Menu
  • 01
  • 02
  • 03
  • 04
  • 05
  • 06
  • 07
logo-circulo-ahumada
El Director General de la Guardia Civil recibe la máxima distinción de la Asociación Circulo Ahumada

El Director General de la Guardia …

El pasado día 17 d...

CARTA DE UNA MUJER GUARDIA CIVIL AL MINISTRO DEL INTERIOR DEL GOBIERNO DE ESPAÑA

CARTA DE UNA MUJER GUARDIA CIVIL A…

España, 31 de octu...

LA demoledora carta del hijo de Tejero contra los golpistas catalanes

LA demoledora carta del hijo de Te…

Ramón Tejero Diez,...

EL SABIO REFRANERO ESPAÑOL

EL SABIO REFRANERO ESPAÑOL

¿Alguien se ha par...

DOMINGOS BENEMÉRITOS

DOMINGOS BENEMÉRITOS

SUMARIO: DOMINGOS BE...

Prev Next

NUEVOhospimedicalpatrocinador

Noticias Actualidad

Un detenido en Fuengirola como presunto miembro de una red que introducía iraníes en España por 15.000 euros

  • Escrito por Redacción

red--575x323

La organización proporcionaba a los inmigrantes ilegales pasaportes falsificados y los alojaba en hoteles en espera de su traslado a Reino Unido. En caso de incumplir sus directrices los vejaban y amenazaban

La Policía Nacional ha desarticulado, con seis arrestos en Madrid y uno más en Fuengirola, una organización internacional supuestamente dedicada al tráfico de personas que introducía en España y en el Reino Unido a ciudadanos de origen iraní previo pago de 15.000 euros. En nueve meses la red habría traficado con más de 50 personas.

Según ha informado este jueves en una nota la Policía Nacional, para completar las investigaciones se han realizado también registros en Madrid y la citada localidad malagueña en los que se han intervenido 100.000 euros en efectivo escondidos en maletas con doble fondo.

También se han incautado cajas fuertes y documentación relacionada con la organización que está siendo analizada por expertos policiales, además de 47 pasaportes falsificados de distintos países europeos; principalmente de Francia, Grecia y Reino Unido, vehículos de alta gama, soportes informáticos y teléfonos móviles.

Las investigaciones se iniciaron cuando los agentes detectaron en el aeropuerto de Bilbao un grupo de cuatro ciudadanos iraníes, uno de ellos menor, que pretendían desplazarse al Reino Unido mediante pasaportes griegos falsificados. A raíz de ahí, comenzaron las investigaciones policiales que llevaron a determinar la existencia de una organización internacional asentada en España y que contaba con la logística necesaria para el tráfico de migrantes desde Oriente Medio.

El 'modus operandi' consistía en facilitar la entrada en territorio Schengen de ciudadanos de Irán mediante la emisión de manera fraudulenta de visados en sus pasaportes legítimos. Tras el cobro de cantidades de dinero que oscilaba entre los 10.000 y los 15.000 euros por persona, los operantes de la red entregaban a los inmigrantes billetes de avión con destino a países de la Unión Europea.

Una vez en Europa, llegaban a Madrid y una vez allí contactaban con miembros de la red que les facilitaban alojamiento en establecimientos hoteleros y les proporcionaban pasaportes falsificados con los que viajar a Reino Unido. De este modo, los inmigrantes llegaban a la capital y esperaban en los hoteles dispuestos por la organización hasta que les proporcionaban los documentos, que llegaban hasta el grupo criminal desde Grecia a través del correo postal urgente.

Trato vejatorio

El control ejercido por la organización sobre los inmigrantes era absoluto y estaba perfectamente planificado para eludir un posible seguimiento policial de las comunicaciones, según informa el comunicado. Uno de los miembros, utilizando identidades falsas, compraba dos tarjetas de telefonía móvil por cada persona. El inmigrante recibía una de las tarjetas y la otra era utilizada el operante personalmente para darle instrucciones, según informa la Policía.

Se les prohibía hablar con terceras personas y el principal miembro de la organización era el encargado de acompañarles hasta el aeropuerto, separándose de ellos al entrar y dándoles vía telefónica directrices sobre cómo acceder a los filtros y embarques.

En caso de ser detenidos por la falsedad de los pasaportes facilitados, los traficados llevaban aprendidas informaciones falsas y formas de actuar que debían tener ante la policía para evitar dar datos que pudieran llevar a la desarticulación de la red criminal.

El trato de los traficantes hacia los inmigrantes era "vejatorio y denigrante, insultándolos y amenazándolos, tanto a ellos como a sus familiares en Irán en el caso de que no obedecieran las directrices que les daban", según incide la Policía.

Colaboración internacional

La dimensión de la organización ha requerido la colaboración internacional de la agencia británica Ralon, cuyas informaciones, junto a las investigaciones realizadas por agentes españoles, llevaron a la Policía a determinar que la red, que llevaba operando más de dos años, estaba "perfectamente estructurada, con funciones claramente delimitadas para cada uno de sus miembros".

La organización se dividía en dos subestructuras, de modo que una se encargaba de la logística y otra de la financiación. La subestructura de logística presuntamente controlaba todos los movimientos de los inmigrantes traficados e incluía el aparato de falsificación, establecido en Atenas, que se encargaba de aportar los documentos necesarios para que aquéllos pudieran llegar a Reino Unido. La de financiación, por su parte, aportaba al grupo criminal liquidez para mantener la logística, realizando pagos en efectivo cuando era necesario y proporcionaba cobertura legal a movimientos ilícitos de dinero entre Irán y España.

La organización contaba, además, con la colaboración de una empresa legal de importación-exportación entre ambos países, donde los traficados ingresaban un dinero en Irán que luego era desembolsado en España por el principal responsable de dicha empresa. Dicho responsable, a pesar de encontrarse en situación ilegal en este país, "no ocultaba su alto estatus económico, viviendo en una zona residencial de Madrid o conduciendo un coche de alta gama".

La operación ha sido llevada a cabo por la Brigada Central de Falsedades Documentales de la Comisaría General de Extranjería y Fronteras y la Sección de Blanqueo de Capitales de la Comisaría General de Policía Judicial con la colaboración de las Ucrif de Bilbao, Granada, Madrid y Toledo, Sección de Guías Caninos de la Comisaría General de Seguridad Ciudadana, el G.O.I.T de la División Económica y Técnica y la agencia policial del Reino Unido Ralon.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

WEBS RECOMENDADAS

Benemérita al día

Actualidad

Cultura y Sociedad

Otras Secciones

Boletín de Noticias

SUSCRÍBETE >> Recibe gratis todas las noticias en tu correo
Términos y Condiciones