio Oficial de Veterinarios.

Los veterinarios tienen la obligación de supervisar y custodiar cualquier documento relacionado con el ejercicio profesional, en especial los que pueden ser utilizados para identificar y certificar, como son los pasaportes de animales de compañía, no pudiendo cederlos a otras personas que carezcan de la competencia necesaria para su cumplimentación.

El Código Penal tipifica como delito del artículo 403  el que ejerciere actos propios de una profesión sin poseer el correspondiente título académico expedido o reconocido en España de acuerdo con la legislación vigente.

Así mismo la pena se agrava si la actividad profesional desarrollada exigiere un título oficial que acredite la capacitación necesaria y habilite legalmente para su ejercicio, y también para el caso de atribuyese públicamente la cualidad de profesional amparada por el título referido, así como si ejerciere los actos en un local o establecimiento abierto al público en el que se anunciare la prestación de servicios propios de aquella profesión.

Las diligencias instruidas, han sido puestas a disposición del Juzgado de Guardia de la Bañeza.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Benemérita al día

Actualidad

Cultura y Sociedad

Otras Secciones

Boletín de Noticias

SUSCRÍBETE >> Recibe gratis todas las noticias en tu correo
Términos y Condiciones